Empleo y prácticas

Europa Laica no entiende que el Estado pague por los caprichos dogmáticos de la Iglesia

El presidente de Europa Laica, Francisco Delgado, criticó este viernes que sea el Estado, a través del Ministerio de Educación, el que finalmente haga frente a los pagos por 10 años de salario a la profesora de Religión almeriense despedida por casarse con un divorciado.

En declaraciones a Servimedia, Delgado subrayó que "el Estado no debe pagar los caprichos dogmáticos de la Iglesia", ya que la sentencia del Tribunal Constitucional (que rechaza un recurso de súplica del arzobispado) y la del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía reconocen que el despido de la profesora Resurrección Galera vulneró sus derechos fundamentales.

Si esto es así, "que sea el Arzobispado de Almería el que haga frente" al pago del sueldo atrasado que, según el tribunal, Galera tiene derecho a percibir hasta que sea readmitida, apuntó Delgado. La cantidad no aparece en la sentencia, pero suponiendo un salario de 234.000 pesetas al mes (lo que cobraba en 2001) durante 10 años, el monto final podría superar los 200.000 euros.

Según Delgado, el arzobispado se equivocó al despedirla y es la Iglesia, "una empresa rica y la única a la que parece que no le afecta la crisis", quien debe asumir el abono de dicha cantidad. El Tribunal Constitucional ha puesto fin a más de 10 años de pleitos, desde que el TSJA diera la razón a los obispos en 2002 al avalar la procedencia del despido. El TC aceptó en 2011 un recurso de amparo de la profesora ante el que el arzobispado interpuso un recurso de súplica, que el tribunal desestimó. De este modo, el TSJA se ha visto obligado a modificar su sentencia de 2002 y a exigir la readmisión de la profesora y el abono de los sueldos atrasados desde entonces. Delgado se felicitó por que los derechos de una trabajadora se hayan visto reconocidos, aunque reiteró la oposición de Europa Laica a que en las escuelas públicas se impartan clases de Religión.

comentariosforum9WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 9

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

bati
A Favor
En Contra

A ver si se enteran de una vez, contrata la administración. Es ésta la única empresaria. Pues si se despide es lógico que le toque "pagar" al empresario, como en cualquier empresa, e indemnice. Otra cosa bien distinta es que una condición del contrato sea la propuesta del obispo y sin dicha propuesta se anule el contrato automáticamente. Entonces, si se produce la remoción de la propuesta, no tiene sentido ni hablar de despido ni procede a indemnización alguna ya que el despido es absolutamente válido y ajustado a las condiciones del contrato.

¿Se han leído la sentencia?

Puntuación -1
#1
A Favor
En Contra

El problema parte del Acuerdo de 26 de febrero de 1999, suscrito entre los Ministerios de Justicia y de Educación y Cultura y La Conferencia Episcopal española. En ese acuerdo se sitúa en una situación de privilegio a los profesores que imparten la asignatura de religión, conculcando el principio de igualdad de acceso a la Administración pública y suponiendo una discriminación con respecto al resto de profesores de primaria y secundaria que tienen que acceder mediante oposición a sus puestos de trabajo.

Puntuación 1
#2
Usuario validado en elEconomista.es
Razón y lógica
A Favor
En Contra

Los requisitos que se exigen a los educadores de la asignatura de religión, tanto para primaria como para secundaria son los siguientes:

Competencia: Justificada con tener la titulación correspondiente y equivalente a la exigida a los funcionarios interinos.

Certificado de idoneidad: Se centra en las cualidades de la persona para impartir una disciplina de carácter religioso. Esto supone que cualquier profesor de religión tiene ...

Puntuación 1
#3
Usuario validado en elEconomista.es
Razón y lógica
A Favor
En Contra

... que ser propuesto para cada curso escolar por el Ordinario del lugar (el responsable para este tema de la Iglesia católica) y después será designado por la autoridad académica. La Autoridad religiosa tiene todas las facultades en la selección, renovación o cese de los profesores, aunque quien los paga es la Administración, que también deberá encuadrarlos en el Régimen General de la SEguridad Social y su régimen retributido equiparado al de los funcionarios interinos.

Puntuación 1
#4
Usuario validado en elEconomista.es
Razón y lógica
A Favor
En Contra

Estos profesores tienen el beneficio de que no tienen que presentarse a oposición alguna para obtener las ventajas de un puesto estable (aunque el contrato es anual por el curso académico), sin embargo están sometidos cada año a mantener certificado de idoneidad (vivir según las normas de la iglesia católica).

Puntuación 1
#5
Usuario validado en elEconomista.es
Razón y lógica
A Favor
En Contra

¿Que este sometimiento no es Constitucional? Yo creo que no, cuando los requisitos que se exigen, eliminan los derechos reconocidos por la Constitución Española. Sin embargo, ningún profesor denuncia el incumplimiento de los requisitos de libre acceso en igualdad y concurrencia con respecto al resto de profesores.

Puntuación 1
#6
Usuario validado en elEconomista.es
Razón y lógica
A Favor
En Contra

Bueno, una posible solución para mí, sería. Renovar los acuerdos con la Santa Sede, que para mí son hereditarios de una época en la que la Iglesia Católica tenía un poder grandioso en España y que en estas materias como otras, suponen una gran discriminación para el resto de Confesiones y para todos los españoles que no pertenecen a ninguna confesión. No hay que olvidad que una de los apoyos de la Iglesia actual, es que son la religión mayoritaria en registro de fieles, además de su carácter histórico que proviene del siglo IV, cuando Constantino declaró a la religión católica como religión legal y poco después Teodosio I la declaró religión oficial.

Puntuación 1
#7
Usuario validado en elEconomista.es
Razón y lógica
A Favor
En Contra

Por eso impiden que alguien se pueda borrar de sus registros, aunque muchas personas hayan sido bautizadas por costumbre, porque lo hace todo el mundo, o hayan dejado de creer y ya no se consideren católicas, aun así tienen que financiar la Iglesia Católica, la cual bebe, de las exenciones fiscales, los presupuestos generales y del IRPF, entre otros medios.

Puntuación 1
#8
Usuario validado en elEconomista.es
Razón y lógica
A Favor
En Contra

Así que ahora tendremos que pagar entre todos, los doscientos mil euros aproximadamente que van a tener que devolverle a esta señora católica que quiere vivir según sus convicciones pero favorecerse de los privilegios de la Iglesia. Que es profesora de religión, pero debe desconocer que la Iglesia Católica no reconoce el divorcio y que tampoco reconoce el matrimonio civil. Para la iglesia, ella vive en pecado y tiene que pensar con'quién quiere ser congruente, con la Iglesia o con la Constitución, ya que en este campo no son coincidentes.

Puntuación 1
#9