Opinión

Lorenzo B. de Quirós: La cuestión catalana

La sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña ha creado una enorme polémica que puede desembocar en una crisis institucional. De un lado se exige la aceptación por parte del Principado de la resolución del máximo órgano jurisdiccional del Estado; de otro se considera que esa decisión atenta contra la voluntad mayoritaria del pueblo catalán expresada en referéndum.

Guste o no, esta situación plantea un problema de primera magnitud en tanto que las fuentes de legitimación de las pretensiones catalanas y las del TC son diferentes. En este contexto, el enfrentamiento entre las demandas políticas de Cataluña y el marco institucional vigente tienen una difícil solución y ponen en cuestión el modelo de organización territorial del Estado alumbrado por la Constitución de 1978. Éste es el fondo de la cuestión y resolverlo es de una extrema complejidad.

De entrada da igual, permítaseme la licencia, que un texto constitucional declare que sólo hay una nación, la española; también da igual el recurso a razones históricas para justificar las pretensiones integradoras o particularistas del todo o de una parte. Del mismo modo es irrelevante declarar que el único poder constituyente es el conjunto del pueblo español.

Posible solución

Cuando la mayoría de la población existente en un territorio determinado aspira a constituirse en Estado o en algo muy parecido y se siente justa o injustamente tratada por el resto, ése es un hecho de extrema gravedad. Ante este panorama, la respuesta clásica de los gobiernos centrales era suspender la autonomía de las administraciones sedicentes u obligarles por la fuerza a permanecer dentro de la estructura unitaria o descentralizada del Estado. La otra alternativa ha sido permitir la disgregación pacífica de la vieja estructura territorial, léase el caso de la antigua Checoslovaquia.

A estas alturas parece improbable que un Estado democrático en un entorno como el europeo sea capaz o esté dispuesto a recurrir a una suspensión del autogobierno de una región o de una comunidad autónoma o a una intervención militar para evitar la secesión de una parte de su territorio. Es más, la amenaza de usar esas dos armas tiene un escaso poder disuasorio.

Tampoco es posible que, en un escenario de economías abiertas, un Gobierno central empeñado en preservar su unidad sea capaz de asfixiar económicamente a la parte que quiere o aspira a disgregarse.

El coste y las competencias

El Estado moderno, tal como se alumbró hace cinco siglos, está en crisis y resulta muy complicado mantenerlo con sus viejas prerrogativas en contra de la voluntad de quienes lo integran. Desde esta perspectiva, su capacidad de recabar la lealtad de sus súbditos depende sólo de la persuasión, de ofrecerles fórmulas de integración atractivas.

En un mundo económicamente integrado, el tamaño del mercado de un país es más grande, mucho más grande, de lo que lo es su dimensión política. En el caso extremo, en el que las fronteras son totalmente irrelevantes para las interacciones económicas, el tamaño del mercado de cada país es el mundo. La evidencia empírica demuestra que cuanto mayor es la apertura internacional de un territorio, su viabilidad tiende a volverse independiente de su dimensión.

No es una casualidad que la existencia de la NAFTA hiciese el separatismo de Quebec más fácil y menos costoso. En una Europa con libre circulación de bienes, servicios y capitales, cualquier estructura territorial puede sobrevivir salvo que cometa el error o el suicidio de volverse autárquica. El coste de la independencia disminuye con la globalización de la economía.

Con independencia de la cuestión catalana, lo cierto es que los estados europeos contemporáneos, en su forma tradicional se ven amenazados por dos movimientos. Por un lado por el traspaso de competencias hacia una entidad supranacional, la Unión Europea; por otro, por una transferencia de poder hacia las administraciones periféricas, regiones y municipios. Esta tendencia será imparable salvo que se produzca una vuelta generalizada al proteccionismo en Europa, lo que es poco probable.

Ante este panorama es necesario plantear formas imaginativas, flexibles y no coercitivas de integración política, lo que exige convencer a los teóricos o reales secesionistas, independentistas o llámeseles como se quiera de las ventajas de la unión. En otras palabras es preciso recrear o reinventar el esquema de Las Españas.

Por último, es impensable buscar un acuerdo institucional estable sin modificar de manera radical ese mecanismo de transferencias interregionales. Al margen de unos mínimos, no todas las regiones del país tienen que tener los mismos servicios públicos o idénticas prestaciones sociales como tampoco una similar presión fiscal. Este uniformismo es incompatible con la propia esencia de un sistema descentralizado, es ineficiente y además crea agravios, sobre todo en épocas de crisis. Las zonas ricas del territorio nacional no tienen por qué subvencionar a las pobres, lo que además no ha servido para avanzar en la convergencia real entre las regiones españolas sino para crear mecanismos de clientelismo político pagado con el dinero de otros.

En suma, la cuestión catalana no es una anormalidad española sino el resultado de una estructura de organización territorial del Estado que no se adapta a la realidad de los tiempos. Así sucede en otras entidades políticas. En el caso de España resulta evidente que el Título VIII de la Constitución ya no da más de sí. Si el problema de Cataluña no se afronta con inteligencia y racionalidad, el andamiaje de eso que llamamos España puede saltar en pedazos.

Lorenzo B. de Quirós, miembro del consejo editorial de elEconomista.

comentarios58WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 58

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

nacho
A Favor
En Contra

o cat hace autocritica y se desquita de su verdadero cancer estar cuestionando permanentemente a españa, ref permanentes a los fachas la guerra civil la tumba de lorca ...etc o lo unico q va a conocer van a ser mas autogob mas compet mas indep y mas paro mas fuga de empresas mas salidas de capital, algo q se ha demostrado q en 30 años no ha funcionado sino para hacer perder mas peso economico hasta cotas inimaginables, OS QUEDAN 2 OPCIONES LA VIA DE PORTUGAL O HACER AUTOCRICA, la primera via es la fuga de capital como esta sucediendo desde hace 30 años lento pero progresivo e irreversible ademas de paro y un pib q en 20 años se esta calculado sera la mitad de madrid...

Puntuación -6
#25
anticiclon
A Favor
En Contra

El nacionalismo da muy buenos dividendos en la elecciones de Cataluña y por eso hay una subasta de a ver quien es mas nacionalista. El problema es que en España se ha montado otra igual a ver quien es mas anticatalan. Y eso no va a tener solución tan sencilla porque es la competición de a ver gratis quien es mas bocas.

Aquí hay que hacer lo siguiente: referendum de independencia, si sale que sí, independencia, si sale que no, en cincuenta años prohibido sembrar cizaña y promover conflictos.

Eso sí seria una solución justa, si no es el niño permanentemente llorando hasta salirse con la suya.

Puntuación 11
#26
subaru
A Favor
En Contra

un hermano es hermano hasta que es rico y el otro no. eso os pasa a vosotros, sois insolidarios y si vuestra situación fuese la contraria no opinaríais lo mismo, representáis la manzana podrida, el error de la naturaleza. que no se os olvide que todo lo que sois no es por vosotros sino por todos los españoles y tened cuidado que arrieros somos y...

Puntuación -16
#27
subaru
A Favor
En Contra

pobres ignorantes, pero donde vais a ir, detrás de las empresas que cierran. que paradoja si esas empresas van a españa, que haríais listillos...

Puntuación -14
#28
also
A Favor
En Contra

Catrámba! Por fin alguien con sentido común! felicidades. Ojalá en la meseta todos tuviesen esta amplitud de miras. los catalanes estaríamos encantados de pertenecer a España.

Puntuación 8
#29
JKL
A Favor
En Contra

Ya se ve que en España hay muy pocos amantes de la democracia, es casi todos los comentarios se dedican a criticar el "nacionalismo" como si fuera una especie de enfermedad que tienen los catalanes y vascos sin darse cuenta que lo que ellos representan es un nacionalismo todavía mas radical puesto que no aportan ningún argumento válido excepto la amenaza, el odio y una especie de obsesión por la palabra nacionalismo que nadie sabe que significa realmente.

Entérense!! La mayoría de la gente que quiere la independencia es por una cuestión práctica y no por chorradas históricas o sentimentales, lo que empuja cada vez a más gente a la convicción de que lo mejor para ellos y sus hijos es la independencia es la percepción de que en Cataluña se viviría mejor siendo independientes que formando parte de un Estado al que aporta más de lo que recibe económicamente y en el que se sienten incomprendidos y atacados permanentemente.

Al que firma como "A ver como lo ven" le diría que no fuera tan pretencioso en sus comentarios, ya que si necesita 300 líneas para explicar que el nacionalismo es irracional o bien no es tan inteligente como el cree o bien tiene un lío en la cabeza que no se aclara.

El nacionalismo, entendido como la voluntad de tener una autogobierno con competencias absolutas que permita gestionar los recursos de un determinado territorio con el fin de cubrir las necesidades de los habitantes de dicho territorio (que es como lo entienden la mayoría de nacionalistas) es absolutamente racional y lo que no parece racional es la respuesta de muchos de contestar con amenazas o con comparativas ofensivas (estilo chimpancé) a la voluntad expresada democráticamente en las urnas por dichos ciudadanos.

Al que firma como REALIDAD le diría que su realidad es bastante distorsionada, ¿quién debe hacer autocrítica el movimiento independentista catalán que cada día tiene más apoyos o la nación española en la que cada día hay más gente que no quiere pertenecer a ella?

Además la comparación con Portugal es absurda, ya que también podrías comparar a Cataluña con Holanda o Dinamarca que tienen territorios y densidades de población parecidas.

En conclusión, como dice el artículo, el futuro se decidirá de acuerdo con la voluntad popular (en eso consiste la democracia) y con actitudes prepotentes, amenazantes y con tan poca visión de miras le auguro un gran futuro al independentismo catalán.

Puntuación -10
#30
grand canyon
A Favor
En Contra

Ceder al nacionalismo siempre es una malisima idea. Es como dejar escapar el genio de la botella, luego ya no lo vas a volver a meter. Ya se encargan los políticos de ello.

El nacionalismo no es mas que un sentimiento político agitado y utilizado por los politicos para sacar rendimiento de la gente, y como la gente no somos muy alla de espabilados funciona perfecto.

Es algo muy interesante de ver como se les ha sacado partido a los catalanes con esto, haciendoles más pobres, es objetivo, y a la vez diciendoles que están mejorando con los nuevos logros nacionalistas.

Cualquiera lo va a entender, si están cada día peor, económicamente lo están, peor relativamente que en el franquismo, ¿cómo y hacia donde es que les mejora la autonomía?

Y si están mejor, ¿cómo es que se sienten tan víctimas, cada día más y más insatisfechos? Algo no cuadra.

Lo que cuadra es que se trata de eso, de agitar el sentimiento de insatisfacción para sacar beneficios políticos muy concretos.

Puntuación 8
#31
a ver como lo ven
A Favor
En Contra

A JKL

¿le sería posible para el cinturón de Barcelona pedir la independencia de Cataluña y conseguirla? ¿apelando a la democracia y a las libertades tampoco? ¿y a los intereses?

Ya te lo contesto yo, Eso sería por encima de mi cadáver dirían muchos miles. Pero que muchos, intentalo a ver que pasa.

¿Me sería posible a mí quemar una senyera gigante, en medio del Nou Camp un día de partido? Alli en medio y con todas las de la ley, aqui estoy yo y quemo este trapo porque está pasado de modas y mirandolo bien el diseño es hortera que te cagas,

Ya te lo contesto yo. Ni mil policías pararían la que se iba a liar.

Eso de que el nacionalismo no es un sentimiento irracional y es sólo una cuestión contable y de interés compuesto no te lo crees ni tú.

Lo que dices no es cierto porque no se aguanta con que lo que he afirmado que no se puede hacer, luego hay más que callas convenientemente. Esa hipocresía es muy típicamente nacionalista.

Puntuación 15
#32
a ver como lo ven
A Favor
En Contra

Eso de que detrás de las banderas no hay nada se demuestra que no es verdad hasta que pruebas a limpiarte el culo con ellas.

PD Si se quiere se elimina el comentario, pero la palabra es necesaria, por lo que connota.

Puntuación 10
#33
lolaimetas
A Favor
En Contra

#22 Habló el simio ultranacionalista

Puntuación -13
#34
a ver como lo ven
A Favor
En Contra

Una bandera es el mejor disfraz detrás del que se puede acultar un sinvergüenza.

Puntuación 5
#35
a ver como lo ven
A Favor
En Contra

Las razones del señor #34 lolaimetas ejemplifican a la perfección lo que digo, que el nacionalismo es algo perfectamente racional y ni se siente atacado y todo lo tiene a la luz del día.

Como que falla algo, ¿no es asÑ

Puntuación 9
#36
asies
A Favor
En Contra

Estoy leyendo muy buenos argumentos de lo que es en verdad la cuestion nacionalista. Y me parece bien porque no hay que dejarse vencer tan facil por los politicos interesados solo en dividir desde el control de las teles y los temarios de los colegios. Eso les sirve para adoctrinar a la gente y empezar con el nosotros frente a los otros a su exclusivo beneficio.

Puntuación 6
#37
Lluí­s
A Favor
En Contra

"El nacionalismo es irracional y emocional, un puzzle teórico e histórico... Los argumentos para la existencia de una nación no tienen fuerza, pero el sentimiento nacionalista existe... El nacionalismo actual construir Estados basándose en una concepción irreal de población homogénea: Nosotros, el grupo, definidos contra otros, porque no hay otro modo de definir el grupo."

Eric Hobsbawm

Historiador de Birbeck College de la Universidad de Londres (1996).

Puntuación 10
#38
Lluí­s
A Favor
En Contra

"La nación es una comunidad política imaginada, porque el nacionalismo engendra las naciones, y no al revés. Se aprovechan y transforman culturas heredadas, se inventan tradiciones y se restauran esencias originales completamente ficticias."

Benedict Anderson

Historiador y sociólogo anglosajón (1983).

Puntuación 9
#39
sandiego
A Favor
En Contra

A veeeeeeer, que he leido al señor JKL que esto es sólo cosa de dineros, de que si vivimos mejor o peor o no sé que más. Eso no se tiene por ningún lado. A Cataluña vas mañana y en vez del 30% o el 50% del IRPF les das el 90% y además las competencias que queden, no sé cuales porque ya al Estado como no sea el Ejército y Exteriores no le queda nada

y nada

por mí s que les des no dejará de haber CiU y ERC en Cataluña, ni la Diada ni es que no nos entienden y es que la meseta esto y lo otro

así que no es la cosa de los dineros, de eso nada, no me lo creo, algo más hay, si es que vamos de frente, claro.

Los alemanes viven en lander, en una República Federal y se gestionan muchas cosas y muchos dineros ellos mismos, pero tú a un renano no le oirás decir nunca que es más renano que alemán y los bávaros los pantaloncitos y la cerveza, pero alemanes lo primero.

Así que cuentos los justos, si se quiere la independencia se quiere y se dice y si no ya más allá de este Estatut no hay nada que no sea cada uno por su lado.

Yo miedo a eso tengo cero y hablar claro sé también, lo que ni yo ni millones estamos dispuestos a soportar son los lloros y el victimismo continuo.

He dicho.

Puntuación 26
#40
Sobre la lengua
A Favor
En Contra

Todos los procesos nacionalistas han tenido en cuenta la importancia de la lengua. En la concepción romántica de Herder (1744-1803), estructurada en sus Ensayos sobre el origen del lenguaje (1772), la lengua no sólo es vehículo de las ideas, sino que contribuye a la formación del pensamiento. La comunidad lingüística da a un grupo de población una manera de pensar análoga y un patrimonio de conceptos comunes. Resulta fundamental como principio unificador, porque para llegar a ser nación hace falta que la etnia sea consciente de sí misma. Como las etnias se han mezclado a lo largo del tiempo y las lenguas se han confundido, la etnia habla una lengua ajena, por lo que hay que conseguir que la nacionalidad se edifique sobre una lengua propia. Así, en todo proceso de constitución de un espíritu nacionalista, será primordial la recuperación lingüística. Esto se hace, primero, a través del cultivo literario; después, del aprendizaje de la lengua y, más adelante, del sistema de enseñanza. El proceso terminará exigiendo la equiparación e incluso la primacía de la lengua local frente a la oficial del Estado.

La lengua será el valor refugio en la definición de las nacionalidades como etnias, sobre todo tras la Segunda Guerra Mundial, cuando, tras el horror del Holocausto, se quieran evitar las argumentaciones que hagan referencia a la raza como elemento diferencial.

Puntuación 18
#41
De las élites a las masas
A Favor
En Contra

Como describe con lucidez el politólogo checo actual Miroslav Hroch, todo movimiento nacionalista contemporáneo atraviesa por tres fases claras y definidas: un primer momento en el cual grupos de élite promueven una identidad cultural o folclórica, es decir, una suerte de búsqueda de la memoria de un pasado común (fase A); a la aparición de líderes que proponen una doctrina y una política nacionalista (fase B) y la participación, aceptación y apoyo por parte de las masas de esta idea nacionalista (fase C).

Se produce de esta manera una evolución desde una fase inicial de recopiladores del folclore popular (A), pasando por la aparición de ideólogos del nacionalismo (B), hasta el momento final en el que el renacimiento cultural se transforma en reivindicación de orden político (C).

Dicho de otro modo: las etapas A "“la del interés académico y exploración de la cultura de una nación- y B "“la de agitación nacionalista- están abocadas a concluir en la aparición de un movimiento político nacional y de masas. Por su parte los intelectuales no se limitan unicamente a etnografía e investigación del pasado, sino que promueven la conciencia nacional entre la población cuya cultura investigan. Existen multiples ejemplos de la aplicación de este manual a neonacionalistas, nos resultan hoy por hoy, más abundantes, próximos y hasta familiares.

Puntuación 18
#42
emigrante
A Favor
En Contra

España es un estado; la constitución del 78 debe cambiarse de manera que contemple la autodeterminación de las diferentes nacionalidades que lo integran. el federalismo es el conglomerado que aglutinara todas sus identidades estructurando un sistema eficaz de autogestión y solidaridad intranacional que nos llevara a la autosuficiencia y la solidez economica en los mercados internacionales.

Soy hijo y nieto de trabajadores castellanos, murcianos, andaluzes y catalanes, y mi descendencia ama España pero pertenece -como yo- al pueblo de Catalunya, lo cual me hace poseedor de una riqueza identitaria de dificil comprensión para aquellos compatriotas que solo pueden ser españoles, a los cuales rogaria mirasen sus raices culturales y ancestrales, tal vez descubririan que mas alla del mono hay un humanismo que pervive fiel a los principios linguisticos, tradicionales y culturales del territorio donde cohabita.

En el clan, el Barí§a y la sardana son accesorios simbolicos tradicionales dentro de nuestras prioridades, pues pertenecemos a la clase obrera y nos sentimos vinculados universalmente con todos aquellos -que como nosotros- tienen la misma condición social ya sean Alemanes (landers unilingues), vascos o gallegos.

Asi que ojito, Trabajadores, Catalans y si el estado o la republica se adviene; también Españoles

Puntuación -12
#43
Lluí­s
A Favor
En Contra

emigrante tú lo que eres es un paleto y perdona, sin ánimos de ofender, es la critica que puede sacarse de las tonterías que has pí¹esto que ni tu mismo entiendes, es patente en tu comentario

Puntuación 6
#44
emigrante
A Favor
En Contra

pues no soy paleta, soy albañil y sin complejos de chepa a los que aludes en tu comentario anterior, anda LLuis, ves a ver si encuentras a Esmeralda y que ella te explique que no ofende el que quiere sino el que puede

Puntuación -3
#45
al emigrante
A Favor
En Contra

"paleto" no es "paleta"

no insistas, ya me lo demostraste antes

un saludo y suerte.

Puntuación 2
#46
al Lluis
A Favor
En Contra

Nos vemos en Notre Dame, saludos paisano

Puntuación 0
#47
volem treballar
A Favor
En Contra

Yo solo se que de momento Sony cierra en Catalunya y un monton de gente a la calle y cada vez menos faena y que es muy cansado oir tanto del Estatut y nada del paro. La gente anestesiada es lo que les va bien a los politicos.

Puntuación 4
#48
30 años siendo mas indep
A Favor
En Contra

o cat hace autocritica y se desquita de su verdadero cancer estar cuestionando permanentemente a españa, ref permanentes a los fachas la guerra civil la tumba de lorca ...etc o lo unico q va a conocer van a ser mas autogob mas compet mas indep y mas paro mas fuga de empresas mas salidas de capital, algo q se ha demostrado q en 30 años no ha funcionado sino para hacer perder mas peso economico hasta cotas inimaginables, OS QUEDAN 2 OPCIONES LA VIA DE PORTUGAL O HACER AUTOCRICA, la primera via es la fuga de capital como esta sucediendo desde hace 30 años lento pero progresivo e irreversible ademas de paro y un pib q en 20 años se esta calculado sera la mitad de madrid... NACIONALISMO HA CAMBIADO COMPETENCIAS Y PORTRONAS POLITICAS POR PUJANZA ECONOMICA

Puntuación -2
#49
kkita
A Favor
En Contra

A la retahila de ignorantes nacionalistas españoles:

1.- Cataluña se hunde, como Baleares, porque el Estado le roba más del 10% de su riqueza cada año.

2.- La prosperidad madrileña se debe única y exclusivamente a que el Estado se gasta en Madrid, en concepto de Sericios centrales, (ver informe económico de 2009, pág. 210, del la web del ministerio de Economía) 50.000 millones de euros más al año que en Cataluña, a costa de la ruina financiera de 14 CC.AA. y 8.000 ayuntamientos. Es decir, Madrid recibe en total (contando las transferencia a la Comunidad Autónoma de Madrid) un ingreso medio del Estado equivalente a un superávit del 13% sobre su PIB.

Y 3.- El hundimiento del motor económico real de España, Cataluña, será el hundimiento de la Hacienda española, y del país entero. Si la España subvencionada, en particular la hipersubvencionada Madrid, no ha sido capaz de salir adelante por sí misma, mucho menos lo será teniendo que cargar con una Cataluña empobrecida.

El saqueo a los catalanes a favor de los insolidarios madrileños, que no sólo no pagan un céntimo sino que reciben muchísimo más (un 13%) de lo que aportan a España, será la ruina de España, y su consiguiente desaparición.

Puntuación 6
#50