Comunidad Valenciana

Castellón presenta un proyecto temático para el que no hay ni un solo euro

Alfonso Bataller, alcalde de Castellón.

El alcalde de Castellón de la Plana, Alfonso Bataller, ha presentado este viernes el plan director del proyecto Ciudad de las Lenguas, para el que ha reconocido que no hay previsto ni un euro en toda la legislatura por parte de la Generalitat, y que requeriría una inversión global de 90 millones, de los que 69 correspondería a inversión pública.

La inversión se amortizaría en un periodo de entre 10 y 12 años, mientras que generará un volumen de negocio de alrededor de 50 millones en el quinto año de funcionamiento, según el plan director.

El alcalde ha subrayado que haría falta un plan de comunicación para dar a conocer las cualidades del proyecto, así como una serie de agentes involucrados en su desarrollo, "pues, además del ayuntamiento y la Generalitat, estarían otras instituciones", y ha añadido que también haría falta un rol de gestor, un rol de promotor y un rol de ejecutor y se realizará un redimensionamiento de los equipamientos e infraestructura y de la inversión asociada a éstos, "lo que representa una reducción de la inversión del 58 por cien respecto a los primeros estudios realizados".

Bataller ha señalado que el objetivo del proyecto es "posicionar a Castellón como referente de este atractivo turístico desde la base de la sostenibilidad y la calidad". Su misión es "el alto prestigio académico que se persigue y la variada oferta de servicios dirigidos a un público tanto nacional como extranjero".

El primer edil ha reseñado que la alta especialización en el aprendizaje de lenguas emergentes "posicionará también a la ciudad de Castellón entre los cinco destinos de turismo de idiomas en España y contribuiría a un incremento del PIB en la ciudad y en el conjunto de la Comunitat Valenciana".

Así ha explicado, que el plan director establece un volumen de negocio de unos 50 millones de euros y cerca de 22.000 estudiantes en el quinto año desde el inicio del proyecto. "La viabilidad económica, la excelencia en la enseñanza, la multiculturalidad, la sostenibilidad medioambiental, el fomento de hábitos saludables y, sobre todo, la colaboración público-privada se sitúan como los valores estratégicos del proyecto", ha añadido.

Además, ha destacado que el valor diferencial de este proyecto en Castellón "pasa por atraer una demanda de estudiantes que actualmente no está satisfecha", potenciando las particularidades del proyecto, es decir, la combinación del clima y del entorno, la proximidad de infraestructuras de conexión internacional --con la puesta en marcha del aeropuerto y la llegada del AVE--, los precios competitivos en larga estancia, la calidad de prestigio de estos centros, la variedad de servicios complementarios y la amplia oferta cultural alrededor del complejo.

Demanda

El plan director también tiene en cuenta la demanda, ya que indica que un 74 por cien de los estudiantes de español son de procedencia europea, siendo Alemania el primer país emisor, seguido de EEUU y Francia, con previsión de un aumento del mercado chino y americano.

Además, señala que hay 1,7 millones de personas dispuestas a realizar estancia en algún país para estudiar español, de los que algo más de un millón elegirían España, pero son sólo 300.000 personas las que llegan al país para aprender español, "lo que da una idea de las posibilidades de este turismo", ha afirmado Bataller.

El estudio establece que la estancia media de los estudiantes es de 6,3 semanas y el gasto medio semanal es de 488 euros, así como que las previsiones serían en las fases iniciales de la puesta en marcha del proyecto alcanzar incrementos anuales de un 50 por ciento de estudiantes.

Por otra parte, se señala que poco a poco se irían construyendo las infraestructuras y equipamientos básicos y empezaría con la oferta en español para incorporar posteriormente otras lenguas emergentes.

El plan director indica que la recuperación de la inversión se conseguiría entre los diez y los doce años. Los factores que garantizan la viabilidad del proyecto son la consecución de la financiación necesaria, la garantía de volumen de estudiantes establecido y la consolidación de una red de socios estratégica.

Las mejores alianzas para desarrollar el proyecto, según el plan director, son fundamentalmente la UJI y las universidades privadas, así como otros agentes que puedan certificar la calidad y la excelencia de la formación.

La Generalitat no lo contempla

"Estamos ante un proyecto asumible, rentable económicamente, que contribuirá a dinamizar Castellón, a diversificar la oferta turística, vinculando la ciudad a la educación, la formación y la apuesta por el conocimiento, con el aval de su continuidad", ha dicho el primer edil.

Bataller ha destacado que "no es el momento de exigir una inversión de este tamaño, pero tenemos el punto de partida para el futuro", por lo que ha dicho que el Ayuntamiento continuará trabajando "de la mano" de la Generalitat valenciana como impulsora del proyecto "con un entorno económico más favorable para ir ahondando en la inversión privada, pues el proyecto se podría explotar de forma privada o pública".

Al respecto, el alcalde ha reconocido que no existe en estos momentos un compromiso formal de la Generalitat para realizar la inversión pública, "porque la Generalitat está en un plan de reestructuración, por lo que vamos a seguir realizando los estudios necesarios para la puesta en marcha de este proyecto y confío en que en unos años tengamos todos la capacidad de poder volver a endeudarnos y a poder programar inversiones".

En este sentido, ha recordado que el conceller de Hacienda, Juan Carlos Moragues, expresó su voluntad de estudiar el arranque del proyecto en la próxima legislatura.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum