Universidades

La universidad privada aventaja a la pública en la carrera del 'e-learning'

Las universidades públicas aún otorgan más peso a la enseñanza presencial que a la virtual. Sin embargo, las privadas sí han sabido ver el modelo virtual, basado en Internet, el futuro de la educación en nuestro país.

Los campus virtuales de las universidades españolas pretendieron evolucionar de la etapa 1.0 a otra más desarrollada que les permitiera ofrecer al alumnado servicios diversos que fueran más allá de la simple experiencia académica. Centros documentales, laboratorios, simuladores, talleres, weminars, videochats, e-comerce, bolsa de empleo, becas, networking... pero algunos se han quedado estancados.

Las universidades públicas aún otorgan más peso a la enseñanza presencial que a la virtual, por eso, instituciones como la Universidad Carlos III de Madrid no poseen educación virtual pero sí piensan incorporarla a medio plazo. Sin embargo, las universidades privadas han sabido ver en el modelo virtual, basado en Internet, el futuro de la educación.

Según Albert Sangrá Morer, director e-Learn Center de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), "el profesorado de las universidades aún no está bien formado en el aprendizaje en línea. Y añade que que "un campus virtual no signifca nada si detrás no se explica qué modelo hay".

Así, cabe plantearse si son realmente todas las experiencias verdaderos campus virtuales o si una plataforma educativa como Moodle o WebCT constituye por sí sola un campus virtual.

Existen universidades como la Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) que poseen asignaturas y grados 100 por 100 online pero, sin embargo, la utilidad que le dan al Campus Virtual no es la que el alumnado quiere. Estudiantes del Grado Online de Igualdad de Género de este centro aseguran que el campus sólo se utiliza para colgar documentos y establecer conversaciones entre el alumnado a través de los foros. Se quejan de la falta de atención por parte del profesorado, no conocen bien las evaluaciones y las metodologías de aprendizaje y no reciben tutorías personalizadas.

"El problema no es sólo tecnológico, se requiere voluntad y decisión para aceptar también el reto de que el campus promueva la comunicación humana y los mejores valores y de compromiso social", indican los estudiantes.

Según Llorenc Valverde, vicerrector de Tecnología de la UOC, "ellos en su universidad se han apartado de la tendencia general de ofrecer un campus monolítico en el que todo va integrado. El enfoque rígido de un entorno de aprendizaje en línea no podía dar respuesta satisfactoria a las diversas necesidades de los estudiantes y profesores y, peor aún, que no se podían adaptar y aprovechar muchas de las herramientas existentes. El reto era, pues, la flexibilidad, la interoperabilidad y la respuesta fue capacidad de integración".

El campus de la UOC viene a definir un nuevo paradigma de plataforma para el aprendizaje, fuertemente centrado en estándares y en un modelo totalmente orientado a servicios, que propone mecanismos y aporta un software abierto. Como ejemplo de esta facilidad para poner en práctica nuevas herramientas, la UOC lanzó en septiembre un servicio completo de campus móvil. La iniciativa responde a la apuesta continua de la universidad por adaptarse a las necesidades de los estudiantes, nuevos usos, realidades y contextos derivados del impacto de las tecnologías de la información y la comunicación en la sociedad.

Otras, como la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), que es totalmente presencial con alguna asignatura online, apostó hace 12 años por el proyecto Aula a Distancia y Abierta de la Comunidad de Madrid (ADA Madrid), una iniciativa de las seis universidades públicas madrileñas para fomentar el empleo de las Tics.El director adjunto al vicerrector de Ordenación Académica y Planificación Estratégica, Jesús Arriaga, afirma que ellos hace mucho que superaron el modelo de aprendizaje donde sólo se cuelgan los documentos. "Somos una universidad presencial con vocación de presencial e Internet se utiliza como una herramienta más".

La Universidad Europea de Madrid (UEM) ofrece una gran flexibilidad, permitiendo combinar las clases presenciales, online y semipresenciales en función de las necesidades específicas de cada alumno. El alumno puede acceder a una gran variedad de servicios personalizados: participación en redes sociales y comunidades profesionales, prácticas y búsqueda de empleo, plan personal de acción tutorial, servicio personal de biblioteca online, acceso online a conferencias, actos académicos?

Aún así, queda mucho camino para que España se equipare a la Open University en Reino Unido, universidades a distancia con un gran potencial. "O la universidad de Loyzcester de Inglaterra y las de los países nórdicos en Finlandia o en Suecia, que tienen cursos de formación online gratuitos (en sueco o en finés) y de muy buena calidad" indica Albert Sangrá, quien añade que han empezado a colaborar con universidades españolas para exportar su modelo de aprendizaje en línea.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Alberto Jiménez
A Favor
En Contra

Estimada redactora, creo que las fuentes consultadas sobre el número de asignaturas online en la UPM no es del todo correcto, actualmente más de 3.200 asignaturas se encuentran en la Plataforma Educativa Virtual Moodle en la UPM, a no ser que para usted tal número, como comenta en el artículo sea “…alguna asignatura online”.

Puntuación 2
#1