Telecomunicaciones y tecnología

La supresión del 'roaming' en Europa encarecerá las llamadas nacionales

  • Los reguladores advierten del peligro de abaratar la telefonía móvil internacional

Ya se sabe que lo que es bueno para el hígado es malo para el bazo. O dicho de otra forma, lo que resulta favorable para un objetivo, como el deseo comunitario de eliminar el actual sobrecoste de las llamadas internacionales (roaming) realizadas entre los países europeos, puede ocasionar perjuicio en otros ámbitos, como el encarecimiento de todas las comunicaciones de los usuarios de móviles realizadas en el interior de los países comunitarios. De esa forma, lo que se presume como una aparente bondad regulatoria puede convertirse en una amenaza para el bolsillo de los europeos.

El aviso para navegantes lo lanzó ayer Chris Fontejin, presidente del Opta, regulador de las telecomunicaciones de los Países Bajos, en su intervención en el III Encuentro Internacional de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), evento que ayer se clausuró en Barcelona.

En dicho foro, Fontejin aseguró que la supresión del roaming ocasionará dos efectos al mismo tiempo: "Bajarán las comunicaciones internacionales y subirán las nacionales". En el caso de Holanda, el precio de las llamadas locales ronda los dos céntimos por minuto frente a los 22 céntimos de las llamadas con otros países comunitarios, lo que Fontejin considera "unas diferencias espectaculares entre los dos extremos".

Todo este nuevo debate tarifario tiene su origen en el empeño de Neelie Kroes, comisaria de Telecomunicaciones, de suprimir el roaming en las llamadas de móviles y acceso a Internet de banda ancha celular entre todos los estados miembros en 2015. Dicha iniciativa generaría, según la comisaria Kroes, una rebaja media del 70% en el coste de las llamadas en itinerancia.

Reinaldo Rodríguez, presidente de la CMT, apuntó que los objetivos de la Agenda Digital de la UE son muy ambiciosos (prevé que todos los europeos dispongan de conexión de 30 megas en sus hogares en 2020), por lo que aseguró que se conforma "con que sirva para arrancar y que actúen de acicate, con independencia de que se puedan no cumplir". Sobre la neutralidad de la Red, Rodríguez señaló que "todo es posible siempre que sea transparente, proporcional y no resulte anticompetitivo".

El resto de los reguladores representados en el Encuentro Internacional también coincidieron en que el concepto de Servicio Universal "ha quedado obsoleto".

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin