Status

Once marcas de bañadores (con diseños de ahora y de siempre) para lucirte este verano

  • Una selección de marcas para lucir los modelos más en boga de la temporada
  • Los diseñadores persiguen la sofisticación del traje de baño
  • Cada vez son más marcas que apuestan por un modelo de negocio sostenible
Devon Windsor
Madrid

¡Y por fin llegó la hora de lucir palmito! Este verano tenemos más ganas que nunca de viajar y disfrutar de cada rayo de sol, terrazas, chiringuitos, playa, piscina… y estos planes también invitan a renovar armario y apostar por una selección nueva de bikinis y bañadores. Teniendo en cuanta todo tipo de cuerpos y los diseños que más nos puedan favorecer, desde Status escogemos once marcas de bañadores con los que seguro acertarás este verano.

Inalbis

Inalbis es ese chapuzón refrescante, ese olor a crema solar, un intenso sabor a sal y ese color que tanto favorece con el bronceado. Como cada inicio de verano, Inalbis también empezó como un lienzo en blanco, preparado para la aventura y dar color a los días más largos del año. La comunicación que establecen con sus clientas es cercana y transparente. Saben a la perfección sus gustos y lo que buscan para lucir en sus meses preferidos esa prenda que siempre llevan puesta. Sus bikinis están diseñados especialmente para ellas, escuchan sus ideas y propuestas acerca de su producto, por eso, son las auténticas artífices de Inalbis.

Sal de Mar 

Sal de Mar es la primera boutique de ropa de playa y resort de lujo en San Pedro, México. Sus productos incluyen diferentes marcas de lujo y estilo de vida, seleccionadas a mano mediante un cuidadoso proceso creativo, asegurando estilo, originalidad y calidad premium. Su objetivo es ofrecer una selección diversa de productos y marcas que satisfaga la demanda de lujo de mujeres y hombres en trajes de baño y ropa de resort.

Devon Windsor

La modelo americana Devon Windsor lanzó hace dos veranos su propia firma de bikinis y bañadores, un proyecto que tenía desde hace varios años en mente pero que no pudo culminar hasta entonces. Windsor propone toda una revolución en el sector, con bañadores de manga larga o bikinis con cinturón, con la misma dosis de originalidad y elegancia en cada uno de ellos.

Tringl

Aava swim

La marca se centra en el cuidado de nuestro planeta y el cambio de la industria de la moda con prácticas de producción sostenibles y éticas. Sus bañadores están fabricados con un 78% de fibras econyl y un 22% de elastano. Econyl está hecho de desechos oceánicos recuperados, como botellas de plástico viejas y redes de pesca. Obtienen y evalúan sus telas por sus propiedades sostenibles: utilizan alternativas recicladas y más ecológicas al status quo. Se asocian con proveedores que también se centran en la sostenibilidad y las prácticas éticas.

Agua Bendita

Anemos

Anemos es una marca de ropa de baño y resort con sede en Los Ángeles fundada en 2018 por los nativos de California Lauren Arapage y Joshua Shaub. Ex oficial de prensa de Stella McCartney y directora de compras de Moda Operandi respectivamente, la pareja se inspira en la tranquilidad de su estado de origen compartido, así como en la sensibilidad direccional de la ciudad de Nueva York, donde comenzaron sus carreras en la moda. Con una reverencia por el minimalismo y un enfoque en la sostenibilidad, Anemos mantiene a su consumidor en el centro de sus diseños y su impacto en el planeta en el centro de su producción.

Arabella London

Arabella London está reinventando los trajes de baño como una prenda multifuncional para llevar mucho más allá de la playa. El diseño innovador, la atención especial a los detalles y la elección de telas suaves han creado piezas que cierran la brecha entre los trajes de baño y el prêt-à-porter, produciendo una colección de prendas básicas de vestuario en lugar de estilos de temporada. Cada pieza de la colección ha sido diseñada para tener un atractivo transitorio y transestacional. Los estilos más relajados se han diseñado para usarse como ropa de descanso, lencería y ropa deportiva, mientras que las piezas más sofisticadas se pueden usar hasta la noche.

Magda Butrym

Magda Butrym ha creado su propia visión de la feminidad, dando forma a una identidad única para las mujeres de todo el mundo. Ella redefine la artesanía, creando la visión contemporánea del romanticismo en la moda. Ella conecta el pasado con el futuro, el minimalismo con la sensualidad, la elegancia con la soltura, la fuerza con la sensibilidad. Magda Butrym colabora con artesanos independientes de toda Polonia, enriqueciendo tejidos de la más alta calidad con piezas tejidas a mano, cueros trenzados y adornos bordados a mano.

Talia collins

Talia Collins, ex estilista de Vogue Paris, lanzó su marca homónima en 2018 combinando su amor por la moda con su preocupación por el medio ambiente marino. Talia, creció pasando sus veranos en Bretaña y el sur de Francia, donde los días que pasaba nadando y caminando por las costas fomentaron el respeto por el océano y la comprensión de la necesidad de protegerlo. Talia llevó este espíritu a su carrera en la moda y cuando decidió lanzar una marca, sabía que tenía que ser sostenible. La iniciativa de sostenibilidad de Talia Collins se practica en la totalidad del negocio. Cuando compran telas o embalajes nuevos, siempre dan prioridad a los materiales naturales o reciclados.

MBM

Marcia B Maxwell, LLC, también conocida como MBM Swim, fue fundada por la diseñadora autodidacta Marcia Maxwell en 2017. Quería combinar su amor por las siluetas estructuradas y las líneas limpias con su amor por los trajes de baño. De esta visión nació su primera colección. Maxwell mira sus diseños desde una perspectiva única y no teme agregar elementos de estructura y función que no se encuentran tradicionalmente en los trajes de baño. Ella busca crear trajes de baño con la combinación perfecta de elegante, chic y sexy, que no se parece a nada en el mercado.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.