Telecomunicaciones y tecnología

Tener "propósito en la vida" aleja a las jóvenes de las conductas de riesgo

Por Janice Neumann

15 abr (Reuters Health) - Un estudio sugiere que tener unpropósito en la vida ayudaría a los jóvenes a evitar lasconductas sexuales de riesgo.

"Cuando estaba en el hospital evaluando a los adolescentes,había algo intangible en aquellos que tenían un propósito en lavida, que le atribuían a la vida un significado más allá delplacer inmediato", dijo la autora principal, doctora NancyDodson, del Hospital de Niños de Boston.

"Sentía que esos adolescentes tendían a protegerse de unagran cantidad de conductas de riesgo y que hay otros niños a losque (sólo) les interesa pasar un buen momento. Son estos niñoslos que tendían a pasar por conductas de riesgo", sostuvo Dodsonvía e-mail sobre los resultados publicados en Journal ofPediatric and Adolescent Gynecology.

Su equipo definió el sentido de "misión" o "propósito" en lavida como metas en el largo plazo, tener la intención de marcaruna diferencia en el mundo y hacer algo para lograrlo.

Los analistas revisaron datos del Estudio Crecer Hoy, que esun seguimiento de los hijos de los adultos participantes delSegundo Estudio de Salud de Enfermeras (NHS II).

En el período 1996-2001, los niños respondieroncuestionarios anuales sobre la alimentación, la salud, lasconductas de riesgo, la imagen corporal y las experienciasestresantes.

Luego del 2001, los cuestionarios comenzaron a serbianuales.

El equipo de Dodson analizó las respuestas de 5624 madres,cuya edad promedio era de 23 años, durante la encuesta del 2007.Se concentró en las preguntas sobre el sentido de propósito enla vida, a qué edad habían comenzado a tener relaciones sexuales(se consideró "edad temprana" a los 15 años o menos), cuántasparejas sexuales habían tenido y si habían tenido algunaenfermedad de transmisión sexual.

El 28 por ciento de las jóvenes tenía un fuerte sentido depropósito en la vida, mientras que en el 55 por ciento eramoderado y en el 17 por ciento, bajo. Casi el 83 por ciento delas mujeres había tenido relaciones sexuales con cinco parejasen promedio.

Las mujeres con un bajo sentido de propósito en la vida eranun 35 por ciento más propensas a haber tenido alguna ETS queaquellas con un alto sentido de propósito, además de habertenido más parejas sexuales.

Las mujeres que participaban en servicios religiosos menosde tres veces por mes eran casi tres veces más propensas quequienes sí tenían una participación alta en ese tipo deactividades a haber empezado su vida sexual a edad temprana, yun 33 por ciento más propensas a tener una historia de ETS.

El estudio surge de la observación de esas asociaciones enun solo momento y no demuestran que tener un alto sentido depropósito en la vida proteja a las jóvenes de los problemas desalud.

Además, el equipo aclara que la población de hijos de lasenfermeras era un 93 por ciento caucásica, no necesariamenterepresentativa de la población general.

Britney Blair, psicóloga de la Facultad de Medicina deStanford University, California, consideró que el estudio podríatener un sesgo religioso.

"Al combinar estas variables con la idea de 'sentido demisión' en la vida, pienso que los resultados describirían másun sesgo religioso o negativo hacia el sexo que la realidad",sostuvo Blair.

"Los autores sugieren que la creencia religiosa es un factorprotector del riesgo sexual y, aun así, no mencionan el efectoincreíblemente negativo de la religión en la salud sexualfemenina."

FUENTE: Journal of Pediatric and Adolescent Gynecology, online17 de marzo del 2015. ()

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin