Telecomunicaciones y tecnología

Basta con un portátil conectado a la Red para mover el mundo

Microsoft ha recreado en un vídeo situaciones que muy pronto dejarán de ser propias de películas de ciencia ficción. Es el caso de Eli Bowen, un alto ejecutivo que tiene que realizar una presentación en Chicago. Hay que adelantarse hasta el 5 de diciembre de 2010, fecha en la que Bowen prevé concluir sus vacaciones en Hawaii.

Los acontecimientos se desencadenan cuando el directivo se predispone a tomar un avión rumbo a los Estados Unidos. Sin embargo, sus planes iniciales se desmoronan en el propio aeropuerto, cuando el protagonista de la historia recibe un mensaje en su teléfono móvil en el que se le informa de que su vuelo se acaba de cancelar.

A simple vista, lo lógico hubiera sido suspender o aplazar todos los compromisos profesionales inmediatos, pero la simbiosis de la informática y las telecomunicaciones aportan soluciones para seguir funcionando a distancia con absoluta eficacia, a pesar de los imprevistos.

Reunión a través del ordenador

Una vez asumido que se puede trabajar en cualquier rincón del mundo como si se estuviera en la oficina (con las conexiones y herramientas adecuadas), sólo hay que ponerse manos a la obra sin perder un segundo. De esta forma, Bowen contacta con su asistente personal para informar de la situación y de la forma en la que va proceder a continuación: será igual que siempre, pero con miles de kilómetros entre medias que no serán impedimento, gracias a un uso inteligente de los recursos informáticos disponibles.

Dicho y hecho, Bowen convoca una reunión virtual con todo su equipo a una hora determinada. Cuando llega el momento, y a través de un simple Tablet PC con conexión inalámbrica a Internet de alta velocidad, el ejecutivo prepara con sus allegados la presentación que realizará poco después en un seminario.

Interactúan como si estuvieran juntos

En la videoconferencia, realizada con un dispositivo portátil , Bowen no sólo conversa cara con cara con su equipo, sino que también comparte documentos y los modifica en tiempo real. El vídeo recuerda que el jefe se encuentra en un hotel de Hawaii, mientras que los suyos realizan sus actividades en la sede de la organización en el otro lado del mundo. Además, el ejecutivo puede contactar con otras personas que no están presentes en la oficina para también compartir material digital y recabar directamente información de su interés. Todos colaboran e interactúan como si estuvieran en la misma sala.

La infraestructura de comunicaciones unificadas permite obrar el milagro de forma fluida, por lo que Bowen ha podido preparar su presentación con su equipo sin necesidad de compartir el mismo espacio físico. Resuelto lo importante, sólo falta cuidar unos pequeños detalles para una puesta en escena impecable. Así, Bowen adquiere por Internet una camisa, chaqueta y corbata para comparecer por videoconferencia a través de su Tablet PC, desde su habitación de hotel, con el auditorio en el que realiza su exposición. Ni que decir tiene que la presentación fue un éxito.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint