Tecnología

Los rivales de Apple no temen al nuevo iPhone

  • Las novedades del 'smartphone' ya estaban descontadas por el sector
El nuevo iPhone Xs. Foto: Archivo

Las comparaciones no son odiosas, sino todo lo contrario. Los fabricantes de smartphones están acostumbrados a mirarse unos a otros, conscientes de que la fortaleza del rival es la debilidad propia. Ante esa tensión competitiva, la presentación de la nueva familia de iPhone exige al resto de la industria a hacer examen de conciencia y activar los mecanismos y reflexiones que consideren necesarios. 

Pese a ello, la opinión coincidente del sector apunta a que "no hay nada que temer", al menos con las especificaciones desveladas el pasado martes. Samsung y Huawei, en calidad de competidores directos de Apple, se aferran a sus terminales de bandera para mirar la botella medio llena. Nada les quita el sueño.

Los surcoreanos con sus Galaxy S9+ y el Note 9 y el chino con su P20 Pro tienen argumentos tecnológicos suficientes como para afrontar la pelea con absoluta tranquilidad. En el mismo segmento de mercado también se incluyen el Pixel de Google, One Plus 6, LG y Xiaomi, que según los analistas consultados no consideran que el iPhone suponga una ruptura relevante con todo lo anterior.

La compañía californiana pondrá a la venta su nueva familia de dispositivos el próximo 21 de septiembre, con el iPhone Xs Max como buque insignia. Es decir, hasta entonces no se podrán analizar al detalle las aportaciones de los nuevos smartphones, por lo que las conclusiones de las comparaciones previas deben tomarse con cautela.

Asimismo, en los próximos días se presentarán nuevos equipos llamados a disputar la Liga del iPhone, como es el caso de los Mate 20 de Huawei, que verán la luz el próximo 16 de octubre en Londres, o el Pixel 3, que se presentará el próximo 4 de octubre.

Algunos expertos creen que marcas como Huawei ya han adelantado a los iPhone

Dicho lo anterior, entre los alicientes técnicos de los nuevos iPhone de alta gama sobresalen la pantalla Súper Retina, la cámara dual mejorada, el primer chip de 7 nanómetros en un smartphone -el chip A12 Bionic con Neural Engine de última generación-, así como un sistema de reconocimiento facial más ágil, un sonido más potente y la primera SIM dual para iPhone. Ante ese plantel, los expertos consultados consideran que los fabricantes de algunos de los smartphones de alta gama ya van por delante del gigante californiano.

Entre otros detalles, los terminales de bandera de Huawei ya disponían del sistema dual SIM desde hace cuatro años, ahora extendido a dos cuentas distintas de WhatsApp o Facebook en el mismo terminal. Lo mismo sucede con el desbloqueo facial, con sistemas alternativos de huella o iris, además del rostro, entre los rivales del iPhone.

Excluido el intangible de la marca -ante el que no existen datos objetivos susceptibles de análisis-, el resto de las consideraciones permiten comparar conceptos homogéneos. De esa forma, la pantalla del iPhone Xs Max -de 6,5 pulgadas- es mayor que sus comparables, pero en resolución no alcanza a las de los Samsungs.

También mandan los coreanos en eficiencia de la batería, con 4.000 mAh, tanto el Galaxy S9 plus como el nuevo Note 9. La seguridad es otro plato fuerte de Samsung así como la incorporación de un puntero en su Note 9, elemento diferencial en el mercado.

La cámara del iPhone también admite el debate, ya que no se trata únicamente de incluir las mejores ópticas o el mayor número de megapíxeles, sino que cada vez más influye la integración del hardware de los componentes de la imagen con el software y la inteligencia artificial (IA). De esa forma, Huawei se convierte en el rey de la noche con su estabilizador inteligente de imagen o con la capacidad de aplicar el modo retrato cuando sea el caso, sin necesidad que el usuario lo configure.

¿Qué valora el consumidor?

A grandes rasgos, las decisiones de compra que los usuarios valoran especialmente son aspectos como el precio, diseño, prestaciones de la cámara, autonomía, pantalla y capacidad de almacenamiento y proceso. La inteligencia artificial o la seguridad todavía no inclinan la balanza hacia uno u otro terminal. Poco a poco se añaden características que hace unos años resultaban exclusivas, pero que ahora se han generalizado, como la biometría, resistencia al agua, la conectividad NFC para los pagos con el móvil, carga inalámbrica y estabilizador de imagen.

El hecho de que los móviles de Apple funcionen con un sistema operativo propio y cerrado también marca diferencias entre la relativa uniformidad de los Android del resto de sus rivales.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Real y dad
A Favor
En Contra

Si eres pijo, necesitas la manzana.

El 90% de sus usuarios no van a exprimir sus posibilidades.

Puntuación 6
#1