Tecnología

Netflix modifica su política de precios para animar a sus usuarios a abandonar el DVD

El popular servicio estadounidense de alquiler de películas Netflix ha anunciado una subida de las tarifas a los suscriptores de hasta un 60%, una decisión que, para los analistas, esconde una apuesta de la compañía por abandonar su oferta de DVD.

Actualmente la compañía incluye tanto streaming como DVD por 9,99 dólares, mientras que tras el último anuncio de la compañía ofertará ambos servicios por separado cobrando 7,99 dólares por cada uno, con lo que el servicio pasará a costar 15,98 dólares.

Estos nuevos precios serán de carácter inmediato para los nuevo miembros, que terminarán por hacer extensible a todos sus usuarios a partir de septiembre.

Con este movimiento "Netflix querría que sus clientes de DVD se pasen a la web o paguen más", comentó Peter Kafka, experto del blog All Things D.

Sin embargo, Netflix ha querido desmentir estas intenciones y ha aseverado en un comunicado publicado en su blog, que "el nuevo servicio de DVD por correo significa una apuesta a largo plazo en este formato, reflejando nuestra confianza".

Negocio de éxito

Netflix convirtió en éxito el negocio del videoclub por correo por suscripción, un sistema por el que sus clientes creaban listas con las producciones que querían ver y la empresa les enviaba a sus domicilios los DVD correspondientes.

En noviembre de 2010, Netflix estrenó un servicio para el visionado de algunas de las películas de su catálogo directamente por Internet y en un principio fue de acceso gratuito para los usuarios y se terminó por ofrecer a 7,99 dólares a los nuevos clientes.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin