Opinión

Joaquín Leguina: La necedad que nos invade

El actor Jim Carrey y su esposa no son los únicos famosos que han decidido no vacunar a sus hijos porque, según ellos, las vacunas son malas para la salud de los niños.

¿Por qué? Porque hay imbéciles -una mixtura de curanderos y predicadores- que, contra toda evidencia empírica, sostienen cosas como las siguientes: "La salud depende de nuestra energía positiva", "la enfermedad es un desequilibrio que se combate potenciando psíquicamente el proceso de autocuración", etc., etc.

Que cuatro idiotas con aires religiosos sostengan estas u otras necedades no sería muy grave, pero como la imbecilidad es contagiosa, durante los últimos veinte años el número de los creyentes no ha hecho sino crecer, de suerte que en muchos países europeos las vacunaciones han caído del cien por cien al 95 por ciento, y como consecuencia han reaparecido enfermedades -como la tos ferina o el sarampión- que estaban a punto de ser erradicadas.

En Reino Unido, la caída en la tasa de vacunación contra la tos ferina produjo una epidemia con más de 100.000 casos y 36 defunciones y en España se puso en marcha en el año 2000 un programa para erradicar el sarampión en diez años, pero a causa del rechazo (leve, pero real) a la vacunación, se han dado brotes de esta enfermedad (en 2010 hubo un brote en Granada con 46 personas contagiadas).

La creación de un cátedra de homeopatía en la Universidad de Zaragoza o la programación por parte de la Uned de tres máster en los que se enseñan seudociencias denuncian tanto la falta de firmeza a la hora de pararles los pies a estos impostores como una estúpida tolerancia para con sus ideas. Ideas que son una extraña mezcla de ideología de desecho e intereses económicos. Intereses que -me malicio- explican esa tolerancia hacia estos vendedores de motos (sin motor y sin manillar).

Conviene recordar que las epidemias no son asunto personal sino colectivo y, por lo tanto, sobre estos predicadores debería caer todo el peso del Código Penal, como corresponde a un delito contra la salud pública.

Joaquín Leguina. Estadístico

comentarios10WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 10

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Teviaespiazar
A Favor
En Contra

Pues mira, te voy a tener que dar la razón.

Puntuación 12
#1
beltenebrós
A Favor
En Contra

Estos fachosos tienen que enterarse que si este país está así es por culpa del pp, sólamente!

El pp regaló dinero a los gandules a cambio de su voto.

el pp enterró el dinero que pidió prestado a merkel en las aceras con el plan E

el pp creó ministerios inútiles con zorras al cargo de soltar estupideces, día sí y día también, con vistas a acabar con la paciencia de las personas que pasan de 90 de c.i.

el pp subió el iva, los impuestos sobre carburantes y demás, nos arruinó.

el pp anunció los brotes verdes, pero se los comió.

el pp logró multiplicar como los panes y los peces los ingresos y bienes de los bonos, las pajines, las delavegas, los pepiños, y el resto que quedan en el tintero.

el pp reformó todo lo reformable en contra de los trabajadores, y compró a los sindicatos para que no ladrasen contra ellos, sino contra el prisoe

CACA PP, VOTA P$OE!

Puntuación 3
#2
Mou
A Favor
En Contra

Respecto a 2 ¡avisen a los loqueros!

Puntuación 14
#3
baso
A Favor
En Contra

¿qué mosca le ha picado a este buen señor de repente para hablar de vacunas cuando estamos todos al borce del abismo?

Puntuación -5
#4
fernando
A Favor
En Contra

a nº2,Beltenebrós,estas equivocado,aun no te has enterado que el PP y Rajoy,nunca tienen nada que decir,son mudos,donde no hay ideas,no puede haber palabras,documentate bien...

Puntuación 1
#5
José
A Favor
En Contra

Aunque haya fanáticos de la seudociencia que dicen que las vacunas son malas, también hay un extremo opuesto que hace depender todo de los medicamentos y alimentos.

Por encima de unos y otros, hay gente que por su actitud mental y psicológica, con más ganas de construir y menos de atormentarse, tiene más estabilidad biológica y menos problemas de salud.

Si todo dependiera de los alimentos y medicamentos, los vietnamitas no hubieran derrotado a japoneses, franceses y estadounidenses.

El que no lo crea y diga que esto es necedad, está invitado a observar y controlar sus propios pensamientos.

Puntuación 1
#6
Sofí­a
A Favor
En Contra

Sr del comentario Nº 2:

Se equivocó de lugar. Aquí se está hablando de otra cosa.

Puntuación 3
#7
R
A Favor
En Contra

Creía que iba a extender su razonamiento a los que creen en las capacidas autorregulatorias del mercado; la oportunidad que has perdido, Joaquín.

Puntuación 2
#8
beltenebrós
A Favor
En Contra

fernando, ideas puede tenerlas hasta un tonto, y con sus consecuencias. Por ejemplo, hace 3 años, 11 millones de tontos decidieron votar al psoe, entre ellos, tú, y gracias a vuestras ideas estamos en la ruina

Puntuación 1
#9
Dictadura vacunal
A Favor
En Contra

"Hay tres tipos de mentiras: mentiras pequeñas, mentiras grandes y estadísticas". Bien se ve que las vacunas ya no van a ser el negocio que eran, ese chollo se está acabando para las compañías farmaceuticas y para los políticos y consejeros médicos vendidos al postor. Hay muchas clases de dictadura, ojo que la vacunal se aproxima como una de ellas.

Puntuación 0
#10