Status

Se inaugura en Sevilla el mayor y más ambicioso proyecto gastronómico del año, Casa Ozama

  • Una villa del 1912 con un amplio jardín acoge un espacio foodie con diferentes zonas
  • Su oferta se distribuye en sus casi 2000m2 entre interior y exterior
  • Su fuerte son los platos a la parrilla, los arroces y el tapeo para compartir
Madrid

Casa Ozama acaba de inaugurarse con mucho poderío y con todos los ingredientes para el éxito. Más de 800 m2 de jardín salpicados de imponentes palmeras centenarias y cargado de sabor andaluz. Entre sus pérgolas y parterres no faltan jazmines, rosales, buganvillas, limoneros, olivos... y hasta una fuente central inspirada en los típicos patios del barrio de Santa Cruz. Lo que fuera la muy conocida localmente Villa Ozama (residencia particular construida en 1912, luego destinada a otros usos) es ejemplo del modernismo y regionalismo imperante en la zona ya que es vecino de los edificios diseñados por Aníbal González para la Exposición Iberoamericana de 1929 en el Parque de María Luisa, como la más que famosa Plaza de España. Todos sus ventanales, terrazas y balcones se asoman al emblemático y cinematográfico parque, autentico pulmón verde del centro de la capital de Andalucía. La fachada es un compendio y manifiesto de la estética de ese momento: la recuperación de artesanías populares como la forja, la cerámica o la azulejería, en este caso en su versión más colorista que luego tendrá un reflejo en su interiorismo y la gráfica de la agencia sevillana Habermas.

En el luminoso interior (con más de 550 m distribuidos en 4 plantas) se han respetado todos los elementos originales del edificio, destacando los ventanales y las majestuosas escaleras, todo realizado con el más exquisito cuidado que merece la protegida e histórica edificación. Cuenta con zonas de extensas barras, bares canallas, elegantes salones, comedores más informales y rincones escondidos para tomarse una copa. El interiorismo de Persevera Producciones rescata y actualiza el glamour de la época con suntuosos tejidos, estampados florales, papeles pintados, materiales nobles, mobiliario contemporáneo... Se mezcla con piezas especiales rescatadas de anticuarios de todo el mundo y golpes de humor en el que los animales/escultura juegan un papel protagonista convirtiendo cada esquina en un divertido paseo por un parque.

El nuevo proyecto está dirigido en lo gastronómico por Juanma García y Genoveva Torres (Ovejas Negras Company) junto a Rafael Cebolla y Óscar Vega (Maria Trifulca). Al reto se han unido empresarios sevillanos como María del Mar Sánchez Blanco, Borja Vázquez, Álvaro Laguillo y Marcos Ybarra. El jefe de cocina es Manuel Pabón (Bib Gourmand por Torres y García).

La carta se centra en platos a la parrilla (atún, rodaballo, corvina, bacalao, lomo alto de vaca madurado durante 40 días, solomillo de vaca vieja o ibérico, presa...) y los arroces (de ibe?ricos, del sen?orito, fideuá? negra de chocos de Isla Cristina -Huelva). No falta el tapeo de producto. ¿Ejemplos? Ensaladilla rusa de langostinos, ostras de la Bretaña francesa al natural, croquetas de cecina de León, minibrioches de cocktail de gamba blanca, anchoas de Santoña OO con mantequilla Café? de Paris, tomates en ensalada con sardina ahumada y queso de Cazalla de la Sierra (Sevilla), taquitos de bacalao fritos, cazuela de albóndigas de choco con picada de azafrán, langostinos de Sanlúcar de Barrameda, calamar de anzuelo frito con salsa tártara o el taco de atún de almadraba con aliño de papas. Entre los postres no faltan la tarta de chocolate, la de queso, los helados artesanos, el arroz con leche o el típico tocino de cielo.

El menú? no olvida los propuestas veganas y vegetarianas. Cuenta con una extensa carta de cócteles y una surtida selección de vinos en los que no faltan los vinos del marco Jerez, los nuevos valores andaluces, y un amplio abanico de lo mejor de las diferentes D.O. españolas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin