Gestionar la crisis o ser arrastrado por ella: ganadores y perdedores del procés

23/11/2017 - 8:12
  • Vencedores y vencidos en el independentismo y el unionismo ante el 21D
Ilustración: Pixabay / elEconomista.es

Siempre que termina hay una contienda se proclama a los vencedores y se denosta a los vencidos. Si la guerra la ganan los tuyos, al apagarse las llamas jaleas a los héroes, lloras a los caídos y persigues a los villanos. Si la ganan los otros, lamerás tus heridas pensando igual, pero aprendiendo a esconderlo para evitar nuevas hostilidades.

El procés de Cataluña ni ha sido una guerra, ni ha terminado todavía. Aquí ambos lados siguen apoyando a los suyos, siguen levantando sus banderas y siguen movilizando a sus tropas, tanto en el mundo real como el digital. Ha habido sangre, se ha vulnerado la ley, se ha detenido a adversarios y se ha huido del campo de batalla. Y, aun sin terminar y sin ser guerra, también tiene ya a algunos vencedores y a algunos vencidos -lo de los héroes y villanos ya dependerá del gusto de cada cual-.

Los aparentes ganadores

A río revuelto, ganancia de políticos pescadores. Es lo que ha sucedido a algunos representantes de perfil medio en el escenario político que, gracias a la tensión de estos últimos años, ha sabido hacerse un hueco destacado.

El mejor ejemplo es seguramente el de Inés Arrimadas, que ha pasado de ser la brillante escudera de un partido minoritario en el ámbito autonómico a convertirse en la líder opositora del Parlament catalán y una destacada promesa de futuro para la que ya es cuarta fuerza del país y garante del Gobierno nacional.

En un espectro político diferente han emergido dos caras mucho más veteranas. Una es la de Miquel Iceta, el líder del socialismo catalán que consiguió mantener su barco a flote en mitad de la tempestad. Su discreta mediación con Puigdemont y la enorme crisis de liderazgo de su formación a nivel nacional le han elevado, junto al supuestamente retirado Josep Borrell, hasta la primera línea del debate.

Más a la izquierda ha destacado en el debate el exdiputado nacional Joan Coscubiela. El que fuera líder sindical recalaba en el Parlament ya en retirada tras su paso por Madrid, pero se encontró en medio de todos los focos cuando se convirtió en el mayor opositor al independentismo surgido desde la izquierda. La forma en que Esquerra, las CUP y hasta algunos compañeros de coalición le atacaron le valieron el apoyo de acérrimos rivales.

Por último, también se colaron en el debate público figuras teóricamente ajenas al mundo político. Es el caso de 'los Jordis', dirigentes de organizaciónes cívicas como ANC y Òmnium que, según la Justicia, han tenido un peso político determinante. Uno de ellos, Jordi Sànchez, ya ha dado el salto -desde la cárcel- a un puesto de salida en la lista de la exConvergència.

Junto a ellos Carme Forcadell, que también ha dado un salto de gigante en el 'ranking' político de las listas, y el 'major' Trapero, elevado a los altares por la gestión de los Mossos de los atentados de Barcelona y Cambrils y denostado ahora por quienes le alababan por considerársele colaborador necesario en todo el desarrollo de los acontecimientos desde el 1 de octubre.

Los evidentes perdedores

Pero no todo son protagonistas que han emergido de forma más o menos inesperada en el fragor de la batalla política. También ha habido antiguos comandantes que han caído a los pies de los caballos, a quienes la refriega se ha llevado por delante.

El primero en hacerlo fue Jordi Pujol, padre de la política catalana moderna a quien la escalada de revelaciones alrededor de su partido acabó acorralando. El segundo fue su heredero, Artur Mas, que tuvo que sacrificarse para garantizar la investidura de un president soberanista con una mayoría que era imposible sin que las CUP levantaran el veto sobre él. Cierto es que en los últimos meses ha sabido reaparecer en escena susurrando al oído de Puigdemont, pero se antoja difícil un retorno a primera línea.

Tras Mas también cayó quien fuera su gran aliado, Josep Antoni Duran i Lleida. En realidad, él fue quien renunció, separando su Unió de una Convergència cuya hoja de ruta independentista había vuelto ajena y hostil. El problema vino cuando, sin el acomodo de CDC, su formación se diluyó para desaparecer de las Cortes.

El último en caer aún no ha caído: Carles Puigdemont, ungido heredero por Mas cuando tuvo que renunciar, tendrá que pagar el precio de lo hecho. Quizá sea cárcel, quizá sea exilio, quizá sea inhabilitación, quizá sean las urnas: hasta ERC se ha negado a reeditar una alianza electoral a sabiendas de que eso sólo haría que impedir su victoria. El president 'legítimo', como se proclama, es un cadáver político... a no ser que encuentre un truco que le devuelva a la vida, algo que aún no es descartable.

Los enigmas por resolver

La batalla política en Cataluña sigue en marcha. El escenario probable ahora mismo es que Esquerra gane las elecciones, y que el futuro inmediato dependa de que lo haga con o sin mayoría. El primer escenario nos devolvería a la casilla de salida -aunque faltaría por ver si Junqueras sería president o estaría inhabilitado-, mientras que el segundo abocaría a la región a una inestabilidad aún mayor que la vivida hasta la fecha.

Falta por ver cuál es el destino de quienes todavía combaten. Son aquellos que, por distintos motivos, han cambiado de frente. Como Xavier Domènech, que regresa a Cataluña para liderar el frente de Podemos en la región tras un periodo convulso de resultados decepcionantes e indisciplina interna. O como Albano Dante Fachín, líder descabalgado por mostrarse a favor del independentismo, que ha acabado creando una marca propia con demasiada poca antelación como para concurrir con garantías.

También es el caso de Ramón Espadaler, conocido miembro directivo de la extinta Unió a quien el PSC ha rescatado para sus listas. La intención es buena -mostrar amplitud e integración política-, pero el efecto quizá devastador para los socialistas por las muy conservadoras políticas en materia familiar de su nuevo fichaje. O el de Santi Vila, el único conceller del Govern crítico con el devenir del procés, que ha paseado su salida de prisión por no pocos medios de comunicación y que ya ha sido descrito por algunos como un 'Macron catalán' en busca de un proyecto político propio.

Junto a todos ellos, un nombre más para sumar a la lista de incógnitas: el de Ada Colau. El papel de la alcaldesa de Barcelona, una figura tan controvertida para unos como amada para otros, es el propio de una política nata: unos días con unos, otros con los demás... y ella siempre en medio del tiro de cámara. Hay quien la ve como futura candidata de consenso en una Cataluña bloqueada, como una presidenta inevitable ante una situación insalvable. Pero seguramente esa batalla todavía no le haya llegado.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 29

#1
23-11-2017 / 09:58
Puntuación -30

En España hay crisis desde 2007 porque el 99,99 % de los españoles son fumadores de tabaco y porros. Por eso no tienen dinero suficiente para comprarse un piso. Se lo gastan todo en tabaco y porros.

La única solución factible es prohibir la fabricación, la comercialización y el consumo de tabaco y porros. Con penas de prisión de 50 años para quienes infrinjan la nueva Ley Antitabaco que entrará en vigor el 1 de enero del 2018.

#2
23-11-2017 / 10:02
VIVA EL GARROTE VIL
Puntuación 10

Si metiéramos en la cárcel a todos los catalanes independentistas, respiraríamos un aire más puro. Pues, precisamente, son ellos quienes fuman tabaco y porros.

#3
23-11-2017 / 10:07
david pérez
Puntuación -6

# 2

pues, entonces, eso significa que el 99,99 % de los españoles (según el # 1) son catalanes independentistas..... porque, según dices, son los únicos que fuman.....

te olvidas de los votantes de "unidos podemos".... esos también fuman tabaco y porros....

en españa, los catalanes independentistas son una minoría..... no representan ni el 0,000000000000001 % del conjunto de los españoles.

#4
23-11-2017 / 10:10
LAS VERDADES DUELEN
Puntuación 11

Fumadores de tabaco y porros en España:

El 99,99 % son votantes de Unidos Podemos.

El 0,01 % son votantes de la CUP y ERC.

#5
23-11-2017 / 10:27
ja
Puntuación 6

Los perdedores son los que ahora están en la prisión siendo vejados por los sodomitas. Que se lo digan al osito que lleva ya varias semanas que no se puede sentar del dolor en el ojete.

#6
23-11-2017 / 10:39
3,4, y 5
Puntuación 12

3

Vaya matemáticas que has estudiado, o sea que los indepes ganan en cataluña con el 46%, unos 3 millones de votantes, sobre los 21 que votan en toda España en las generales creo que salen la 1/7 parte de los votantes de toda España.

4

No me preocupa la gente que fuma porros porque suelen quedarse tranquilitos viendo la luna, me preocupan los que se empolvan la nariz, bebenm demasiado y pagan compañía ajena, a la vista está que les dá por la violencia y las demencias psicóticas.

5

Ya cansas con tu rollo homofóbico, sal del armario, el amor es bueno, no tiene nada de malo.

#7
23-11-2017 / 11:49
Artur, antes Arturo
Puntuación 24

Me pregunto qué pinta Artur Mas saliendo en la foto?. Después de lo de los Pujol, del 3%, de Convergencia, de sus promesas incumplidas aun no se da cuenta que pertenece al pasado y que desprestigia a los que se acerca.

#8
23-11-2017 / 13:11
KLO
Puntuación 29

El único perdedor es la ciudadanía de Cataluña. El denominado proces, no es otra cosa que un chantaje supremacista de las élites Políticas de Cataluña, que con su Nazionalismo xenófobo han querido plantear un reto suicida a la constitución y que ha acabado por deteriorar a una región, que de ser el motor de la economía española, va a convertirse en el furgón de cola, tanto en el sentido económico como social.

#9
23-11-2017 / 13:17
ojo
Puntuación 18

No hay que bajar la guardia, miremos bien en la etiqueta donde está fabricado. Convence a tu padre, madre, hermanos... que miren bien de donde vienen los productos que compran y a donde va a parar su dinero.

#10
23-11-2017 / 13:28
GRACIAS, LIDL
Puntuación 25

En el Lidl ya pone en los estantes "producte de la nostra terra" (producto de nuestra tierra). Se refiere a Cataluña. ¡Estupendo! Lidl ya nos indica qué productos no debemos comprar.

#11
23-11-2017 / 13:30
QUEDA CLARO
Puntuación 10

El número 4 ya lo dice bien. Él se refiere únicamente a los fumadores españoles.

Es evidente: ningún votante del PP o Ciudadanos fuma tabaco y porros.

Los drogadictos son siempre izquierdosos.

#12
23-11-2017 / 13:31
PENA DE MUERTE PARA LOS FUMADORES
Puntuación 5

# 6, pues a mí sí me molesta -¡y muchísimo!-

la gentuza que fuma tabaco y porros por la calle..... se podrían encerrar en el lavabo de su casa, ¿no crees?

#13
23-11-2017 / 13:36
Puntuación -6

La primera causa de divorcio en España es porque su pareja (hombre o mujer) es una pu-ta fumadora. En un matrimonio, normalmente, quien fuma suele ser la mujer.

Por eso, los curas siempre dicen: "Yo os declaro marido y... drogadicta fumadora. Amén".

#14
23-11-2017 / 13:36
11 y 12
Puntuación 6

11 y 12

Me encantaria seguir debatiendo la realación que hay entre los tipos de drogas, las opciones políticas, la evidente relacion entre los tipos de drogas y la música y las expresiones intelectuales, o entre las drogas y las actitudes y mensajes sociologicos y los tipos de personalidades que los lanzan en público, sus maneras, sus trajes y sus amenazas y opiniones y su relación con las drogas.

Pero es que debatir la evidencia es tan infantil....

#15
23-11-2017 / 13:46
rubén díaz
Puntuación 7

El tabaco siempre ha sido fumado por las clases más bajas de la sociedad española. Los fumadores, de toda la vida, suelen ser votantes de partidos políticos de izquierdas.

Cristóbal Colón trajo el tabaco desde América Latina hasta España. Sin embargo, estos izquierdosos fumadores, en lugar de estar agradecidos, maldicen a Cristóbal Colón. Según ellos, la conquista de América fue un genocidio. Jajajajaja.

Lo que es un genocidio es esa música horripilante, tan de moda en el Caribe, denominada reguetón. Eso sí que es un genocidio para toda la humanidad.

#16
23-11-2017 / 13:58
no todos iguales
Puntuación -14

Para 7.- Cierto que Mas, Pujol, 3%, Palau han hecho mucho daño al independentismo, es muy cierto. Ahora bien, no todos los independentistas somos iguales. Esquerra no tiene nada que ver con la corrupción, no metamos a todos en el mismo saco, por favor. Entre Mas y Junqueras hay un abismo.

#17
23-11-2017 / 16:12
Humorista en el paro
Puntuación -7

Soy el número 1.

13 asquerosos fumadores me han dado un voto negativo.

Esto demuestra que el 99,99 % de los españoles son fumadores. No iba mal encaminado.

#18
23-11-2017 / 16:23
Puntuación 5

Número 17, ya lo dices bien. Quien no entiende de Matemáticas es el número 6.

Según el censo del año 2016, en España había 46.468.102 habitantes.

Sin embargo, actualmente (noviembre del 2017), en España hay únicamente 14 habitantes; de los cuales, 13 son fumadores. El único que no fuma es el comentarista número 1.

Los demás ya se han muerto gracias al cáncer de pulmón. Y yo seré el siguiente en morirme. xD

#19
23-11-2017 / 16:26
BARCELONA APESTA A TABACO Y PORROS
Puntuación 3

# 18, te mereces un Premio Pulitzer por tu brillante comentario.

¡Muy buena tu campaña antitabaco! Jajaja. ;)

#20
23-11-2017 / 16:31
JAJAJAJAJAJAJA
Puntuación 3

numero 18, tu de matematicas andas flojillo.....

el 99,99% de 14 habitantes es 13,9986 habitantes (es decir, 14 habitantes; si lo redondeamos, claro).

#21
23-11-2017 / 16:34
jpg17
Puntuación 6

iba a escribir algo razonable referente al tema expuesto, pero visto las idioteces que se publican aqui lo dejo correr

#22
23-11-2017 / 17:00
espía neofranquista
Puntuación 3

El número 21 es otro fumador más.

#23
23-11-2017 / 17:18
hhh
Puntuación 3

Para fumadores el osito y sus colegas, imaginaos los puros que les están metiendo los sodomitas en prisión.

#24
23-11-2017 / 18:32
PATRICIA LÓPEZ
Puntuación 2

Número 10, pues Lidl la ha vuelto a liar parda en su nuevo catálogo de productos.

Juguetes para Navidad: caja registradora de plástico (de juguete). Evidentemente, y como no podía ser menos, con el logotipo de Lidl.

Y, ¡atención!, aparecen un niño como cajero de supermercado (quien cobra) y una niña como compradora (quien paga). Cuando podría ser perfectamente al revés: cajera de supermercado (niña) y comprador (niño).

Juguetes sexistas. Nada nuevo en España. ¿Hasta cuándo?

#25
23-11-2017 / 18:38
jose
Puntuación 13

La compra selectiva y su consecuencia inmediata, redistribución de las rentas, es el efecto mas beneficioso del proces, ya que contribuye a cohesionar el territorio y da nuevas oportunidades económicas a zonas mas desfavorecidas

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 110,83 -2,25 -1,99%
FRA 32,69 -0,34 -1,01%
ITA 146,78 -1,05 -0,71%
GRE 375,37 -4,95 -1,30%
POR 146,86 -4,00 -2,65%

Ecotrader



Evasión

El hotel más antiguo de Madrid

El hotel más antiguo de Madrid



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens