Actualidad

El CEO de Moderna, Stéphane Bancel, regalará parte de su fortuna a la caridad

  • Explicó que a sus hijos no les faltará de nada y que "el resto lo regalará"
  • Bancel cuenta con una fortuna estimada en 4.900 millones de dólares
  • Focalizará sus esfuerzos en áreas como la atención médica y la seguridad alimentaria
Stéphane Bancel, CEO de Moderna. Foto: Bloomberg

Stéphane Bancel, CEO de Moderna, ha declarado que va a donar gran parte de su fortuna, estimada en 4.900 millones de dólares, según Forbes, a la caridad. De esta forma, el empresario francés se unirá a otros multimillonarios filantrópicos como Bill Gates, Warren Buffett, MacKenzie Scott (exmujer de Jeff Bezos) o Michael Bloomberg, entre otros.

Bancel está centrando sus esfuerzos caritativos en áreas como la atención médica y la seguridad alimentaria mundial, tal y como informa Bloomberg. El CEO de Moderna explicó que a sus hijos no les faltará de nada y tendrán cubiertas sus necesidades, como una buena educación y una casa familiar. "El resto lo vamos a regalar", confesó.

"No necesitamos mucho dinero y queremos usarlo para ayudar al sufrimiento en el mundo", señaló Bancel en una entrevista durante el Foro Económico Mundial, o Foro de Davos, celebrado esta pasada semana en Suiza. 

Antes de dar comienzo a la donación, el CEO de la farmacéutica estadounidense tiene pensado vender algunas acciones de Moderna, aunque según comunicó este miércoles va a deshacerse de todas ellas, en concreto 4.160.000.

En estos momentos, Bancel cuenta con una participación en Moderna del 5,4% y vender gran parte de estas acciones podría generar unos 355 millones de dólares para obras de caridad, según reconoció en Bloomberg.

El consejero afirma que nunca ha tocado estas acciones, pero sí ha vendido y regalado otras que anteriormente había comprado con los ahorros familiares antes de que la empresa pasase a ser pública.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.