Tecnología

Panda y everis anuncian una alianza estratégica para la protección de datos con Panda Adaptive Defense 360

La compañía de ciberseguridad Panda Security y la consultora everis han anunciado este jueves un acuerdo de colaboración con el que Panda ha facilitado su plataforma Panda Adaptive Defense 360 para el desarrollo del nuevo producto Integral Enterprise Defense y para la protección de datos privados por parte de las empresas.

MADRID, 25 (Portaltic/EP)

Con esta alianza, las empresas han creado Integral Enterprise Defense, un nuevo servicio externo de monitorización, gestión, tratamiento, análisis, evaluación y asesoramiento en ciberseguridad para los clientes que utilicen Panda Adaptive Defense, como han explicado ambas compañías en un evento conjunto celebrado en Madrid este jueves.

Las empresas han colaborado durante un año en el desarrollo de la herramienta, como ha revelado Miguel Ángel Thomas, partner de everis, durante el evento madrileño. "Con la potencia de los productos de Panda, everis ha aportado su conocimiento del mercado", ha asegurado Thomas.

PANDA ADAPTIVE DEFENSE 360

La plataforma Panda Adaptive Defense 360 cuenta con la solución Panda Data Control, que da visibilidad a los datos personales desestructurados. La herramienta, que está instalada de serie en los 'endpoints', hace inventario de los ficheros relevantes en función de si contienen información personal, detectándola automáticamente en archivos de Office, OpenOffice y TXT.

Además, Panda Data Control monitoriza la totalidad de los datos personales y detecta y avisa en caso de que algún usuario lleve a cabo una extracción o un borrado de datos sospechosos. "Las empresas están obligadas a tener ubicados todos sus datos desestructurados con el Reglamento General de Protección de Datos", como ha señalado la Product Manager de Panda, Miriam Serna.

REGLAMENTO GENERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS

El nuevo producto está dirigido para su uso por parte de empresas que buscan incrementar su ciberseguridad de cara a la próxima aplicación del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea, que entrará en vigor el próximo 25 de mayo.

A partir de la llegada del RGPD, las empresas que no gestionen los datos privados de sus clientes con la debida diligencia, deberán solucionar e informar de cualquier brecha de datos crítica en un plazo de 72 horas, y se exponen a sanciones que pueden llegar a los 20 millones de euros para las grandes compañías, como ha explicado en el evento el fundador de la asesora Escila, Pablo Fernández Burgueño.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado