Actualidad

La Seguridad Social avisa de una serie de fraudes: no abras este correo

Foto: Seguridad Social

La Administración advierte de una nueva serie de fraudes electrónicos. Se trata de ciberdelincuentes que suplantan a la Seguridad Social enviando correos, aparentemente institucionales, en los que instan al ciudadano a descargar un informe sobre sus obligaciones tributarias.

El texto del correo reza: "Estimado(a) contribuyente: SeguridadSocial: Le informa que existen obligaciones, producto de una liquidación tributaria que se encuentra impagada. Puede descargar el informe generado por el SII en el siguiente enlace".

¿Cómo actuar si ya has abierto el correo?

La Seguridad Social avisa al ciudadano de que no descargue ninguna aplicación, ni pinche en los enlaces o archivos adjuntos. No obstante, en caso de haber caído en este fraude, recomienda dirigirse al Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE).

Desde esta entidad explican que, si ya se ha accedido al enlace, lo conveniente es realizar un escaneo de todo el equipo con el antivirus y seguir las instrucciones marcadas por el programa si detecta algún tipo de virus.

Como pautas generales, para evitar ser víctima de fraudes de este tipo, se recomienda:

- No abrir enlaces en mensajes SMS de usuarios desconocidos o que no se hayan solicitado. Lo mejor es eliminarlos directamente.

- En caso de que el mensaje proceda de una entidad bancaria legítima, nunca contendrá enlaces a su página de inicio de sesión.

- En ningún caso se debe contestar a estos SMS.

- Tener precaución al seguir enlaces o descargar ficheros adjuntos en correos electrónicos, mensajes en WhatsApp o redes sociales, aunque sean de contactos conocidos.

- Tener siempre actualizado el sistema operativo y las aplicaciones.

Por otro lado, cuando se trate de un correo electrónico, desde INCIBE recomiendan:

- Normalmente, la dirección de correo electrónico del remitente no coincide exactamente con el nombre de la entidad a la que pretende suplantar, utilizando en su lugar una dirección muy similar a la legítima.

- En otras ocasiones es evidente que la dirección de correo no tiene nada que ver con el servicio suplantado.

- Estos mensajes suelen comenzar con un saludo genérico del tipo "Estimado cliente", "Estimado contribuyente", o un número de factura ocultado parcialmente por asteriscos sin ningún otro dato que te identifique.

- El mensaje solicita información personal, un número de tarjeta de crédito o cuenta bancaria, o las credenciales de acceso a una cuenta.

El enlace que se recibe en el correo parece legítimo, por lo que hay que fijarse en la URL de la página a la que redirige. En algunas ocasiones la dirección de la web falsa es muy parecida a la legítima, solamente se diferencia en algún carácter de manera estratégica para pasar desapercibido, como por ejemplo los signos de puntuación.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin