Seleccion eE

El tigre se agazapa, la grúa se derrumba: el descalabro inmobiliario en China

Esperamos que la construcción de viviendas particulares en China registre una caída comprendida entre el 30% y el 50% durante los próximos años. En realidad, se trata de una valoración optimista a la vista de los efectos secundarios provocados por otros desplomes inmobiliarios en países con poblaciones envejecidas.

Somos prudentemente optimistas sobre que "esta vez sea distinto" para el caso de China, la cual soportará el duro ajuste del sector sin que suponga una catástrofe de tipo económico o financiero. No obstante, reconocemos que incluso nuestras "alentadoras" previsiones están bastante por debajo del consenso, lo que hace que nuestra previsión para el crecimiento en 2016 esté por debajo del 6%.

Por David Nowakowski

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin