elEconomista.es

Las bolsas europeas rompen resistencias, pero se la juegan en la 'cuádruple hora bruja'

La bolsa europea hizo ayer los deberes y tras nueve sesiones consecutivas al alza consiguió batir la resistencia que el EuroStoxx 50 presentaba en los 3.400 puntos: la cota psicológica que debe mantener a cierre semanal para alejar los riesgos de que en una próxima recaída se marquen nuevos mínimos del año. Una situación que sigue lejos de la euforia que reina en Wall Street, donde a cierre de mercado en el Viejo Continente el S&P 500 y el Dow Jones alcanzaban nuevos máximos históricos.

Copyright 2006-2018, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens | Ajustes de cookies