Opinión

España, hacia una economía de impacto

Foto: Archivo

En un momento en el que la ONU, el G-20 y países de todo el mundo están avanzando en su apuesta por modelos de economía más sostenibles, España tiene este año la oportunidad de dar un paso al frente, con la adhesión al Grupo de Trabajo Global para la Inversión de Impacto impulsado por los países del G-8, el Global Steering Group for Impact Investment (GSG).

En un momento en el que la ONU, el G-20 y países de todo el mundo están avanzando en su apuesta por modelos de economía más sostenibles, España tiene este año la oportunidad de dar un paso al frente, con la adhesión al Grupo de Trabajo Global para la Inversión de Impacto impulsado por los países del G-8, el Global Steering Group for Impact Investment (GSG).

Las inversiones de impacto son aquellas que buscan un impacto social y medioambiental positivo y medible, junto con un retorno financiero como mínimo igual al capital principal invertido. Este concepto ha emergido como una pujante corriente económica que combina innovación social y estrategia empresarial para solucionar los problemas sociales y medioambientales de nuestra sociedad, y que ya en 2017 atrajo una inversión de 228.000 millones de dólares, el doble que el año anterior. Para hacernos una idea, según la ONU hoy son necesarios 2,5 billones de dólares adicionales de inversión en todo el mundo para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, pudiendo ser la inversión de impacto una punta de lanza imprescindible para invertir en proyectos que contribuyan a la protección del planeta y a un progreso socioeconómico sostenible, al tiempo que rentable.

Este concepto aún no está asimilado ni en la sociedad ni en las instituciones de nuestro país, y en los últimos años España ha quedado rezagada en lo que a inversión de impacto se refiere en comparación con países de su entorno como Francia o Portugal, donde el gobierno de António Costa está apostando firmemente por su impulso. Desde que en 2013 el primer ministro británico David Cameron elevara la inversión de impacto a la agenda del G-8, dando lugar al Global Steering Group for Impact Investment (GSG), esta ha tomado un importante impulso, sumando al GSG un total de 21 países adheridos. Países entre los cuales aún no está España. Ante esta situación de autoexclusión internacional, la sociedad civil inconformista de nuestro país ha decidido emprender la ambiciosa tarea de lograr la adhesión de España al GSG. La incorporación al GSG está siendo liderada por la Asociación Foro Impacto, que ejerce como Secretaría del Grupo de Trabajo para la inversión de impacto social y ambiental en España, y promovida por las entidades Open Value, UnLtd y Eurocapital EAFI.

Ya durante el año 2018, este Grupo de Trabajo liderado por Foro Impacto logró integrar a más de 70 líderes de la sociedad civil y del sector privado con el objetivo de consensuar una batería de más de 100 recomendaciones para impulsar la economía de impacto en España. Desde Foro Impacto esperamos que estas recomendaciones supongan el impulso definitivo para elevar la inversión de impacto a la agenda política, del tercer sector y sector privado en España. Como muestra de la activación de la inversión de impacto perseguida por Foro Impacto y con la vista puesta en la próxima adhesión al GSG, el pasado 29 de marzo tuvo lugar en Madrid un encuentro sobre políticas públicas en inversión de impacto, que contó con la presencia de altos representantes de la OCDE y países europeos adheridos al GSG, además de la Comisión Europea, del Ministerio de Economía español y de organismos públicos pioneros en la materia en España, como el Ayuntamiento de Madrid.

Con iniciativas así, desde Foro Impacto queremos llamar a la implicación del sector privado y las administraciones públicas para contribuir a un cambio de modelo que pueda poner a España a la vanguardia. Sin duda, nos encontramos ante una gran oportunidad para potenciar la modernización de la economía española y 2019 es un año clave.

Los países de nuestro entorno nos llevan mucha ventaja, y España no puede permitirse el lujo de dejar pasar esta oportunidad. Tenemos que actuar.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0