Actualidad

ZeC propone crear refugios climáticos en los barrios de Zaragoza para hacer frente a las temperaturas extremas

El portavoz de Zec en el Ayuntamiento de Zaragoza, Pedro Santisteve. Foto: Europa Press
Zaragoza

El grupo municipal de Zaragoza en Común (ZeC) en el Ayuntamiento de Zaragoza ha propuesto la creación de refugios climáticos en los distritos y el centro de la ciudad para combatir las altas temperaturas, que ya han hecho otras ciudades como Vitoria, Sevilla, Málaga o Barcelona.

Consiste en adaptar espacios mediante intervenciones urbanísticas, de infraestructuras y también en equipamientos de manera que se generen espacios con accesibilidad, espacios de sombra, zonas de descanso y fuentes públicas que permitan a los vecinos disfrutar de un espacio público adecuado para sobrellevar las crecientes olas de calor consecuencia del cambio climático.

La propuesta de ZeC comienza por el desarrollo de un Plan de creación de Oasis o Refugios Climáticos para combatir las altas temperaturas, en todos los distritos urbanos y rurales de la ciudad, implementando medidas en plazas, equipamientos y espacios públicos.

"Hay muchos vecinos cuyas casas no reúnen unas condiciones de confort para hacer frente a estas olas de calor y el actual precio de la luz y la emergencia climática hace aconsejable optimizar los recursos públicos", ha defendido el portavoz de ZeC, Pedro Santisteve.

Una treintena de espacios

El proyecto de la Red de Oasis Climáticos para Zaragoza de ZeC pretende transformar 29 espacios, plazas, parques y equipamientos, al menos uno por cada distrito urbano y rural, con tres ejes de actuación que corresponden a tres medidas de diferente carácter.

Las medidas azules son puntos de agua, con el mantenimiento de las fuentes ya existentes e instalación de nuevos puntos; las medidas verdes son la creación de espacios de sombra y vegetación, con la plantación de árboles y la instalación de toldos; y las medidas grises son actuaciones sobre los edificios públicos para mejorar su aislamiento y eficiencia energética.

Este plan comenzaría con la apertura de 29 espacios acondicionados repartidos por todos los barrios, dirigidos sobre todo a los colectivos más vulnerables, como los niños, las personas mayores y con enfermedades crónicas. Todos los Oasis Climáticos deberán estar debidamente señalizados y podrán consultarse en un mapa.

Participación ciudadana

Además, la ZeC ha solicitado que su desarrollo se genere a partir de procesos participativos que posibiliten la intervención de la ciudadanía a la hora de decidir sobre la ubicación y diseño de estos oasis o refugios, contando también con la participación de Comisión de Cambio Climático, mediante una metodología que permita espacios de diálogo, deliberación y toma decisiones acompañados de técnicos municipales.

"Este proyecto es una oportunidad de abrir un proceso de transformación urbana a la participación ciudadana, en el que podrían implicarse, como ha ocurrido en otras ciudades, los vecinos de los barrios a la hora de consensuar el diseño de los espacios y las necesidades específicas", ha señalado Pedro Santisteve.

Financiación europea

Las ciudades de Barcelona, París y Sevilla, entre otras ya han comenzado a realizar proyectos en este sentido, recibiendo en el caso de la capital catalana la financiación del Urban Innovation Action, un programa de la Comisión Europea para adaptar escuelas al cambio climático.

En concreto, Barcelona ha recibido una subvención FEDER de cuatro millones de euros --más un millón de euros de aportación municipal-- y el compromiso es llevarlo a cabo durante el periodo del 2019 al 2022.

"Esta es una oportunidad para que Zaragoza pueda presentar proyectos de calado que cumplan con los objetivos de Desarrollo Sostenible y beneficiarse de estas ayudas", ha defendido Santisteve, quien ha apostado porque la capital aragonesa "comience a prepararse ya" ante el desafío que supone hacer frente a altas temperaturas que, según las proyecciones climáticas, afectarán a la capital como consecuencia de los efectos del cambio climático.

Además, Santisteve ha recordado que la recientemente aprobada ley de Transición energética exige, en su Artículo 21, la consideración del cambio climático en la planificación y gestión territorial y urbanística, así como en las intervenciones en el medio urbano, en la edificación y en las infraestructuras.

Esta norma también incluye la modificación de la Ley del suelo y de rehabilitación urbana en la que por primera vez se recoge una lista de riesgos derivados del cambio climático, ha indicado ZeC en una nota de prensa.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin