Tecnología

Una piel sintética para luchar contra el cáncer: el último proyecto de Google

Aspecto de unos brazos con la piel de Google. The Atlantic.

La salud y la mejora de la calidad de vida son cuestiones que últimamente están inspirando algunas líneas de investigación de Google. El año pasado la compañía se alió con Novartis para desarrollar las lentillas inteligentes para diabéticos y en unas nanopartículas capaces de detectar cáncer u otras enfermedades infintrándose en el riego sanguineo del paciente. Precisamente esta segunda investigación propición otro sorprendente desarrollo.

Ahora, para poder seguir adelante con este novedoso método de detección, la tecnológica ha empezado a trabajar en una especie de piel sintética que ayudará a los encargados del proyecto a perfeccionar su funcionamiento.

De momento, Google no ha especificado si esta piel humana sintética tendrá otros usos más allá de las pruebas de las nanopartículas, como por ejemplo servir en el futuro para realizar injertos, pero sí ha explicado que esta nueva invención tiene los "mismos componentes que la piel de cualquier persona".

Cómo funciona

En un vídeo publicado por The Atlantic se ve no cómo es esa piel artificial y se muestran más detalles sobre el funcionamiento de la técnica de detección de cáncer en la que Google está trabajando.

Cuando Google dio a conocer su nuevo proyecto en octubre de 2014 no enseñó cómo funcionarían exactamente sus nanopartículas. En el vídeo los empleados de la compañía explican que éstas se situarán en las venas más superficiales de la muñeca y usarán señales lumínicas para comunicarle a una pulsera inteligente lo que han encontrado en el cuerpo del paciente.

Esas señales lumínicas variarán en función de la piel de cada paciente, por lo que en Google las están probando con distintos tonos y densidades de esta piel sintética colocada en brazos falsos.

También se puede ver en el vídeo a como Andrew Conrad, encargado del departamento de cincias de la salud de Google, responde a aquellos que opinan que tener nanopartículas circulando libremente por nuestro cuerpo es algo extraño y antinatural. "Es más extraño y antinatural tener células cancerígenas en tu cuerpo que están intentando matarte constantemente", rebate Conrad.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin