Política

EEUU confirma en Tel Aviv una venta que garantiza la supremacía aérea israelí

Jerusalén, 22 abr (EFE).- El secretario de Defensa de EEUU, Chuck Hagel, confirmó hoy en Tel Aviv un acuerdo de venta de aviones, radares y misiles que garantizará a Israel el mantenimiento de su "superioridad aérea" en Oriente Medio.

Israel será el primero en recibir un número indeterminado de equipos militares que incluyen misiles anti-radiación, sistemas avanzados de radar, helicópteros para el transporte de tropas, aviones cisterna y aparatos híbridos.

Una tecnología que preservará la "superioridad militar" de Israel "sobre cualquier Estado enemigo", organización "o coalición", dijo hoy Hagel en conferencia de prensa conjunta con su homólogo israelí, Moshé Yalón, tras la reunión que mantuvieron en el Ministerio de Defensa en Tel Aviv.

Hagel, que culmina mañana su primera visita oficial a Israel, enmarcada en una gira que le llevará también a Jordania, Arabia Saudí, Egipto y Emiratos Árabes Unidos, apuntó también que los equipos mejorarán su capacidad de operar fuera de sus fronteras, en aparente referencia a un eventual ataque israelí a Irán para destruir su programa nuclear.

Según medios locales, la venta está valorada en 3.000 millones de dólares (casi 2.300 millones de euros), aunque se desconoce si formará parte de la ayuda militar que Washington entrega a Israel cada año, la mayor que concede en el mundo, o será financiada por separado.

El resto del paquete militar, que totaliza 10.000 millones de dólares (7.663 millones de euros), irá a dos aliados de Estados Unidos y enemigos de Teherán: Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos,

Washington ha puesto gran atención en que la transacción asegure a Israel su supremacía militar en Oriente Medio, por la que vela desde hace décadas, sin ser interpretada en cambio como una "luz verde" a un ataque unilateral a Irán, explicó una destacada fuente de la administración estadounidense al diario "The New York Times".

No obstante, dos de los equipos facilitarían una misión así: En primer lugar la nueva generación de aviones de reabastecimiento en vuelo KC-135, que ampliaría la capacidad de vuelo de los cazas israelíes, básica para lanzar un bombardeo sorpresa a miles de kilómetros de distancia.

En segundo lugar, el V22 Osprey, un híbrido entre avión y helicóptero (vuela como el primero pero despega y aterriza como el segundo) que Israel será el primer país extranjero en adquirir y de gran utilidad para transportar tropas a lugares de compleja accesibilidad.

Israel también comprará radares para sus cazabombarderos y misiles anti-radiación diseñados para destruir defensas aéreas enemigas.

El presidente israelí, Simón Peres, quien se reunió hoy con Hagel en Jerusalén, se refirió al contencioso nuclear con Irán, país que Israel considera como una "amenaza existencial", especialmente por las dudas que arroja la opacidad de Teherán sobre el contenido y alcance de su programa atómico, que también ha sido criticado y sancionado por la comunidad internacional.

En un comunicado difundido por su oficina, Peres dijo que la visita de Hagen "es un mensaje a Irán" para que no avance en su programa nuclear. "Si se puede lograr por medios diplomáticos, mejor, pero si la diplomacia no basta, entonces todas las opciones están sobre la mesa", en alusión a una hipotética operación militar israelí contra las infraestructuras nucleares iraníes.

De hecho, ayer Hagel ya se refirió a la venta a Israel de esta remesa de armamentos, tecnología y equipos como una "señal clara" a Teherán.

El secretario de Defensa ha insistido en este viaje en que "Israel es una nación soberana y cualquier nación soberana tiene el derecho de defenderse y protegerse a sí misma".

Hoy, como parte de su agenda oficial, Hagen sobrevoló en un helicóptero militar los Altos del Golán, territorio sirio ocupado por Israel desde la Guerra de los seis días, de 1967, con explicaciones de Yalón sobre los retos estratégicos del Estado judío.

Hagel, que visitó ayer el Museo del Holocausto (Yad Vashem) de Jerusalén y fue invitado de honor de Yalón en una cena en un hotel de la ciudad, tiene previsto reunirse mañana con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud