Actualidad

Cuatro meses de prisión y una multa de 747 euros por uso fraudulento de la Tarjeta Lazo en Zaragoza

Tarjeta Lazo de Zaragoza. Foto: Europa Press
Zaragoza

El Juzgado número 5 de Zaragoza ha condenado a un hombre a cuatro meses de prisión y 747,56 euros de multa, más los intereses, por un delito de estafa por usar de forma fraudulenta la Tarjeta Lazo, emitida por el Ayuntamiento de la capital aragonesa y el Consorcio de Transportes del área metropolitana.

El acusado estuvo poniendo saldo de forma virtual en dicho soporte a través de una aplicación que se había descargado en el móvil. La alerta saltó en uno de los controles rutinarios que realiza el Consorcio de Transporte, denunciante del fraude, cuando descubrió que esta persona disponía de un saldo y, a la semana siguiente, sin realizar ninguna recarga lícita en uno de los puntos autorizados para ello, tenía un saldo bastante superior para seguir gastando.

En estos momentos, la Policía Nacional sigue investigando a otros usuarios ya que el Consorcio ha denunciado más usos fraudulentos por parte de otros usuarios, ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza en una nota de prensa.

Según ha detallado, el pasado mes julio, el Consorcio de Transporte del Área de Zaragoza se personó en dependencia policiales para denunciar varios delitos de estafa en el uso de la Tarjeta Lazo. Concretamente, respecto al que ya se tiene sentencia firme, el Consorcio presentó un informe de las operaciones realizadas por esta persona, según el cual no coincidían el saldo inicial y final, y en la que en algunos casos las diferencias eran de 50 euros, por lo que establecieron la existencia de recargas fraudulentas.

El denunciante, en el acto en la comisaría, también facilitó los datos de la persona que estaba realizando los usos fraudulento ya que todos los pagos realizados con la tarjeta Lazo se estaban efectuando en la zona azul de la ciudad, cuyas órdenes van asociadas a una matrícula de coche, por lo que se pudo localizar fácilmente al defraudador.

Reconoce los hechos

Una vez localizado, el denunciado reconoció los hechos en dependencias policiales y manifestó que realizaba las recargas fraudulentas a través de una app que se había descargado meses antes en su teléfono móvil.

Tras el juicio, el juez condenó al acusado como responsable de un delito de estafa a la pena de cuatro meses de prisión, con igual plazo de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo y pago de las costas causadas. Además, se le impone una multa de 747,56 euros, más los intereses legales devengados desde la sentencia firme.

Una vez finalizado este primer proceso, la Policía Nacional sigue investigando otros casos de personas que están haciendo un uso fraudulento de la Tarjeta Lazo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin