Otros sectores

Montgomery Burns: "Daría todo lo que tengo por tener un poco más"

Montgomery Burns, magnate de la energía. Foto: eE

Montgomery Burns ha sobrepasado hace décadas la edad de jubilación. Pero él sigue activo, tanto como le permite su delicada salud de hierro, y acude a diario, desde su mansión de Springfield, a su inmenso despacho de la central nuclear, desde cuya mesa vigila, gracias a los monitores de televisión, todas las dependencias de las instalaciones

P ¿Quién es ese empleado que come donuts sobre el panel de control de la central?

R Y yo qué demonios sé. Smithers es quién lleva eso de los nombres en la empresa. ¿Es que no tiene intención de preguntarme nada más interesante?

P ¿De verdad da tanto dinero la energía nuclear?

R Podría dar más, pero no me quejo. El último acuerdo con Corea del Norte me ha permitido duplicar mi modesto patrimonio. Dios bendiga a Kim Jong IL.

P ¿Y no le preocupa la contaminación?

R ¿Qué contaminación? Cómo habrá observado nuestra central no emite CO2. Esos humos sí que son molestos.

P ¡Pero los peces del río de Springfield tienen tres ojos!

R Excelente. Son un vivo ejemplo de la evolución de las especies.

P ¿No indica eso que la central tiene fallos de seguridad?

R En absoluto. En los últimos cuarenta años sólo Waylon Smithers sufrió un accidente y semejante cosa no se ha vuelto a repetir.

P ¿No estuvo casi a punto de explotar la instalación?

R Casi. Esa es la palabra clave. El trasero de uno de los empleados lo impidió.

P Señor Burns, le acusan de tener una ambición sin límite, ¿es cierto que piensa que la familia es un impedimento para los negocios ?

R La familia, la religión y la amistad. Si se presenta la oportunidad que no te pille camino de la maternidad o arrodillado en una iglesia. Ese es mi consejo.

P ¿Y no le parece enfermizo vivir tan apegado a su fortuna?

R No lo hago. Dios sabe que daría todo lo que tengo por tener un poco más.

P ¿Planea entrar en otros negocios?

R Siempre estoy pensando en nuevas actividades. Y en mis hobbies, viene a ser lo mismo. Pero a menudo me tropiezo con unas estúpidas leyes que me lo impiden.

P ¿Por qué vive en Springfield? ¿No le gustaría vivir en una gran ciudad donde un multimillonario como usted pudiera pasar desapercibido?

R Smithers me ha sugerido alguna vez que me mude a San Francisco, pero yo le digo que está loco. Aquí me conoce todo el mundo. ¿Qué haría yo en Nueva York o San Francisco?

El placer de tener dinero consiste en infundir temor a tus semejantes. No me he hecho rico para que me sonrían por la calle.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum4

oblongo
A Favor
En Contra

Interesantííísima entrevista! Me gustaron las respuestas de Mr Burns; ¡qué sinceridad! eso sentido común puro y duro

Puntuación 0
#1
Nicolás Escartin
A Favor
En Contra

Hacia mucho no leia algo tan entretenido en prensa económica. Esto es hacer estimaciones propias de economista y hacer periodismo.

Puntuación 0
#2
chufo
A Favor
En Contra

Este es uno de esos casos en los que la realidad supera a la ficción. La psicopatía de los empresarios supera cualquier personaje imaginario. Burns sería una monjita de la caridad comparado con todos los tiburones a los que ahora tendremos que sufragar para no hundirnos todos en su mierda.

Puntuación 3
#3
Miguel García
A Favor
En Contra

En Chile tenemos a uno igual a este personaje, se llama Piñera, hombre de clase media y de sensibilidad humanista cristiana y quiere ser Presidente de Chile, es millonario y solo le falta tener "La Moneda" (Palacio Presidencial) para completar su fortuna, admira a Berlusconi (tiene un canal de TV) y como la crisis llegó a su hogar dejó de comprar Coca Cola, le gusta un equipo pero es accionista mayoritario de otro, de vez en cuando lo multan en EE.UU. y Chile por no respectar las normas en el manejo de información privilegiada.

Puntuación 3
#4