Status

Aston Martin hace la carrera de su vida en bolsa... Pero no es suficiente

  • En el penúltimo mes de 2019 se ha anotado una subida de más del 40%
  • Este año los expertos esperan que registre unas pérdidas de 17,8 millones
Aston Martin DBX

El fabricante británico de vehículos de lujo despide noviembre por todo lo alto. Y es que sus acciones se han apuntado una subida de más del 40% en el penúltimo mes de 2019. Eso sí, este repunte solo ha servido para maquillar un poco el mal año que está teniendo.

La compañía ha llegado a perder casi un 70% este año, lo que la llevó a marcar mínimos históricos en las 3,99 libras. Ahora, tras el avance de noviembre, ha logrado mitigar este pésimo balance y acumula un descenso del 54%.

El grupo se estrenó en el mercado bursátil en octubre de 2018, cuando su valoración superaba los 4.000 millones de libras. Una cifra que ahora no llega a los 1.300 millones. Desde su salto al parqué, solo ha conseguido cerrar cuatro meses con alzas en bolsa.

En el tercer trimestre del año la firma anunció unas pérdidas de 13,5 millones de libras, por lo que ya son cuatro los trimestres consecutivos teñidos con números rojos. Para el conjunto de 2019 la situación no pinta mejor, ya que los expertos esperan que pierda casi 18 millones de libras. Ya en 2020 se prevé un beneficio cercano a los 30 millones de libras.

Los principales problemas a los que se enfrenta la empresa son el Brexit y la guerra comercial. Solo Reino Unido supone un 23% de su facturación. "Es poco probable que el entorno comercial a corto plazo en el Reino Unido y Europa mejore", explican desde JP Morgan. El banco norteamericano se mantiene cauteloso con la empresa debido a "las débiles perspectivas de la demanda, el Brexit, la presión sobre el flujo de caja y la limitación de los catalizadores hasta el segundo semestre de 2020".

El pasado mes de julio la agencia de calificación crediticia S&P rebajó el rating de Aston Martin de B a B- con perspectiva negativa, tras las pérdidas que anunció en el semestre y la rebaja de sus perspectivas para el año. El grupo británico se vio obligado a recortar su previsión de matriculaciones mundiales y de resultados para el conjunto de este ejercicio por la incertidumbre macroeconómica y el deterioro del mercado.

En este contexto, S&P señaló que el lanzamiento del nuevo todocamino de Aston Martin, el DBX, es "fundamental" para que la empresa británica crezca y continúe siendo solvente. Precisamente en noviembre Aston Martin ha presentado el que es su primer SUV (Sport Utility Vehicle) en su más de 100 años de historia. Un lanzamiento que ha actuado de catalizador para la firma. Asimismo, también ha dado a conocer la primera moto de su historia, la AMB 001.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.