Telecomunicaciones y tecnología

Los donantes vivos de riñón padecen un leve aumento del riesgo de gota

Por Anne Harding

NUEVA YORK (Reuters Health) - Los donantes de riñonespadecen un leve aumento del riesgo de desarrollar gota.

"En general, esa diferencia de riesgo es pequeña, del 1,4por ciento a los ocho años", dijo por vía telefónica la doctoraNgan Lam, de la Universidad Western, London, Ontario, Canadá.

"Cada año, 27.000 personas donan un riñón y conocer lasconsecuencias en el largo plazo es muy importante", agregó.

El aumento del ácido úrico en sangre favorece la apariciónde gota, según publica el equipo de Lam en American Journal ofKidney Disease.

Dado que los donantes de riñón registran altos niveles deácido úrico que el resto de la población, habría que investigarsi también serían más propensos a padecer gota.

El equipo analizó datos de 1988 donantes vivos de riñón y de19.880 no donantes emparejados elegidos entre las personas mássaludables de la población general.

En 8,4 años de seguimiento, el 3,4 por ciento de losdonantes y el 2 por ciento de los no donantes desarrollarongota. Los donantes también eran más propensos a utilizaralopurinol o colchicina (3,8 versus 1,3 por ciento).

"Para poner los resultados en contexto", el equipo comparó alos donantes con un grupo control de la población general, sinincluir a las personas con antecedentes de gota. Ni el riesgo dedesarrollar gota ni la posibilidad de recibir una receta dealopurinol o colchicina varió estadísticamente entre ambosgrupos.

"En términos absolutos, el aumento estimado de la incidenciade gota a 20 años era pequeño", escribe el equipo. "Nostranquiliza que la posibilidad de que un donante desarrolle gotano sea estadísticamente mayor a la de la población general",señala.

Y concluye: "Recomendamos replicar esta primera observaciónen próximos estudios antes de compartirla con los donantespotenciales y sus receptores en el proceso del consentimientoinformado. El aumento absoluto de la incidencia de la gota espequeña y no debería desalentar a los potenciales donantes vivosde riñón, los receptores o los programas de trasplante".

La Organización Médica Académica del Sudoeste de Ontariofinanció el estudio.

FUENTE: http://bit.ly/1HweZro

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin