Actualidad

Cuidado con tu jardín: detenido un hombre por robar plantas valoradas en 600.000 dólares para venderlas en Asia

  • Las suculentas son muy apreciadas en Asia, donde tardan años en crecer
  • Cada planta puede valer hasta 1.000 dólares en el mercado negro
Foto: Dreamstime

La caza furtiva no se limita exclusivamente a los animales salvajes. El creciente interés por coleccionar suculentas, muy apreciadas en Asia, ha dado lugar a redes internacionales que obtienen cientos de miles de dólares con su venta ilegal. Un negocio un tanto desconocido que esta semana se ha convertido en noticia después que el líder de una de estas redes se haya declarado culpable de desenterrar estas plantas en California para venderlas en el mercado negro asiático.

Las suculentas se caracterizan por sobrevivir a épocas de mucha sequía gracias a su capacidad de almacenar agua en su tallo, hojas y raíces. Mientras en Asia tardan años en crecer en los viveros, en la costa de California prosperan en estado salvaje. Por ese motivo, se han convertido en el objetivo de los cazadores furtivos de plantas, quienes puedes sacar hasta 1.000 dólares por cada ejemplar.

Uno de esos cazadores es Byungsu Kim, de Corea del Sur, que voló en 2018 junto a dos colaboradores a Los Ángeles, donde desenterraron más de 3.000 plantas de la playa estatal de DeMartin, el parque estatal de Del Norte Coast Redwoods y el de Russian Gulchpor, que en el mercado asiático podrían superar los 600.000 dólares.

Los cazadores furtivos contaron con la colaboración de un inspector de agricultura local que rellenó el papeleo necesario para enviar las plantas a Corea. A continuación, llevaron las suculentas a un exportador comercial de Los Ángeles, momento en el que fueron arrestados por cargos de contrabando estatal y a Kim se le confiscó su pasaporte. 

Al año siguiente, el líder de la red internacional obtuvo otro pasaporte y huyó a pie, junto a uno de sus colaboradores, a Tijuana, desde donde volaron a China para llegar después a Corea del Sur, según el comunicado del Departamento de Justicia de California. Fue detenido poco después en Sudáfrica por cargos similares y se enfrenta a una condena de cinco años en una prisión federal.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin