Opinión

Medicina de Precisión, palanca de cambio

  • Los avances en Oncología nos han permitido cambiar la historia natural de muchos tumores
Enriqueta Felip, presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM)

El cáncer es una de las principales causas de morbi-mortalidad a nivel mundial y se prevé que su incidencia aumente en los próximos años debido fundamentalmente al envejecimiento de la población y a los hábitos de vida.

En los últimos tiempos, los avances en Oncología nos han permitido cambiar la historia natural de muchos tumores gracias al desarrollo de la medicina de precisión. De la mano de los biomarcadores se ha logrado identificar y afinar el conocimiento de distintas vías moleculares que intervienen en la proliferación de la célula tumoral y en el desarrollo de mecanismos de resistencia a los tratamientos.

Los avances en el desarrollo de las denominadas terapias diana frente a alteraciones moleculares concretas, la inmunoterapia y los radiofármacos han supuesto un impacto significativo en la supervivencia de nuestros pacientes logrando un control de la enfermedad a largo plazo.

En el último congreso de la Sociedad Americana de Oncología Médica (ASCO), celebrado a principios de junio, se han presentado varias comunicaciones orales de la mano de oncólogos españoles, además de la participación de muchos de nuestros hospitales en grandes ensayos que lograrán un cambio en la práctica clínica habitual.

Debemos seguir trabajando para poder ampliar estos avances a más pacientes ya que, lamentablemente, muchos tumores continúan huérfanos en la identificación de biomarcadores y terapias dirigidas, así como lograr un acceso equitativo a estas mejoras y fomentar la investigación a través de una estrategia nacional común que garantice, en última instancia, la sostenibilidad del sistema.

No podemos olvidar que la incidencia de ciertos tumores podría reducirse en un 30%-40% evitando ciertos hábitos de vida como el sedentarismo, la obesidad o el consumo de alcohol y tabaco.

Por ello, otro de los grandes retos de nuestra especialidad es evitar la aparición de tumores o detectarlos en fases precoces y, por tanto, curables, mediante los programas de prevención primaria y secundaria, herramientas indispensables para reducir la incidencia y mortalidad de muchos tumores.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin