Tecnología

'Joyn' quiere matar al WhatsApp

  • Telefónica, Vodafone y Orange ya tienen marca para su sistema de mensajería
  • Una de las razones es la pérdida de ingresos a por SMS

Se llamará Joyn y dará mucho que hablar a partir del próximo verano. Los usuarios de móviles españoles y europeos pueden quedarse con ese nombre. Se trata de la marca que acaban de elegir los principales operadores de telecomunicaciones europeos para bautizar su plataforma de mensajería instantánea común e interoperable, servicio que competirá con herramientas tan populares como WhatsApp, Messenger, Gmail, Hotmail o Skype, entre otras.

La decisión sobre la identidad corporativa del nuevo formato de comunicación todavía no es oficial, aunque todo apunta a que Joyn será la aplicación de mensajería por Internet y videoconferencia que compartirán los móviles de cientos de millones de usuarios europeos.

Hasta el momento, el conjunto de la industria se refería a este asunto con la denominación técnica Rich Communication Suite (RCS-e), estándar que promete convertirse en la gran apuesta tecnológica de gigantes como Telefónica, Vodafone y Orange. Asimismo, la nuevo sistema de servicios de comunicación sobre Internet estará abierto a otros operadores del continente, que presumiblemente lo adoptarán en las próximas semanas.

Cinco años de trabajo

Según ha podido saber elEconomista de fuentes cercanas a la GSMA, la nueva enseña podría anunciarse a finales de febrero durante el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona que organiza GSMA, asociación que integra a cerca de 800 operadores de telecomunicaciones y que tutela desde hace cinco años el desarrollo de esta nueva suite de herramientas. Precisamente la tecnología RCS-e se desveló el año pasado en la misma feria, donde Telefónica, Vodafone y Orange promocionaron este tipo de formatos para prescindir de servicios de terceros, como WhatsApp, BlackBerry Messenger, iMessage, Gmail, Skype o Hotmail. De esa forma, Google, Microsoft, Apple o Facebook podrían perder relevancia al tener que competir con una propuesta avalada y promocionada por los propios operadores.

Fabricantes como Samsung, HTC, LG y Sony Ericsson ya se han subido a los lomos de un posible caballo ganador que nace con todas las condiciones para triunfar.

Entre otros motivos, Joyn estará preinstalado en el software de las nuevas generaciones de smartphones (teléfonos inteligentes) y destacará sobre el resto de los servicios de terceros al aparecer integrado en la agenda de contactos. Por el contrario, parece lógico pensar que los móviles fabricados por Apple (iPhones) y RIM_(BlackBerry) no incluirán el nuevo estándar en sus equipos.

Entre otras prestaciones, la tecnología que representará Joyn permitirá intercambiar mensajes cortos o multimedia, además de archivos digitales, realizar chats de grupos, servicios de correo electrónico, búsquedas, videoconferencias, junto con decenas de aplicaciones que se irán creando a la medida y gusto de los operadores durante los próximos años.

Pérdida de ingresos por SMS

Hasta el momento, el éxito de la mensajería sobre Internet ha excluido directamente a los grandes operadores de telecomunicaciones, pese a que las infraestructuras de estos son las que soportan esos servicios. Al margen de esas circunstancias, el auge del fenómeno de las nuevas plataformas de mensajería instantánea ha resultado especialmente doloroso para las cuentas de las telecos tradicionales. Entre otros perjuicios, los proveedores de telefonía móvil han visto cómo sus ingresos por mensajes cortos (SMS) han ido reduciéndose en los últimos años, con caídas interanuales de entre el 12 y el 21 por ciento, en función de las compañías. Así, los ingresos totales por SMS_de los operadores españoles alcanzaron los 1.173 millones de euros a finales de septiembre de 2011, con datos de la CMT correspondientes a los cuatro últimos trimestres, frente a los 1.322 millones de euros del mismo periodo de 2010.

Los analistas consultados por este periódico aseguran que el declive de los SMS no tiene marcha atrás debido a la proliferación de las tarifas planas de banda combinada con los nuevos formatos de comunicación sobre Internet. Y es precisamente en ese escenario competitivo es donde las telecos pretenden recuperar la hegemonía perdida en los últimos años.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud