Opinión

Julio Anguita: El rescate (III)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha declarado recientemente que de no haber tomado a su tiempo las medidas de recorte a los salarios de funcionarios, congelación de pensiones, venta de empresas públicas y una generalizada austeridad en el gasto público, el rescate habría sido inevitable.

Pareciera como si nos hubiésemos librado de una temible amenaza gracias al sacrificio de todos y que, en resumen, se había escogido el mal menor.

Si reparamos en las medidas acordadas, éstas no son otras que las impuestas por cualquier operación de rescate; es decir, intentamos evitar la forma rescate , pero poniendo en marcha políticas con idéntico contenido y dándoles, de cara a la opinión pública, un sentido de sustitución cautelar.

Cuando vemos las milmillonarias cifras que se le han prestado a Grecia y la inutilidad de las mismas a efectos de capacidad de pago de los préstamos; cuando se anuncian medidas similares para las economías de Irlanda y Portugal y, además, observamos la depresión del consumo y, por ende, la incapacidad de generar excedente para pagar las deudas (la original, la sobrevenida por el rescate y la más que posible como consecuencia de su morosidad estructural), la pregunta es inevitable: ¿tiene solución el problema?

Los datos sobre el Producto Interior Bruto en España -y, en consecuencia, sobre el consumo- nos indican que estamos en una situación rayana en la depresión. Con un 30 por ciento de capacidad productiva fuera de servicio y con problemas sociales de paro, precariedad y atención a obligaciones sociales sancionadas por la Constitución, seguir insistiendo en competitividad basada en costes salariales, reducción del mal llamado Estado de Bienestar y en la defensa del actual modelo de Unión Europea es, cuando menos, instalarse en una huida permanente de la realidad.

No puede ser otra la razón que explique una política basada en tomar el purgante motu proprio a fin de que no te lo den por la fuerza. Cuestión de formas.

Julio Anguita. Ex coordinador general de IU.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum8

beltenebrós
A Favor
En Contra

Y quien disparó el déficit regalando dinero para ahora tener que pagarlo con sangre?

Ah, espere, ya me acuerdo señor anguita, fue franco!!

La filosofía de la gente de izquierdas es sencilla: viva el socialismo, si se aplica y fracasa (como no puede ser de otra manera), la culpa ha sido del que la había aplicado, ergo hay que girar el timón más a la izquierda, hasta que demos vueltas como una noria, nunca ceder el mando a las personas con criterio, no vaya a ser que nos saquen de la "desaceleración"

Habrá que pedirle a los guarros de sol que nos solucionen esto tocando los timbales y fumando porros

Puntuación -18
#1
Beltenbrós se ha comido un pepino importado de Alemania
A Favor
En Contra

Al #1 - ¡La ignorancia es atrevida, hablar es gratis y no hay peor ciego que el que no quiere ver! Llamar guarros a todos los que acampan en Sol, me parece un reflejo clarísimo de lo que tú eres.

Puntuación 21
#2
alcor
A Favor
En Contra

¿Y la solucion es?

Puntuación 6
#3
Marvão
A Favor
En Contra

Señor Anguita, sigue presentando síntomas de demagogia y de desconocimiento. En primer lugar, nada tiene que ver las medidas de aquí con las tomadas en los países rescatados. Y aunque esto fuese así, Portugal, Grecia e Irlanda, perdieron su identidad como país, ahora su país lo dirige el FMI, y el BCE.

Deje de decir disparates, y analice un poco más objetivo (economía positiva). Y dé soluciones, no solo critique.

El comunismo es la ideología mas fácil que hay, solo tienes que criticar todo. Y que el estado tenga monopolios de empresas y estas te obliguen a comprar sus productos.

¿Qué es más democrático: un sistema de pensiones ya dado por el estado y que eres precio aceptante, o que haya competencia privada y tu escojas (si quieres) una empresa, que se ajuste más a tus preferencias?

Puntuación -8
#4
Usuario validado en elEconomista.es
Dou Llones
A Favor
En Contra

Sr. Anguita, mi impresión es que el presidente del gobierno ha tenido dos fallos:

1º) No darse cuenta del pufo que le había dejado su antecesor

2º) Tratar de ganarse a “La Codicia” con medidas de su agrado, lo que le puso al “pie de los caballos”. Se las han despreciado.

¿Sencillo, no?

Puntuación 1
#5
Pedro
A Favor
En Contra

Beltenebros, ¿y quien disparó la deuda de particulares y empresas hasta el 250% del PIB?¿y quien disparó la deuda de la banca que necesita que la salve el Estado mediante el FROM y avales por 100.000 millones?

y con deudas privadas como esas ¿que futuro nos puede esperar?

Si el Estado no lo es todo, no se puede responsabilizar de todo al Estado.

Puntuación 1
#6
Pit
A Favor
En Contra

Hemos montado un curioso sistema, el capitalcomunismo, en el que lo que se reparte entre los pobres no es la riqueza de los ricos sino sus deudas.

Puntuación 9
#7
Usuario validado en elEconomista.es
ElAmperiocontraPaca
A Favor
En Contra

¿Para qué nos enfrascamos en discutir cosas menos importantes si lo verdaderamente importante son unos cuantos puntos sencillos?

El que diga que no, miente o no se entera.

El sistema actual mundial (y repito, mundial) nos ha llevado a que unos pocos amasen el 99 % de la riqueza y el 99 % de la gente lo lleve como pueda. En concreto, una sola persona como B.Gates tiene la misma cantidad de dinero que 1300 millones de personas. O bien, la mitad de la población mundial, unos 3000 millones de personas, se mueren literalmente en la miseria. Esto es así y el que no lo quiera reconocer pues ya queda retratado.

No se trata de hacer un comunismo como en la URSS, que es lo primero que todo el mundo

"suelta", ese sistema tampoco ha funcionado porque al final, el hombre es el que se encarga de hacer mal las cosas y porque no se trata de hacer un comunismo puro y duro. De lo que se trata es de progresar, mejorar, coger lo bueno de un lado y lo bueno de otro.

Para empezar, si queremos enriquecernos como llevan haciendo muchas personas muchos años, hay que cuidar el jardín. Esto es, contribuir con una buena parte de los beneficions para que el "tinglado" funcione. No como se está haciendo, que unos por otros, a cual más avaricioso y egoísta, se están cargando el sistema. Muchos piensan: cuando eso pase, yo no estaré, y si estoy tendré pasta y saldré. Como otros también lo hacen, yo lo hago..... y así, va pasando el tiempo y ahora tenemos lo que tenemos. Pero esto, cada vez está peor, y cada vez va a dejar más "muertos" en el camino, y cada vez tiene peor solución. ¿Tan difícil es ver esto? Pues esto es lo que tenemos que transmitir, para que no haya nadie que no esté avisado. Ahora, una vez claro lo que tenemos y a lo que estamos jugando, que cada cual actúe según su mejor entendimiento.

Mientras siga habiendo corrupción, despilfarro, mala gestión, paraísos fiscales, fraude fiscal de los ricos, etc, etc. esto no se arregla, al revés, empeora como se está viendo.

El día que en los países "civilizados" no haya empleo, porque no haya trabajo, porque las empresas fabrican en otros países donde pagan menos a los trabajadores y tributan menos, etc. ese día ¿cómo viviremos? ¿para quién fabricarán las empresas? ¿pasarán a ser esos países "emergentes" hoy los países del "bienestar" mañana? ¿qué serán mañana los países del "bienestar" hoy? ¿hacia dónde nos lleva este círculo cada vez más opresor?

Si esto siguiera así, pasados unos años habría dos posibilidades: o bien se colapsaría todo, es decir, habría una serie de gente con muchos ceros en una cuenta pero nada más a su alrededor, por lo que sería lo mismo tener que no tener, y cantidades ingentes de personas sin nada, al final sería una jungla. O bien, se pararía todo este sin sentido antes de llegar al punto anterior, esto es lo que pasará, la pregunta es cuándo. ¿Hace falta recalenta más el mundo para empezar a cambiar a un sistema más justo?

Puntuación 0
#8