Actualidad

Bernardo Cremades, primer zaragozano en la Academia de Derecho de Perú

  • El jurista es también desde el año 2017 Académico Numerario de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España
El jurista Bernardo Cremades Sanz-Pastor.
Zaragoza

El Consejo Directivo de la Academia Peruana de Derecho ha acordado por unanimidad la incorporación de Bernardo Cremades Sanz-Pastor como Académico Honorario.

Esta es la más alta calidad contemplada en los Estatutos de la organización respecto de juristas extranjeros de excelente trayectoria y se ha concedido por su destacada labor académica y profesional.

"Siempre es un orgullo ver reconocido tu trabajo y es un honor haber sido elegido para formar parte de la Academia Peruana", explica Bernardo Cremades Sanz-Pastor. "Los juristas españoles somos muy valorados en Perú. De hecho, hay ya otros españoles como académicos honorarios lo que da idea del alto nivel profesional de los juristas de nuestro país", añade.

Bernardo M. Cremades es socio fundador de la firma B. Cremades y Asociados, Catedrático de la Facultad de Derecho y Académico Numerario de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España.

Su actividad se centra principalmente en el arbitraje comercial internacional y de protección de inversiones. Además, ha actuado como abogado de parte, co-árbitro y presidente del tribunal arbitral en más de 370 arbitrajes.

Su experiencia profesional en el arbitraje abarca procedimientos ante los principales foros de arbitraje internacional del mundo. Bernardo M. Cremades participa de forma activa en DABs (Dispute Adjudication Boards) en el sector de la construcción, como un medio alternativo de resolución de conflictos.

A nivel internacional, Bernardo M. Cremades ha sido condecorado por el presidente de la República Federal de Alemania con la Verdienskreutz. También ha sido nombrado Chevalier de l'Ordre National du Mérite por el presidente de la República Francesa. En España, fue condecorado con la Orden de Isabel la Católica, la Orden del Mérito Civil y la Gran Cruz de la Orden de San Raimundo de Peñafort por su gran aportación al desarrollo del arbitraje.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin