¿Y si todo lo que se cree sobre la inflación es falso? Los precios se 'rebelan' contra la teoría

7/03/2017 - 12:25
  • Los planes de estímulo de los bancos centrales no han impulsado la inflación
  • Las materias primas están teniendo más influencia en los últimos años
  • Todo el dinero que introducen los bancos centrales no entra en la economía
Milton y Rose Friedman, autores del libro Free to Choose (libertad de elegir) Fuente: Getty

La teoría clásica sostiene que la inflación es principalmente un fenómeno monetario, sobre todo a medio y largo plazo. Sin embargo, tras la Gran Recesión están cobrando fuerza algunas teorías alternativas que creen que los movimientos de precios se producen principalmente por otros factores diferentes a la creación de dinero.

Parece que ahora más que nunca se pone en duda la mítica frase del prestigioso economista Milton Friedman, que decía que "la inflación es siempre y en todas partes un fenómeno monetario en el sentido de que solo es y puede ser producida por un incremento más rápido de la cantidad de dinero que de la producción".

Como destaca The Wall Street Journal, durante décadas se ha dado por hecho que los bancos centrales podían controlar los precios a través de la base monetaria y los tipos de interés. Un incremento de la creación de dinero y unos tipos bajos impulsaban los precios al alza, mientras que una reducción de la base monetaria y unos tipos rectores más elevados aminoraban la inflación.

La teoría no se cumple

Sin embargo, tras la Gran Recesión, los billones de euros, dólares o yenes inyectados en la economía por parte de los bancos centrales no han tenido el efecto esperado sobre los precios. Es más, otros factores como la caída de las materias primas y los alimentos frescos han estado cerca de llevar a una parte importante de los países desarrollados a una deflación real, con caídas del IPC que se han prolongado en el tiempo.

Ahora que la inflación asoma la cabeza en varias economías, este movimiento se debe más a un recorte de la oferta del crudo por parte de la OPEP (con subida de precio del barril) y del alza del precio de la electricidad por motivos transitorios. Todo ello, poco o nada tiene que ver con los estímulos monetarios de los bancos centrales.

De modo que lo que se ha podido ver tras la crisis es que los bancos centrales pueden incrementar todo lo que quieran la base monetaria (billetes, monedas en manos del público y reservas bancarias), pero esto no tiene por qué desembocar en un incremento de la oferta monetaria, es decir, de la cantidad de dinero que hay en circulación en una economía. Los agentes pueden mostrar una gran preferencia por la liquidez y mantener el dinero 'secuestrado' como está ocurriendo (una trampa de liquidez). Los bancos mantienen su dinero en reservas en el banco central en lugar de prestarlo, mientras que familias y empresas lo mantienen en activos líquidos en lugar de consumir e invertir.

David Lafferty, estratega jefe de Natixis Global Asset Management, explica a The Wall Street Journal que "no creo que sepamos lo que es la inflación. Se alimenta de muchas fuentes diferentes". No se puede concluir que los precios suben por un factor o por otro, influyen muchas vías.

La inflación puede ser de costes u oferta, que es el alza de precios producto de un aumento de los costes de los insumos de las empresas. Estos mayores costes pueden ser por un incremento de los precios de la energía (petróleo, electricidad, etc) o por un incremento del coste de la mano de obra, es decir, por un aumento de los salarios y otros costes laborales.

La inflación también puede ser de demanda, que está directamente relacionada con un aumento persistente de la demanda agregada. Este tipo de inflación suele originarse cuando el país está creciendo por encima de su potencial y los factores productivos están funcionando al 100% y aún así son incapaces de producir al mismo ritmo al que crece la demanda.

Las materias primas

Arend Kapteyn, economista jefe del departamento de inversión de UBS, cree que la inflación de costes u oferta es la más relevante, sobre todo por el elevado peso de las materias primas en los índices de precios de las economías.

Este calcula que desde 2002, el 84% de los cambios de precios oficiales se explican por los auges o caídas del petróleo y los alimentos. Mientras tanto, la demanda juega un papel pequeño a la hora de formar los precios, las empresas raramente eligen el precio de un bien o servicio final por su demanda, sin embargo la mayoría de las subidas de la inflación han venido precedidas de auges en el precio de las materias primas.

Un economista que sostiene que los movimientos en los precios no se causan en un primer momento por la creación de dinero es Eduardo Garzón, economista de ATTAC y asesor del Ayuntamiento de Madrid. Garzón es uno de los principales defensores de la Teoría Monetaria Moderna (TMM) en España. Este experto argumenta que "la hiperinflación nunca surge porque un banco central pierda el control e imprima una cantidad excesiva de dinero, sino que aparece en situaciones extremas (conflictos bélicos, transición desordenada de sistemas económicos, y por pésimas políticas económicas) que provocan caídas importantes de la producción". Como reza la TMM, la impresión de dinero y la hiperinflación ocurren como consecuencia de estos fenómenos, pero no es la causa del incremento de precios.

Por otro lado, Juan Ramón Rallo, Director del Instituto Juan de Mariana, profesor de Economía en el centro de estudios OMMA, cree que la hiperinflación siempre es un fenómeno monetario (la inflación no lo es siempre necesariamente). "La hiperinflación es un repudio de la moneda, siempre. Otra cosa, y en ese coincido con la TMM, es que el fenómeno monetario que desata la hiperinflación no tiene por qué ser originalmente una multiplicación de su oferta: puede ser, simplemente, que los activos que respaldan el valor de la moneda fiat (por ejemplo, los ingresos petroleros en Venezuela) sean impagados".

Rallo sostiene que "es como una acción: ¿siempre que el precio de las acciones cae un 99% es porque se ha multiplicado la oferta de acciones o porque el valor de los activos de la empresa se ha hundido? Más bien lo segundo".

Quizá Milton Friedman siga teniendo razón y la inflación sea un fenómeno ante todo monetario, pero lo que es evidente es que los agentes no se comportan como lo hacían en la época de este Nobel de economía. Aunque la base monetaria se haya multiplicado en los últimos años, la propensión a endeudarse de familias y empresas parece haber disminuido recientemente, un hecho que se ha agudizado tras la Gran Recesión. Por otro lado, el sector financiero tampoco parece igual de dispuesto que en el pasado a usar sus reservas y liquidez para dar crédito y poner a funcionar el multiplicador monetario. Esto junto a otros factores pueden descifrar el misterio de la inflación perdida.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 15

#1
07-03-2017 / 14:12
ARMANDO
Puntuación 5

soys los primeros en SABER QUE TODO LO QUE IMPRIME LOS BANCOS CENTRALES SIRVEN A AMNTENER PRINCIPALMENTE LAS BOLSAS EN ALZA

QUE TANTA ALEGRIA VOS DA

ESTO SI LAS BOLSAS Y SUS VALORES ESTAN TOTALMENTE DESCONECTADOS DE LA REALIDAD ECONOMICA Y UN DIA VAIS A RECAER Y ESE DIA EL IBEX NO VALDRA NI 3000 PTS

LO MISMO PASARA EN LA CITY EN WALL STREET ETC

#2
07-03-2017 / 15:11
Víctor
Puntuación 37

El gran problema es creer que la INFLACIÓN es el IPC. El IPC es una representación muy pequeña de todas las transacciones de un país, y cuya composición cambia a conveniencia del gobierno dependiendo de lo que quiera mostrar.

La inflación va allí donde va el dinero, y en este caso ha ido a las Bolsas y la deuda pública. Eso si que es un burbujón.

#3
07-03-2017 / 15:12
ciudadanista
Puntuación 50

¿¿¿Y qué esperaban???

¿Cómo pretenden que suba la inflación inyectando dinero a la economía, si ese dinero va a parar directamente a las bolsas?

Si quieren reactivar la economía hace falta inviertan el dinero en ECONOMIA REAL que es de la que vive el ciudadano medio!!!

#4
07-03-2017 / 15:34
bjanfñbnao
Puntuación 27

Es increíble que se siga con el discurso de que la inflación es conceptualmente lo mismo que la tasa de variación de precios.

Mientras se mantenga ese error de partida, cualquier análisis no podrá sino ser erróneo o engañoso. Y la perplejidad, la consecuencia.

Hay que preguntarse por el afán de economistas bien formados (se supone, como Draghi) por mantener la superchería en todas sus intervenciones.

Tal como si un físico confundiese masa con velocidad, v. gr.

Esto debe de ser deliberado.

#5
07-03-2017 / 15:37
ARMANDO
Puntuación 12

y recordar todo lo que imprimen NO ESTA SOSTENIDO POR NADA DE FISICO NI NADA DE OTRO

ES PAPEL MOJADO, COMO SI YO PONGO EN MARCHA MI IMPRESORA Y SACO ALGUNOS BILLETES Y ME VOY DE COMPRAS CON ELLOS

#6
07-03-2017 / 15:44
Pepe
Puntuación 11

Claro que la teoría es falsa! Hace decadas que las teorías económicas se basan en la producción, cuando lo único que realmente importa son los recursos disponibles.

#7
07-03-2017 / 15:59
Traducido
Puntuación 23

Poner los tipos de interés al 0% no ha servido de nada , bueno si , para generar más burbujas.

#8
07-03-2017 / 16:16
Jesús
Puntuación 22

Activos reales y activos monetarios, todo el que esté invertido en activos monetarios va a ser devorado.

La burbuja es la misma en la bolsa que en el inmobiliario, burbuja inexistente, hay sobrevaloraciones ayudadas por la tropa del BCE, el BOJ y el BOA...donde si hay burbuja es en la Renta Fija, donde Mr.Dragui y compañía no saben que en cuanto dejen de inflar los balances algo malo va a pasar.

#9
07-03-2017 / 16:28
No funciona
Puntuación 18

El dinero debe circular y llegar a quién quiere generar riqueza real , pero eso no está pasando , el dinero se acumula en la economía especulativa.Traducido , si un parado quiere montar una empresa para generar empleo , pero no tiene dinero , y en cambio un rico acumula dinero en el banco ,

pues no se genera ni un empleo.España va camino de ser otro país tercermundista , el aumento de la desigualdad , lo demuestra.

#10
07-03-2017 / 17:09
Puntuación 17

La inflación occidental de estas últimas décadas se fue gran parte a China, la otra a las materias primas, oro, petróleo, al precio de las acciones, sector inmobiliario, bitcoin y no se si lo están notando pero ya se han incrementado o se están incrementando los precios de muchos servicios y artículos de consumo, así que la estanflación está por llegar.

La depreciación del euro es el mejor ejemplo de que hay una inflación oculta y una vez se termine de reducir la sobre capacidad productiva de las empresas, la inflación de precios se desatará ya que luego de lo sucedido con esta brutal crisis, las empresas preferirán subir precios a invertir para producir más, ya que en una economía tan hiperegulada y con gobiernos cada vez más ladrones no provoca invertir ni un euro, así que entre el aumento de la masa monetaria artificialmente y la reducción de la oferta de bienes y servicios va a desatar el caos.

#11
07-03-2017 / 17:50
Bastiat.
Puntuación 9

La mayor parte del dinero creado de la nada por el BCE no ha ido al mercado sino a comprar bonos de bancos, cajas y deuda de estados y comunidades autónomas. No ha habido aumento de la inversión pública, no ha habido aumento de sueldos y salarios de los funcionarios, no han habido aumentos de las pensiones... no. El aumento del dinero de la masa monetaria han sido sólo apuntes contables en estados y bancos para salvarlos de la quiebra. No estamos en una situación convencional tipo Miltro Friedman.

Por contra, la poca inflación que se haya podido generar, como había una sobre capacidad de producción ante la bajada de la demanda lo que ha habido es una bajada brutal de precios, sobre todo en el caso del petróleo en el que el Shale Oil ha hundido la maquina de hacer billetes de las dictaduras petroleras.

De esta manera no se puede llegar a afirmar lo que dice Garzón, y con ellos justificar un aumento desorbitado del dinero creado de la nada, porque al final sí que llegará la hiperinflación y eso, Sr. Garzón, a quien más perjudica es a los más pobres.... Vaya a Venezuela y verá cómo allí si se cumple a rajatabla.

#12
07-03-2017 / 17:50
Llegara la hiperinflación?
Puntuación 3

TIC-TAC.

#13
07-03-2017 / 20:00
Puntuación 13

La inflación no depende de la cantidad de billetes en circulación, sino de la masa monetaria, en su concepto más amplio (más amplio incluso de lo que recoge la M4). A la cantidad de billetes en circulación hay que aplicarle un multiplicador para conocer exactamente la masa monetaria. Ese multiplicador depende de forma importante de la propensión al consumo. Cuando llegó la crisis del 2007, el consumo se colapsó. Eso hizo que la masa monetaria se redujese también de forma drástica. En aquél momento se tendría que haber inyectado liquidez de forma brutal para intentar mantener la masa monetaria en niveles precrisis. De hecho, en España el gobierno del PSOE se inventó el Plan-E (una buena idea, pero mal ejecutada) que, al no contar con el apoyo del banco emisor, lo único que hizo fue endeudar a nuestras AA.PP. hasta las cejas. El problema de estos años es que tendríamos que haber monetarizado los déficits de forma masiva, algo que genera pánico en Alemania. Lo malo es que los estados suelen ser muy fáciles para gastar sin conocimiento, pero luego les cuesta demasiado recortar cuando se normaliza la situación. Por eso los alemanes siempre han sido radicalmente opuestos a esa medida que sí que hubiera contribuido a estabilizar las economías.

#14
07-03-2017 / 23:36
X1
Puntuación 1

http://www.vozpopuli.com/politica/CIS-Economico-Febrero_11_1005609432.html

#15
08-03-2017 / 02:16
Puntuación -3

Pero que habéis contratado a Belen Esteban de becaria, este articulo no hay por donde cogerlo.






El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 119,56 -1,39 -1,15%
FRA 40,98 -0,51 -1,22%
ITA 164,98 -3,08 -1,83%
GRE 513,58 -0,09 -0,02%
POR 196,50 +3,56 +1,84%

Ecotrader



Evasión

Así creó EEUU la comida japonesa

Así creó EEUU la comida japonesa



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens