Empresas y finanzas

Santander perderá 120 millones por la quita de la deuda de Duro Felguera

Logo de Duro Felguera. Foto: Archivo

El rescate que ha planteado la banca acreedora a Duro Felguera supondrá un golpe en sus balances de unos 235 millones de euros. La propuesta contempla una quita de cerca del 75% a la deuda financiera, que se aproxima a los 321 millones. Santander es la entidad más expuesta con un endeudamiento de 163 millones, por lo que el impacto superará los 120 millones. Le siguen Sabadell, CaixaBank, Bankia, Liberbank y BBVA. El plan de refinanciación, que el consejo de administración debe aprobar en los próximos días, se estructurará como una operación acordeón, de modo que repercutirá las pérdidas de 2017, cercanas a los 200 millones, en su patrimonio y ampliará capital por entre 100 y 125 millones. Así, los actuales accionistas, con las familias Álvarez Arrojo y Arias a la cabeza, se diluirán cerca del 95%.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) suspendió este miércoles la cotización de Duro Felguera antes del inicio de la sesión. Tras el cierre, la compañía que preside Acacio Rodríguez remitió un hecho relevante en el que explicó que "previa e inmediatamente anterior" a la ampliación de capital por entre 100 y 125 millones realizaría "una operación de ajuste patrimonial" y un ajuste de deuda que la fijaría "en niveles sostenibles en el entorno de 85 millones". Junto a esto, Santander, Sabadell, CaixaBank y Bankia aportarían liquidez adicional por 25 millones (línea backup), por la que podrían llegar a recibir el 6% del capital, y líneas de avales para nuevos proyectos por hasta 100 millones. Tras estas explicaciones, el regulador anunció el levantamiento de la suspensión de cotización con efectos del jueves a las 8:30 horas.

Según expuso Duro Felguera, "se podría prever una fuerte dilución para los accionistas actuales", aunque no la cuantificó. La ampliación de capital podría duplicar la capitalización actual de la firma asturiana, que alcanza los 62,4 millones. La empresa precisó, no obstante, que "las operaciones previstas garantizarían su estabilidad y viabilidad futura", así como "el mantenimiento del mayor número de puestos de trabajo posible". La operación de ajuste patrimonial vendría determinada por los resultados adversos de 2017 que "llevarán a la sociedad a un fuerte desequilibrio patrimonial" que sería reestablecido la refinanciación y la ampliación de capital.

Las pérdidas del último ejercicio de Duro Felguera se sustentan en las dotaciones no recurrentes por la deuda en Venezuela (46 millones), la actualización de litigios (61 millones), el deterioro de activos (33 millones) y por impuestos diferidos (50 millones). Esta última cifra, no obstante, podría variar tras la reestructuración. El total se situaría, por tanto, en torno a 190 millones. En la nota, Duro Felguera abundó en que los resultados operativos "se ven afectados por las desviaciones" de los proyectos de Recope (Costa Rica), Fluxys (Bélgica) y Vuelta Obligado (Argentina).

Exposición de 507 millones

La estrategia de Duro Felguera discurre igualmente por implementar un plan de desinversiones que incluye sus filiales DF Raíl, Núcleo y Epicom, así como activos inmobiliarios. A este respecto, la empresa confirmó la venta de su sede en Madrid al fondo de inversión británico Signal Capital, tal y como adelantó elEconomista. Por esta operación, que supera los 30 millones, el grupo obtendrá una liquidez de 7 millones.

La quita en la deuda de Duro Felguera obligará a las entidades acreedoras a acometer provisiones por alrededor de 235 millones. La exposición total de los bancos asciende a 507 millones, con una deuda financiera de 321 millones y avales por 186 millones. Santander, la entidad más expuesta, sufrirá un impacto de 120 millones. Sabadell, por su parte, con una deuda de 40 millones, será golpeada en casi 30 millones; CaixaBank en unos 25 millones; Bankia y Liberbank en más de 18 millones y BBVA en 15 millones.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Camionerotrabajador
A Favor
En Contra

Uy no... si la Botín paga por rescatar a Duro Felguera en vez de destruirla seguuuuuroooooo que le va a ir bien.

Que no se puede ser listo para el transatlántico Popular y bobo para la pedaleta de playa de Duro...

Puntuación 6
#1
Juanito
A Favor
En Contra

Duro Felguera estaba en recomendaciones de compra de todas las small caps

Empresas pequeñas hay que ir con mucho cuidado,a pesar de los analistas.

Puntuación 15
#2
largo
A Favor
En Contra

al 2.

eso mismo dije yo.

y lo mismo para el popular que tambien lo dije, la gente se vuelve loca al ver una accion por debajo de 1€ , yo creo que les gusta acomular papel, mira que dije que habia mejores acciones..... que no busqueis el chollo que al final os acabereis quemando... y eso lo avise 1 año y pico antes de la quiebra absluta del popular por mucho que la gente se empeñe que fue robado.

si fuese robado, el santander estaria en la carcel, que hay muchis fondos que sufrieron de perdidas millonarias y como muchi pueden arañar en el juzgado pero saben que poco mas

Puntuación 2
#3
torquemada
A Favor
En Contra

LarLas opciones privadas para salvar al Popular se multiplican a golpe de demanda

Si la resolución del Popular fue precipitada o si podría haberse salvado de otra forma, será algo difícil de acreditar. Pero alternativas privadas existían. Más allá del conocido interés del BBVA, Barclays o Deutsche Bank, el torrente de demandas ha sacado a la luz nombres como Pimco, Allianz y otros inversores dispuestos a rascarse el bolsillo para salvar al banco.

El bufete de abogados Kirkland & Ellis ha abierto un nuevo melón en el ‘caso Popular’ al presentar en un Tribunal de Nueva York una reclamación de arbitraje internacional contra España y el propio Santander para que la entidad entregue una serie de documentos que ayuden a la defensa de los afectados.

En este caso, el despacho, a través de Javier Rubinstein, defiende a un grupo de inversores mexicanos liderados por Antonio del Valle, que contaban con un 4% del capital del banco antes de la resolución. En concreto, se trata de 44 ciudadanos mexicanos y 10 sociedades entre las que figuran nombres sorprendentes como el de BBVA Bancomer (filial de BBVA), que aparece en el listado como grupo fiduiciario, además de otros fondos, firmas de inversión y una inmobiliaria.

Todos ellos habían adquirido 172.516.812 acciones de la entidad y 9.950.000 bonos antes de la resolución, valorando su inversión en 470 millones de euros en el transcurso de más de tres años. Más allá de las cifras, la importancia de la documentación aportada para sus reclamaciones reside en que las mismas sacan a la luz información clave sobre las alternativas que se manejaban para salvar Popular sin llegar a la resolución.

Para empezar, los afectados revelan la carta que BBVA escribió al propio FROB manifestando su interés en el Popular y las quejas por el escaso tiempo para analizar y preparar su oferta por el banco. “Si se dispusiera de información suficiente que permita analizar debidamente la operación y se pudieran modificar las condiciones, BBVA sí estaría interesado en participar en la misma –a la que también habían intentado entrar CaixaBank, Bankia y Sabadell-”, indicaba la entidad en su misiva al organismo.

Los inversores mexicanos recuerdan, además, que el Gobierno español mantuvo “negociaciones secretas” con el Santander de forma paralela antes de que el Proyecto Hipócrates, con el que se iniciaba el proceso de subasta del Popular, viese la luz. E “incluso antes de que la JUR tomase ninguna decisión sobre la resolución”.

go

Puntuación 1
#4
torquemada
A Favor
En Contra

largo

Las opciones privadas para salvar al Popular se multiplican a golpe de demanda

Si la resolución del Popular fue precipitada o si podría haberse salvado de otra forma, será algo difícil de acreditar. Pero alternativas privadas existían. Más allá del conocido interés del BBVA, Barclays o Deutsche Bank, el torrente de demandas ha sacado a la luz nombres como Pimco, Allianz y otros inversores dispuestos a rascarse el bolsillo para salvar al banco.

El bufete de abogados Kirkland & Ellis ha abierto un nuevo melón en el ‘caso Popular’ al presentar en un Tribunal de Nueva York una reclamación de arbitraje internacional contra España y el propio Santander para que la entidad entregue una serie de documentos que ayuden a la defensa de los afectados.

En este caso, el despacho, a través de Javier Rubinstein, defiende a un grupo de inversores mexicanos liderados por Antonio del Valle, que contaban con un 4% del capital del banco antes de la resolución. En concreto, se trata de 44 ciudadanos mexicanos y 10 sociedades entre las que figuran nombres sorprendentes como el de BBVA Bancomer (filial de BBVA), que aparece en el listado como grupo fiduiciario, además de otros fondos, firmas de inversión y una inmobiliaria.

Todos ellos habían adquirido 172.516.812 acciones de la entidad y 9.950.000 bonos antes de la resolución, valorando su inversión en 470 millones de euros en el transcurso de más de tres años. Más allá de las cifras, la importancia de la documentación aportada para sus reclamaciones reside en que las mismas sacan a la luz información clave sobre las alternativas que se manejaban para salvar Popular sin llegar a la resolución.

Para empezar, los afectados revelan la carta que BBVA escribió al propio FROB manifestando su interés en el Popular y las quejas por el escaso tiempo para analizar y preparar su oferta por el banco. “Si se dispusiera de información suficiente que permita analizar debidamente la operación y se pudieran modificar las condiciones, BBVA sí estaría interesado en participar en la misma –a la que también habían intentado entrar CaixaBank, Bankia y Sabadell-”, indicaba la entidad en su misiva al organismo.

Los inversores mexicanos recuerdan, además, que el Gobierno español mantuvo “negociaciones secretas” con el Santander de forma paralela antes de que el Proyecto Hipócrates, con el que se iniciaba el proceso de subasta del Popular, viese la luz. E “incluso antes de que la JUR tomase ninguna decisión sobre la resolución”.

Puntuación -1
#5
torquemada
A Favor
En Contra

LargoDel Valle acusa al Gobierno de vender a dedo Popular

Del Valle lleva a España ante el arbitraje internacional por Popular

Inicia un procedimiento contra Santander ante un juez de Nueva York.

El inversor Antonio del Valle, uno de las mayores fortunas de México y consejero de Popular en momento de la resolución, está quemando todos los cartuchos legales para recuperar el dinero perdido con el banco.

Del Valle encabeza un grupo de 55 inversores que perdieron 470 millones con la intervención ordenada por la Junta Única de Resolución (JUR).

Como adelantó EXPANSIÓN el 22 de febrero, Del Valle notificó hace unas semanas por carta a Mariano Rajoy su intención de iniciar un procedimiento de arbitraje internacional contra el Reino de España para recuperar su dinero basándose en la violación del Tratado bilateral de inversión entre México y España.

Considera que sus acciones han sido "expropiadas". Además, ha iniciado un procedimiento contra Santander ante un juez de Nueva York. Los procesos están liderados por Javier Rubistein, del despacho estadounidense Kirkland & Ellis.

La carta, a la que ha tenido acceso este periódico, dirige duras acusaciones contra el Gobierno de España y contra el Frob. Por un lado acusa al Gobierno de una participación activa en la resolución.

"El Gobierno de España lideró el cuestionable y deficiente proceso que resultó en la entrega de Popular a Santander por un euro, un proceso que comenzó antes de que se decidiese que Popular estaba en graves dificultades o existía la probabilidad de que fuera a estarlo", dice la carta. "Se ignoró por completo cualquier alternativa privada que podría haber evitado la resolución", añade.

El inversor mexicano denuncia graves irregularidades durante el proceso, en el que acusa al Gobierno español de haber actuado de forma "arbitraria" en sus anuncios de que no se iban a inyectar fondos públicos y de haber negado o pasado por alto la posibilidad de adoptar medidas que lograrían estabilizar la situación de liquidez del banco".

La carta añade:"Los funcionarios del Gobierno español, presuntamente, tuvieron negociaciones secretas paralelas con el Santander a la hora de tramitar y facilitar la venta de Banco Popular, incluso antes de que la Comisión Europea o la Junta Única de Resolución tomasen ninguna decisión en relación a la resolución de Banco Popular", dice la carta.

En su opinión, todo estaba orquestado para que resultara "prácticamente imposible" que alguien que no fuese Santander pudiera presentarse a la licitación dentro de la fecha límite para hacerlo.

Puntuación 1
#6
torquemada
A Favor
En Contra

Del Valle demanda al Santander en EEUU para que revele los papeles del Popular

El inversor mexicano que forzó la salida de Ángel Ron ha iniciado una ofensiva en la que ha demandado al Santander ante un juez de Nueva York para que revele documentos secretos

Nuevo giro judicial en el 'caso Banco Popular'. El mexicano Antonio del Valle, el consejero que inició la revuelta en el consejo para destituir a Ángel Ron como presidente en diciembre de 2016, ha lanzado una ofensiva por dos vías novedosas: ha demandado al Banco Santander en un juzgado de Nueva York para reclamarle los documentos secretos de la compra del Popular, y ha llevado al Gobierno español a un arbitraje internacional por violar el Tratado de Protección de Inversiones entre nuestro país y México. En agosto del año pasado ya se sumó a la legión de accionistas del banco que recurrieron su resolución ante el Tribunal General de la UE.

Del Valle tiene el problema de que no puede reclamar al Popular ni a su consejo puesto que él formaba parte del mismo. Por tanto, solo puede ir contra las autoridades que decidieron resolverlo (la JUR en europa y el FROB en España, dependiente del Gobierno) y contra su comprador, el Santander. En este último caso, ha solicitado al tribunal federal del Distrito Sur de Nueva York una figura de derecho estadounidense llamada 'discovery' (revelación) de varias categorías de documentos en poder de la entidad que preside Ana Botín y que considera relevantes para la resolución del Popular.

Una ley de EEUU permite que sus tribunales ordenen la revelación de pruebas para ayudar a procedimientos en el extranjero. En este caso, Del Valle y otros socios compatriotas suyos que aglutinaban el 4% del Popular —compraron la participación en 2013 por unos 450 millones— se escudan en que el Santander no solo opera en ese país, sino que vendió a inversores norteamericanos acciones de la ampliación realizada en junio para acometer la adquisición del banco intervenido.

Los principales responsables de Santander Consumer USA en el parqué de Wall Street. (EFE)

Entre la documentación solicitada, se encuentran las valoraciones realizadas por la entidad durante la subasta de Saracho y en la organizada por la JUR, así como las encargadas por este organismo (el informe de Deloitte, del que aún no se conoce la versión íntegra), las peticiones de liquidez de emergencia realizadas por el banco antes de su caída y la respuesta del Banco de España, las comunicaciones entre el Santander y el Gobierno o el análisis de la JUR de las medidas privadas disponibles para evitar la resolución (ampliación de capital o venta del banco, que había fracasado).

Puntuación 0
#7
Pedrote
A Favor
En Contra

D.F. saldrá muy reforzada de esta ampliación de capital, con una deuda de 85 millones, 1.410 millones de acciones, 125 millones en avales, una dirección nueva y pendiente de captar hasta 300 millones de litigios pendientes.

Puntuación -1
#8
PP
A Favor
En Contra

No entiendo nada. Los bancos aprobando una quita de deuda y la acción sube hoy un 6,70% . Si hay quita hay una reducción de capital a 0. O los bancos van a perder dinero y los accionistas tan panchos...? Duro vale un euro o nada si hay quita. Al tiempo.

Puntuación 1
#9