Uber Eats arranca en Barcelona en plena polémica por los falsos autónomos

Foto: Archivo

Uber Eats arranca este jueves en Barcelona con más de 150 restaurantes asociados (como Goiko Grill, Miss Sushi o Chivúos), un horario de 12 horas y sin pedido mínimo. El negocio de la comida a domicilio de Uber llega a la Ciudad Condal en plena polémica por el presunto uso de falsos autónomos por parte de este tipo de plataformas de reparto, como Glovo o Deliveroo, que llevan meses operando en Cataluña. No en vano, fue en la propia Barcelona donde los repartidores pusieron las primeras denuncias contra Deliveroo ante la Justicia y ante la Inspección de Trabajo por no contratarles como empleados por cuenta ajena.

Uber Eats, que también está en Madrid, opera con una red de autónomos que se conectan a su aplicación para llevar los pedidos de los restaurantes a las viviendas, oficinas o parques. Los repartidores firman con Uber un contrato comercial y, en principio, tienen plena libertad de trabajar con cualquier empresa y de rechazar pedidos, aunque están obligados a realizar las entregas con la mochila de Uber Eats y cumplir una serie de requisitos en el servicio, como en el resto de plataformas. En el caso de Uber, los repartidores asociados a la plataforma disponen de forma gratuita de un seguro de Axa con cobertura para accidentes personales, prestación en efectivo en caso de hospitalización y cobertura de daños personales o materiales a terceros. Glovo también trabaja en ofrecer una prestación similar y por lo que ha anunciado que empezará a cobrar a los repartidores por usar la app.

Barcelona fue la primera ciudad fuera de EEUU a la que llegó la plataforma de envío de comida a domicilio de Uber como plataforma piloto para desarrollar el proyecto por Europa. Los pedidos se pueden hacer a través de su web o su aplicación y usando los mismos datos de registro que su cuenta de Uber, que lleva apenas tres semanas activos en la ciudad.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 2

#1
05-04-2018 / 10:02
Visionario
Puntuación 6

Vamos camino de la neo esclavitud tecnológica, donde una macro empresa de Silicon Valley se forra a costa del esfuerzo de cuatro pringados que desesperados por encontrar trabajo hacen lo que sea por un pequeño ingreso.

Manda narices que haya gente que aplauda éste tipo de cosas y las considere "adaptación a los tiempos modernos"

#2
06-04-2018 / 00:52
Puntuación 0

Al final..., con tantas aplicaciones no vamos a saber donde pedir la comida.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

El Flash del mercado






El flash: toda la última hora

Boletines


Todos los boletines





Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 67,63 -1,47 -2,13%
FRA 21,04 -0,97 -4,40%
ITA 115,83 -2,95 -2,48%
GRE 340,02 -5,39 -1,56%
POR 105,93 -0,51 -0,48%

Ecotrader



Evasión

El perrito caliente de langosta

El perrito caliente de langosta



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens