Status

La belleza real según Peter Lindbergh (el fotógrafo que revolucionó el mundo de la moda en los 90)

  • La editorial Taschen reedita ampliada la obra definitiva de este celebérrimo fotógrafo.
  • Su trabajo se asocia a 'supermodelos' como Linda Evangelista o Christy Turlington.
  • El volumen reúne más de 300 instantáneas, recogidas a lo largo de 40 años de carrera.
Portada del libro 'Peter Lindbergh. A different vision on fashion photography' (Taschen).
Madrid

En cualquier arte existen momentos decisivos, episodios concretos que conducen a la revolución de la disciplina concreta.

En el caso de la fotografía de moda, es indudable que una de las fechas clave fue cuando, en 1988, un fotógrafo alemán de 44 años y origen polaco, de nombre Peter Lindbergh, reunió a una serie de jóvenes modelos en una playa de Malibú y decidió fotografiarlas subrayando la naturalidad y sencillez de sus rostros, limpios de maquillaje.

De aquella sesión, conocida como White shirts, salió la fotografía que ilustró la primera portada de la edición estadounidense de la revista Vogue, y las jóvenes protagonistas acabarían erigidas como la avanzadilla de la generación de supermodelos de la década de 1990:

Linda Evangelista, Christy Turlington, Rachel Williams, Karen Alexander, Tatjana Patitz y Estelle Lefébure.

Enamorado del arte -especialmente de Van Gogh- y escaparatista de profesión, Lindbergh no llegó al mundo de la fotografía hasta ya cumplidos los treinta años, pero una vez la descubrió, cayó rendido ante sus posibilidades.

Linda Evangelista (cortesía de Taschen).

De hecho, su forma de mirar el mundo a través del objetivo, aplicada al universo de la fotografía de moda, acabó redefiniendo el concepto de belleza. Con el blanco y negro como seña de identidad, la fotografía, y especialmente la de moda no volverían a ser iguales después de Lindbergh.

El artista falleció el pasado septiembre a los 74 años, y con ese motivo la editorial Taschen ha decidido lanzar una edición revisada del libro que, ya en su primera edición en 2016, se convirtió rápidamente en un clásico y ansiado objeto de deseo: Peter Lindbergh. A different vision on fashion photography.

Con medio centenar de páginas más (512 en total), entre las que se incluye una reciente entrevista al fotógrafo, el volumen reúne más de 300 imágenes recogidas a lo largo de los cuarenta años de la carrera de Lindbergh, incluyendo algunas fotografías para la campaña de Comme des Garçons, que en 1980 ofreció al artista una de sus primeras experiencias en la fotografía comercial.

Kate Moss (cortesía de Taschen).

La triunfal colaboración de Lindbergh con las más destacadas firmas de moda llevó su relación con estas más allá de las propias campañas. Los mejores diseñadores de las últimas décadas quisieron posar ante la cámara del artista alemán, que lograba sacar de ellos historias gráficas semejantes a las que obtenía de sus modelos.

Azzedine Alaïa, Giorgio Armani, Alber Elbaz, John Galliano, Jean Paul Gaultier, Karl Lagerfeld, Thierry Mugler o Yves Saint Laurent fueron algunos de los genios de la moda fotografiados por Lindbergh.

Pero su influencia no se quedó en las pasarelas y las revistas de estilo. Cuando su trabajo ayudó a encumbrar a modelos como Kate Moss, Naomi Campbell, Linda Evangelista, Cindy Crawford o Claudia Schiffer, Hollywood le abrió con gusto sus puertas, y las estrellas más destacadas de la meca del cine posaron para él: Cate Blanchett, Charlotte Rampling, Richard Gere, Isabelle Huppert, Nicole Kidman, Madonna, Brad Pitt, Catherine Deneuve o Jeanne Moreau, entre otras.

Milla Jovovivh (cortesía de Taschen).

Cuando la firma de Peter Lindbergh comenzó a aparecer en las revistas de moda hacía ya tiempo que era conocida en las galerías de arte contemporáneo.

Esa experiencia previa en las bellas artes hizo que en su trabajo de moda, la ropa o el glamour quedasen siempre en un segundo plano: la humanidad y personalidad de sus fotografiados se alzaban como protagonistas, además de unas miradas que solía impregnar de cierta melancolía.

También de ese periodo artístico previo incluye diversas imágenes el nuevo volumen de Taschen, lo que permite comprender mejor la evolución del artista y el diálogo entre los dos campos en los que se desarrolló su obra fotográfica.

En definitiva, la actualización de una trabajo fundamental sobre un artista imprescindible.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.