Vivienda

La letra pequeña del desahucio exprés: echar a un moroso podría durar varios meses

  • Lo que realmente se reduce es el plazo del inquilino para pagar la deuda
Imagen de Getty.

¿En qué consiste el nuevo desahucio exprés? El Proyecto de Ley para agilizar el desahucio que el Gobierno presentó el pasado viernes anunciaba que en el momento que un inquilino dejara de pagar un mes de alquiler podría ser desahuciado en un plazo de diez días. Pero... ¿efectivamente se podrá expulsar de la vivienda a un inquilino moroso en apenas diez días? El anuncio del Gobierno tiene letra pequeña.

Desde la Organización de Usuarios y Consumidores (OCU) se venían reclamando plazos más breves para el desahucio para prevenir problemas y fomentar el alquiler. Algunos propietarios al verse indefensos a la hora de alquilar sus viviendas lo que hacían es exigir garantías excesivas al inquilino (que pueden suponer avanzar seis meses de renta o bloquear esa suma en un aval, si alguien se lo concede).

Este tipo de comportamientos se vuelven contraproducentes a la hora de fomentar el alquiler en la sociedad por lo que venía siendo siendo necesario modificar la ley.

Depende de la carga de trabajo de los juzgados

La OCU recuerda que las acciones judiciales de desahucio por impago, lejos de aumentar en los últimos años, descendieron en 2011. La fijación de juicios verbales abreviados en casos de desahucio han contribuido a acelerar el desalojo de inquilinos morosos, pero los plazos aún se alargan varios meses, pues los plazos reales de ejecución dependen de la carga de trabajo de los juzgados y de las oficinas ejecutoras de las sentencias. Con las novedades anunciadas por el Gobierno lo único que se reduce es el plazo que tiene el inquilino para pagar la deuda.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud