Distribucion

Best Buy, Target y Lidl torpedean los planes de expansión de Amazon para Whole Foods

  • La tecnológica se está enfrentando a duras barreras de entrada

La competencia de Whole Foods, la última gran adquisición de Amazon, está recurriendo a resquicios legales en los contratos de alquiler de sus establecimientos en centros comerciales para impedir o condicionar las nuevas aperturas que tiene previstas el gigante de Internet para su supermercado. l ¿Cómo sobrevivir al virus Amazon? Las compañías están obligadas a igualar precios y mejorar servicios

La competencia de Whole Foods, la última gran adquisición de Amazon, está recurriendo a resquicios legales en los contratos de alquiler de sus establecimientos en centros comerciales para impedir o condicionar las nuevas aperturas que tiene previstas el gigante de Internet para su supermercado.

Los hipermercados estadounidenses Target se han convertido en el rival directo de Amazon y quién sabe si una de las próximas víctimas de la tecnológica con la compra de Whole Foods por 13.700 millones de dólares este verano. La compañía de Jeff Bezos tiene previsto abrir, en los próximos meses, 85 centros que se unirán a los 473 establecimientos que tiene repartidos por todo EEUU.

Una de las estrategias que maneja Amazon para sus nuevos supermercados es utilizar las tiendas como punto de recogida y devolución de los pedidos online para impulsar sus ventas. Pero se encontrando con la resistencia de la competencia. Target ha vetado la apertura de un Whole Foods en el centro comercial City Center en San Francisco.

Garantías en los contratos

El contrato de arrendamiento que tiene con el dueño del centro le concede ciertos derechos sobre sus futuros vecino al ser el inquilino más grande y que más paga por el alquiler. Reuters ha analizado los contratos de arrendamiento de una veintena de centros comerciales donde podría desembarcar Whole Foods y todos presentan este tipo de restricciones.

La oposición de Target no es la única que se está encontrando Amazon en los planes de expansión. Bed Bath & Beyond y Best Buy también cuenta con derechos legales para impedir la recogida en tienda o directamente la prohibición de la apertura. La primera firma ya ha restringido las condiciones de apertura de Whole Foods en Illinois y Florida impidiendo que los clientes de Amazon recojan sus pedidos.

Amazon también está vendiendo físicamente sus productos en las estanterías de Whole Foods, como otra de las líneas maestras de su plan para aumentar ventas, pero en Nueva York, donde también están planificados nuevos establecimientos de la insignia en centros comerciales, sus vecinos han limitado la venta directa de productos propios de Amazon.

En EEUU es habitual que los contratos de arrendamiento para centros comerciales tengan condiciones especiales para el establecimiento bandera de la superficie. El resto de inquilinos, que suelen ser más pequeños, asumen los derechos otorgados por el dueño del centro.

Barrera de entrada

Los contratos no suelen hacerse público y Amazon se ha encontrado con una dura barrera de entrada en el sector físico del retail. "Mucha gente suponía que Amazon arrasaría con el sector, pero no va a ser el caso", indica Terrison Quinn, vicepresidente de SRS Real Estate Partners.

Los gigantes de la distribución imponen garantías cuando deciden abrir una tienda en el centro comercial. Actualmente, Target, Walmart o Best Buy se reservan el derecho veto de próximas aperturas que dañen a sus ventas o reformas de las instalaciones.

Los contratos suelen ser a largo plazo, durando entre diez o veinte años, con lo que Amazon se encuentra en la dificultad de esperar a que venzan los contratos o apostar por nuevos centros comerciales. Ambas opciones retrasarían sus planes.

Limitación en productos

Lidl, que está también en plena expansión en EEUU y tiene previsto abrir un establecimiento en Long Island, ha establecido en su contrato de arrendamiento la prohibición de puntos de recogidas de pedidos online por parte Walmart o Amazon. En el bajo Manhattan, Bed Bath & Beyond ha limitado la venta de textil del hogar.

Según Reuters, Best Buy suele tener derecho exclusivo en el centro comercial en el que se instala de vender productos ejecutivos. Aunque en un centro de Miami, se ha aplicado un descuento en el alquiler para dejar a Whole Foods comercializar el asistente Echo de Amazon.

Tras la adquisición de Whole Foods, Amazon puso en marcha una campaña agresiva de precios en el supermercado y comenzó a vender su asistente de voz Echo. También anuncio que su programa Prime Now incluiría productos de Whole Foods.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Aurora tendera
A Favor
En Contra

Que se puede esperar de una compañia como Lidl que su Director de la zona de Cataluña ha manifestado publicamente que etiqueta en catalan y no en Español, con lo que apoya la independencia de Cataluña???

A estos, tambien boicot de compras.

Puntuación 1
#1