Opinión

Una forma de volar más eficiente, fluida y sostenible es posible

Sombra de un Avión

Con la llegada de las vacaciones, millones de personas eligen el avión como su medio de transporte preferido, y los aeropuertos comienzan a llenarse de maletas y colas de facturación cada vez más largas. Por ello, a diario, miles de personas trabajamos para que esta experiencia sea lo más positiva posible y, en particular, los proveedores de servicios de control aéreo tratamos de que este proceso sea, además de seguro, eficiente y rápido.

Dando por hecho que la seguridad de las operaciones aéreas debe ser la máxima prioridad en toda política interna de una empresa como la nuestra, la eficiencia y fluidez también son dos pilares fundamentales que no podemos dejar de lado, y que pueden convivir perfectamente con las medidas de seguridad obligatorias. Trabajar comprometidos con la eficiencia y rapidez del tráfico en un aeropuerto es un imperativo, ya que garantizar un flujo seguro del tráfico aéreo conlleva un cumplimiento de objetivos o indicadores operativos, como son la consecución de la máxima puntualidad y la reducción de emisiones al medio ambiente.

La entrada en España hace ya 12 años de nuevos proveedores de servicio de control privados supuso un antes y un después en este sentido, al traer consigo una mejora de la cultura de notificación de sucesos de seguridad, pero también unos niveles más altos en la calidad del servicio. Esta calidad, además de a través de encuestas, se mide a nivel europeo por Eurocontrol y de acuerdo con indicadores tasados y establecidos que permiten comparar el rendimiento de los principales aeropuertos de Europa.

Los datos son claros: las torres de control en las que se ha liberalizado el servicio de tránsito aéreo han incrementado su eficiencia cerca de un 60% de media, mientras que en las no liberalizadas el crecimiento ha sido de un 20%, según datos de la CNMC. Este hecho es muy relevante, ya que el coste de los servicios de control de aeródromo tiene un impacto directo en las tasas aeroportuarias y, por tanto, en el bolsillo del pasajero.

En todos los casos, la puntualidad en la gestión de las salidas de las aeronaves y la demora en rodaje son significativamente mejores en las torres liberalizadas en comparación con las no liberalizadas. Esta eficiente gestión del tráfico aéreo se traduce, además de en un incremento de la satisfacción del pasajero, en una reducción de la huella de carbono y en ahorros en combustible.

¿Cómo se consigue una mejor gestión de la afluencia?

La gestión de la afluencia del tránsito aéreo tiene como principal objetivo contribuir a un flujo seguro, ordenado y rápido del tráfico aéreo, garantizando que la capacidad existente en una dependencia se utilice en la mayor medida posible y que el volumen de tráfico sea compatible con las capacidades declaradas. Para que esto se pueda llevar a cabo, el sistema aplica unas regulaciones y horas de salida para cada vuelo, emitidas en forma de hora calculada de despegue (CTOT, por sus siglas en inglés, y los famosos SLOTs en el lenguaje más coloquial). Así, la puntualidad en salida se mide como el grado de adherencia de los controladores a esa hora calculada de despegue.

El valor global en las unidades de Skyway donde el CTOT es de aplicación, se situó en 2023 por encima del 99%, siendo Ibiza, Valencia y Alicante - con una sola pista tanto para despegues como aterrizajes? los aeropuertos de la red nacional con mejor índice alcanzado, situando a Skyway dos puntos por encima de la media de la industria en España. De hecho, Alicante e Ibiza se encuentran dentro de los diez aeropuertos europeos de más de 70.000 operaciones comerciales con un mayor grado de cumplimiento, siendo Ibiza el segundo de todo el continente, con un 99,56%.

Además de la puntualidad en salidas, la eficiencia de los servicios de control de torre se mide por las demoras en llegadas. En ese sentido, es importante también destacar que, en 2023, la demora en llegadas atribuible a Skyway en cualquiera de las torres de control gestionadas fue de 0 minutos. Según datos oficiales, de los diez aeropuertos nacionales con más operaciones, solo los tres gestionados por Skyway no presentaron ninguna demora atribuible al servicio de control aéreo.

En resumen, la experiencia de todos estos años ha acreditado que las torres de control liberalizadas ofrecen unos resultados de seguridad, calidad y eficiencia superiores a las que no lo han sido todavía, mejorando así los resultados globales de la red. En un escenario de tráfico creciente como el que están experimentando los aeropuertos españoles y teniendo en cuenta que 70 millones de turistas llegan cada año a nuestro país mediante el avión, continuar con el proceso de liberalización iniciado en 2012 debería ser una de las prioridades en la agenda política.

En Skyway, nuestra principal meta es y será siempre seguir aportando al sector de la aviación en España en general y del control aéreo en particular los máximos estándares en seguridad, eficiencia y calidad.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud