Opinión

La integración de perfiles diversos, clave del éxito del 'Legaltech'

Digitalización de la justicia. iStock

La irrupción del Legaltech ha marcado un punto de inflexión en la prestación de servicios legales, dando lugar a una transformación sustancial en este ámbito. En este contexto, la automatización de tareas se erige como un catalizador para la reducción de costes, la agilización de procesos y la mejora en la administración de casos legales, generando así una ventaja competitiva para las empresas en este sector altamente competitivo.

Así mismo, el tejido del ámbito empresarial en el ámbito legal encuentra su núcleo en la innovación y la tecnología. Para lograr tal propósito, es esencial integrar perfiles que, en principio, podrían parecer ajenos al sector. Es aquí cuando, el departamento de IT emerge como una columna vertebral esencial en las empresas legales, orquestando la creación de aplicaciones que optimizan procesos internos, estableciendo sistemas de control para la detección y mitigación de errores, y asegurando la privacidad y seguridad de los datos mediante sistemas de almacenamiento. En esencia, este departamento es el artífice de infraestructuras y estrategias tecnológicas que realzan la eficiencia y la calidad de los servicios prestados a los clientes.

La colaboración entre el departamento de IT y abogados, así como perfiles con competencias empresariales es crucial para la convergencia de conocimientos y lograr tecnologías y herramientas adaptadas a las necesidades específicas de la empresa y los clientes. Es aquí donde hallamos uno de los pilares para la reinvención del sector legal mediante la tecnología.

Por su parte, los perfiles administrativos, al adquirir competencias legales y habilidades tecnológicas, adquieren un rol de primordial importancia. Estos profesionales realizan tareas que abarcan desde la gestión de información jurídica hasta el manejo de requerimientos judiciales y labores de facturación y contabilidad, lo que culmina en una operación más eficiente y focalizada.

Por otro lado, no podemos olvidar que el aspecto masivo de los procesos no queda ajeno a esta transformación. Las herramientas desarrolladas por el departamento de IT facilitan la preparación, generación y actualización masiva de información, proporcionando un flujo de datos fiable y actualizado en todo momento. De igual manera, la presentación de escritos y demandas masivas es agilizada gracias a la sinergia entre aplicaciones y plataformas como LEXNET.

La magnitud de este cambio se refleja también en el ámbito del Marketing y la Comunicación. Las empresas Legaltech, inmersas en un entorno de continua innovación tecnológica, deben difundir sus proyectos, logros y servicios de manera constante. La gestión de redes sociales, medios de comunicación y publicidad demanda la dedicación exclusiva de un departamento especializado.

Cobrar una imagen empresarial sólida y comunicar el valor de los servicios ofrecidos se torna crucial, especialmente en modelos de trabajo novedosos y recientes en el mercado. La transparencia en la información, tanto interna como externa, adquiere un carácter fundamental. La gestión de perfiles en redes sociales y la participación en eventos sectoriales son responsabilidades que deben abordarse con un enfoque estratégico.

En resumen, las firmas de servicios legales basadas en Legaltech requieren de una integración y colaboración sinérgica entre departamentos y perfiles profesionales diversos. Como afirma el filósofo Thomas Reid, "una cadena es tan frágil como su eslabón más débil". La cohesión interdepartamental y la unión de distintas aptitudes profesionales se convierten en el fundamento para el logro de objetivos y, sobre todo, para la retención de clientes, que percibirán a la empresa como una entidad sólida y estable en el panorama legal actual.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud