Status

Las 10 cámaras de fotos más caras del mundo (mejor no llevarlas a la playa)

  • Las Leica y las Hasselblad copan varios puestos de esta clasificación.
  • La más antigua que se conserva es de 1893 y se pagó por ella casi un millón de dólares.
  • Para un 'millennial' y su móvil estos 'artefactos' pueden resultar incomprensibles.
Algunas marcas legendarias, como Leica, tienen su propio club de seguidores (capaces de pagar lo que sea por un modelo histórico).
Madrid

En ocasiones se trata de las características de la pantalla, de la capacidad de atrapar paisajes inimaginables, de los complementos disponibles o de la opción de ampliar la imagen hasta el infinito con la más alta calidad.

A veces también influye el diseño, y por supuesto, la historia (cámaras ligadas a fotógrafos o momentos concretos del devenir de la fotografía).

Por unas u otras razones, hablamos de cámaras que llegan a costar verdaderas fortunas.

La selección de cámaras fotográficas que traemos hoy no es desde luego para elegir ninguna con la que retratar nuestro día de playa. En unos casos sería para tenerla en el rincón más especial de nuestro salón, y en otros, para emplearla en la sesión más profesional.

Algunas de ellas son la herramienta deseada por miles de fotógrafos profesionales, mientras que otras son su objeto de deseo coleccionista.

Sean de uno u otro tipo, se trata de las cámaras de fotos más caras del mundo:

Cámara Daguerrotipo Susse Freres

Es el dispositivo más antiguo que se conserva, construido en 1893, y eso elevó el último precio que se pagó por ella hasta los 978.000 dólares. Se trata de una creación de Alphonse Giroux, según el diseño Jacques Mande Daguerre, y fue uno de los dos primeros modelos comerciales que se lanzaron. Sin duda, un verdadero incunable para los amantes de la fotografía.

Serie O Leica No.107

Creada por Oskar Barnack en 1923, fue una de las primeras cámaras portátiles, lo que supuso un avance fundamental por la libertad de movimiento que permitía al fotógrafo.

La primera edición fue de tan solo 20 cámaras, una de las cuales fue adquirida recientemente en una subasta en Nueva York por medio millón de dólares.

Phase One IQ180 Digital Back

Estamos ante un dispositivo que, más que una cámara fotográfica, algunas webs definen como "un multisistema súper potente oculto en una cámara ordinaria".

La cuestión es que las imágenes tomadas con esta cámara ocupan mucho más espacio del ordinario, y de ahí que disponga de varios puertos potentes que facilitan el traspaso del material al ordenador. Toda esa tecnología y las posibilidades profesionales de la máquina elevan su precio hasta los 48.000 dólares.

Leaf AFi 10

Es uno de los grandes objetos de deseo para los fotógrafos de paisajes y, en general, de los que suelen trabajar con imágenes de gran formato.

Con 56 megapíxeles, la característica principal de esta cámara digital es la posibilidad de cambiar la orientación de vertical a horizontal con solo apretar un botón, sin necesidad de girar su cámara fotográfica. "La cámara de fotos que vale más que un coche", proclamaron algunos medios cuando se lanzó, en 2008, por 44.000 dólares.

Hasselblad H4D-60

Antes de salir a la venta ya estaba en boca de todo el sector profesional, y es que su sensor extra grande, con 60 megapíxeles, la convertía en un 'juguete' de lo más deseable.

Al margen de las muchas posibilidades gráficas que brinda la tecnología que incorpora, la adquisición de este modelo también abría la puerta al Hasselblad Owners Club, un exclusivo grupo de fotógrafos profesionales. Y todo eso por 'tan solo' 40.000 dólares.

Hasselblad H4D-50MS

Según las estadísticas, estamos ante la cámara que podremos encontrar más a menudo en los principales estudios fotográficos de todo el mundo.

Es un dispositivo de 50 megapíxeles con sensor de imagen CCD de 36.7 x 49.1 mm, que cuenta además con la ventaja de obtener excelentes resultados en las imágenes en movimiento. Su precio se acercaba bastante en su lanzamiento al de su 'hermano mayor', rondando los 38.000 dólares.

Hasselblad H3DII-50

Cada fotografía hecha con esta cámara pesa alrededor de 300MB, por lo que es importante acompañarla de varias tarjetas de memoria.

Esta tercera cámara de la casa especialista Hasselblad está pensada para verdaderos profesionales del sector, y como la anterior, cuenta con un sensor de 50 megapíxeles, con un precio muy similar: 37.000 dólares.

Leica 10715 M9 Set 'Titan'

Las fotografías de esta cámara deberían salir 'sobre ruedas'... y es que Walter de Silva, jefe de la división de diseño del Grupo Volkswagen, participó en la creación de este dispositivo, que no en vano, además de un rotundo equipamiento tecnológico interno, hace gala de un seductor diseño exterior.

Todas las partes metálicas exteriores están hechas de titanio, mientras que las incrustaciones son de cuero genuino. Todos estos detalles elevan su precio hasta los 35.000 dólares.

Mamiya DM56

Podríamos decir de ella que es la cámara más rápida al oeste del Mississippi; la velocidad de sincronización, la elección de obturadores, el software (Capture One por Phase One o Leaf Capture) y la ergonomía la convierten en una cámara realmente versátil, con un sensor de 56 megapíxeles y amplio rango ISO (80-800). No en vano su precio alcanzo en lanzamiento los 32.490 dólares.

Linhof Technorama 617s III

Si andas buscando una cámara panorámica, pocos modelos ofrecerán tan buenos resultados como este. Una cámara con un formato de imagen de 6x17 cm que combina tres imágenes de 6x6 en una sola toma.

Eso sí, las proporciones de la cámara van a la medida de sus resultados. Se ajusta a los 7.200 dólares (solo el cuerpo).

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin