Turismo y Viajes

Lo que tú quieras en el Mercado de Sanse

En el Mercado de Sanse quieren cocinarte para enamorarte. Y lo consiguen. ¿Su secreto? A diferencia de otros espacios gastronómicos inspirados en mercados de abastos, aquí no encontrarás comida expuesta preparada, ya que todas las órdenes se cocinan en el momento, con mucho mimo e ingredientes de calidad.

Sus 13 puestos de comida y bebida se reparten en los 700 metros cuadrados de la primera planta del edificio Ágora de San Sebastián de los Reyes, un punto de encuentro diáfano y cálido pensado para satisfacer a todos los paladares. Los puestos italiano, de "huevos camperos", de "croquetas y más", ensaladas y pokes, comida a la brasa, asiático -principalmente sushi-, pinchos, latino, castizo, de ibéricos, se completan con una vinoteca, una zona de bebidas, donde el "distinto de verano" resulta un trago que merece la pena probar, y uno de cafés y postres que guarda uno de sus mejores bocados: la tarta de queso de punta caída, sin duda, una de las ricas de la capital.

Entre las propuestas del Mercado de Sanse destacan exquisitos platos populares. La tortilla de patatas bien puede ser de otro planeta, sobre todo para aquellos que la aman poco hecha. La calidad de la materia prima se siente desde el primer bocado. Lo mismo sucede con las croquetas, que tienen el equilibrio perfecto entre la cremosidad de su masa y el crujiente de su envoltura. De jamón, cecina y queso, carabinero, bacalao, queso azul, jamón ibérico, y chorizo, se sirven en packs de 10 unidades y es posible combinar sabores.

Los amantes del sushi también encontrarán aquí su lugar gracias a las pequeñas delicias niponas que se deshacen en la boca. Pero, si hay algo que impone una visita obligatoria, eso es el stand de comida a la brasa. Lejos del imaginario de un puesto de carne, aquí el plato estrella es la pata de pulpo con parmentier de patata. El broche final, para endulzar un viaje gastronómico, lo pone la ya mencionada tarta de queso, tan rica como elogiada.

Menús del día que llueven a gusto de todos

Uno de los servicios más llamativos del Mercado de Sanse es su oferta de menús del día. La gran variedad de su cocina se traslada a los almuerzos, que dejan atrás las repetitivas indecisiones sobre qué o dónde comer. El espacio ofrece tres copiosas opciones: el "menú picoteo", que incluye bebida, tres mini platos y postre o café; el "menú single", con bebida, principal y postre o café; y el "menú ejecutivo", para los más hambrientos, en el que se sirve bebida, entrante, principal, postre, café y chupito.

Mercado de Sanse

Avenida de Catalunya, 37, Piso 1º (Edificio Ágora, San Sebastián de los Reyes, Madrid)

Horario: martes y miércoles 13:00-17:00h; jueves a domingo 13:00-17:00h, 20:00-24:00h; lunes cerrado.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin