Transportes y Turismo

Las redes sociales se convierten en las nuevas agencias de viajes

  • Los viajeros jóvenes se ven influenciados por los lugares que ven en RRSS
  • Con las RRSS han aparecido comunidades que comparten la pasión de viajar

Con la llegada de las vacaciones, es el momento de elegir dónde pasar unos días de desconexión y descanso. Hace no tanto, las agencias de viaje se frotaban las manos con esta época, ya que eran las encargados de aconsejar y organizar los viajes de miles de parejas, familias y amigos. Las personas se presentaban ante su agente de confianza y le trasladaban ideas sobre lo que buscaban.

El cine o las series de televisión servían como fuentes de inspiración para los viajeros, gracias a momentos únicos que se quedaban inmortalizados en sus retinas. Nueva York, California, Tokio o París son algunos ejemplos de destinos únicos, que aparecían tantas y tantas veces en las pantallas que creaban la necesidad de conocerlos. Otro factor determinante a la hora de escoger las vacaciones eran, antes de llegar las redes sociales, los familiares y conocidos. Funcionaban como auténticos "influencers" de la época, quienes a través de grandes anécdotas y álbumes de fotos eran capaces de generar esa necesidad de hacer las maletas y viajar.

No obstante, la llegada de las redes sociales supuso una revolución en la forma de hacer turismo y organizar los viajes. Aplicaciones como Instagram, Youtube o TikTok se convirtieron en un escaparate para millones de usuarios que aprovechan su impacto para subir contenidos relacionados con el tema. En este nuevo ecosistema participan personas de todo el mundo, lo que ha abierto un gigantesco abanico de posibilidades. Basta con hacer un breve recorrido por cualquiera de estas plataformas para ver posts con islas paradisíacas o ciudades, que con el filtro adecuado, parecen sacadas de una película de ciencia ficción. La estética es lo que atrae a la gente. De hecho, según el informe Avis 2019 Travel Trends, el 58% de los viajeros con edades entre los 18 y los 34 años se ven influenciados por la estética de los lugares que aparecen en RRSS. Es lo que se conoce como factor "Instagram".

Para Jorge Espinós, CEO de VB Group, la agencia de viajes experta en Business Travel, se ha producido un notable cambio en la forma en la que los turistas eligen un destino porque, según él, "los viajeros solían depender principalmente de fuentes tradicionales como guías y agencias de viaje y recomendaciones boca a boca para obtener información sobre destinos turísticos".

Estos métodos han ido decayendo en pro de un mayor uso de las redes sociales. "En la actualidad, los turistas tienen acceso a una amplia gama de contenido generado por usuarios en plataformas como Instagram, Facebook, Youtube y TikTok. Esto permite a los viajeros explorar visualmente diferentes lugares y descubrir experiencias únicas a través de fotos y vídeos compartidos por otros viajeros", añade. Las RRSS han permitido el nacimiento de colectivos, que comparten una misma pasión: viajar. "Estas comunidades han generado un sentido de pertenencia y colaboración entre los viajeros, quienes se sienten más confiados al tomar decisiones basadas en la opinión de personas con experiencias similares", afirma Jorge Espinós.

Pero al igual que otros servicios nacidos de Internet, cuenta con una serie de ventajas y de riesgos. En este sentido, Lorena Sánchez, Social Media Strategist & Hub Leader de Elogia, habla en primer lugar de los beneficios: "Contenido segmentado por intereses, actividades que concuerdan con la persona y que, en principio, no están vinculados a los objetivos y beneficios de las empresas turísticas". En contraposición, Sánchez afirma que "la realidad no se corresponde con las imágenes vistas", en relación a determinadas publicaciones que pueden generar una sensación de veracidad, pero que realmente están retocadas. En cualquier caso, advierte que "esta no es una casuística exclusiva de las redes sociales. Las imágenes pueden estar editadas o ser falsas en cualquier formato".

La otra gran desventaja que remarca la experta es el sobreturismo. "Destinos como Albania, que ha registrado un incremento del 54% del turismo y que se coloca como el primer país de Europa y tercero del mundo en términos de crecimiento, deben su popularidad a aplicaciones como TikTok. Aunque esta masificación es intrínseca a la globalización", señala. "El impacto de las RRSS, especialmente TikTok e Instagram, en el turismo en general, es innegable", comenta al respecto de aquellos lugares que históricamente han gozado de menor popularidad. "Existen los 10 destinos más virales de TikTok, lo que ya da una pista de la relevancia que han cobrado estas plataformas".

Según MMGY Global, una agencia de marketing especializada en viajes y hostería, el pasado año un 34% de los viajeros americanos fue influenciado por TikTok. "Las plataformas sociales y el contenido democratizado suponen un boost (amplificador) en el turismo de destinos emergentes y no tan emergentes, además de una oportunidad para todas las empresas y organismos vinculados al turismo y a la prosperidad de un país o región", concluye Lorena Sánchez.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud