Opinion legal

'Sandbox': Es ahora o nunca

Foto: Archivo

Dicho con otras palabras, el tren de la innovación en el sector financiero está pasando y no se nos puede escapar.

Como es de sobra conocido por todos, España tiene publicado un Anteproyecto de Ley para la innovación en el sector financiero (denominado oficialmente "De medidas para la Transformación Digital del Sector Financiero), que fue presentado en septiembre de 2018. Es un proyecto innovador, valiente y arriesgado, iniciado en su momento por el Ministro Guindos, continuado por Escolano y definitivamente impulsado y hasta concluido por la Ministra Calviño. Es una norma, que entre muchas otras decisiones audaces, decidió crear un Sandbox en España para el sector financiero, es decir, un banco de pruebas controlado para que las ideas financieras más innovadoras se desarrollaran bajo la supervisión del Estado, favoreciendo así a los emprendedores y a los consumidores.

El Sandbox financiero funciona en Gran Bretaña desde 2016 y es un rotundo éxito. Decenas de empresas y de emprendedores se han beneficiado de su puesta en marcha. Dinamarca, Holanda y Polonia, entre otros, han copiado esta idea y la han implementado ya en sus ordenamientos jurídicos. Toda Europa estaba pendiente del Sandbox español desde mediados del año pasado, todos estaban atentos a lo que pasaba en un país potente a este nivel como España. Tanto que en Gran Bretaña se creó un Sandbox global para todos los países de la Commonwealth con el fin de competir con el Sandbox español, al que se veía como una vía de entrada en Europa para toda Latinoamérica.

La aprobación de las normas lleva su tiempo, hacer las cosas bien es laborioso y así ha ocurrido con el Sandbox español, son muchos agentes los implicados y la Secretaría de Estado del Tesoro y su magnífico funcionariado han sido muy prudentes. Sin embargo la innovación financiera, y su herramienta más potente, el Sandbox, no pueden retrasarse más. Si esperamos a la formación de un nuevo gobierno, a que pase el tsunami electoral que nos espera, llegaremos tarde y la puntualidad en la innovación, sino ser el primero, es vital. España tiene muchísimo talento en la industria Fintech, la Asociación Española de Fintech e Insurtech con la que he tenido el honor de colaborar desde hace ya dos años es una mina de competencia, eficacia y audacia. Si la regulación no acompaña, todo ese talento, se irá.

El 21 de febrero es el último Consejo de Ministros de esta legislatura. Se puede aprobar ese día el Anteproyecto y después ratificarse por todos los partidos políticos en el Parlamento antes del 28 de abril, simplemente hay que tener voluntad de hacerlo, nada más. No es lo mismo un Sandbox funcionando y a pleno rendimiento el mes de mayo de 2019 que un Sandbox que empiece a arrancar en 2020 o 2021. En materia de innovación financiera un año es una eternidad.

La pregunta por tanto es si habrá responsabilidad y voluntad política por quien debe tenerla. ¿Quién apoyará a los emprendedores en España?

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint