Telecomunicaciones y tecnología

El banco N26 prevé triplicar su plantilla y tener 150 empleados en Barcelona

Barcelona, 10 mar (EFE).- El banco digital N26 prevé superar los 150 trabajadores en Barcelona en 2019, donde se ubica su segunda oficina global, inaugurada en octubre de 2018 y enfocada a la innovación y el desarrollo tecnológico de la compañía, y en la que actualmente trabajan unas 50 personas.

Fundado en 2013 y con sede en Berlín, N26 es el primer banco móvil con licencia bancaria europea, que obtuvo en julio de 2016, tiene presencia en 24 países europeos, cuenta con más de 2,5 millones de clientes y 800 empleados, así como con un volumen mensual de transacciones por valor de 1.500 millones de dólares.

"Queríamos dar acceso a la gente joven a un producto bancario sencillo. Pero nos convertimos en un producto para cualquier persona que sea más o menos digital y utilice el móvil para lo básico", ha explicado en una entrevista con Efe el director de N26 en España, Francisco Sierra.

"Una vez obtuvimos la licencia bancaria, nos convertimos en un banco paneuropeo con una única licencia que operaba en toda Europa a través del móvil y con el mismo producto. Y eso es algo que nos ha permitido crecer muy rápido", ha asegurado Sierra.

En España, la entidad bancaria aterrizó en 2017 "con un producto muy internacional", orientado sobre todo a "expatriados alemanes y franceses que llegaran a España".

N26 cuenta con un equipo español desde enero de 2018, basado en Berlín pero con presencia en Madrid, que trabaja en el área más financiera y en la adecuación de la oferta del banco en España, donde ya cuenta con más de 130.000 clientes, el 73 % de los cuales tiene nacionalidad española y un 65 % son menores de 40 años.

Procedentes casi al 50 % de las comunidades de Madrid y Cataluña, los usuarios españoles de N26 hacen transacciones, principalmente, en restaurantes, hoteles y viajes y moda, y valoran sobre todo la transparencia, la experiencia de usuario, la rapidez de la aplicación y los pagos móviles a través de Apple Pay y Google Pay.

Además, según Sierra, "no hay costes escondidos ni comisiones que no te esperas".

El usuario puede acceder a un producto "básico completamente gratuito", y la entidad ofrece también una gama más exclusiva con las tarjetas 'Black' y 'Metal', producto que el grupo lanzó en España el pasado mes de octubre.

"Lo interesante es que pueden entrar con un producto estándar para probarlo, y los que lo empiezan a usar más entienden la ventajas y se pasan a un producto de pago. Pero el punto de entrada suele ser gratuito", ha precisado el director general en España.

N26 cerró en enero su cuarta ronda de financiación y la más importante, de 260 millones de euros, liderada por Insight Venture Partners y GIC, con los que financiará el salto definitivo, este año, a los mercados estadounidense y brasileño.

"Hemos captado este dinero para poder convertirnos en un banco global. Montamos un equipo muy potente en Estados Unidos, donde vamos a comenzar a trabajar en esta primera mitad del año, y después también vamos a abrir en Sao Paulo a finales de este año", ha precisado Sierra.

"Como el problema es global, tampoco nos hace falta ir a todos los países que hay en el mundo. Con ocho países más, ya estaremos captando el 80 % de la banca retail a nivel global. No vamos a lugares donde no hay bancos, sino a lugares donde los bancos no son eficientes", ha añadido el ejecutivo.

La entidad también está centrando sus inversiones en tecnología y en adaptar su producto global y su plataforma a las necesidades y particularidades de los clientes y mercados locales, para "convertirse en un banco más cercano y ser más competitivos".

Sin embargo, ha asegurado Sierra, en ningún caso el grupo exclusivamente digital se plantea abrir una sucursal o cualquier otro espacio físico de cara al público.

"No queremos hacer nada físico. Es un coste que al final los bancos van cobrando al cliente", ha señalado el directivo, que ha insistido en que los clientes "no quieren ir a la sucursal, sino tener atención al cliente inmediata desde el móvil".

Respecto a la posible salida a bolsa en dos o tres años del banco, valorado en enero de 2019 en 2.700 millones de euros, Sierra ha aclarado que es una opción que exploran pero que no les "urge".

"Hay que prepararse por si es una buena oportunidad para nosotros, pero por ahora, los mercados privados de inversión nos han funcionado tremendamente bien. Tenemos inversores que pueden seguir invirtiendo en nosotros en un futuro, con lo cual no tenemos la necesidad de ir a mercados de capitales públicos", ha aseverado. EFE

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint