Opinión

El sistema educativo: la paradoja

Debemos descartar que las nuevas tecnologías, por sí solas, vayan a revolucionar el mundo de la enseñanza, ni aquí ni en ninguna otra parte del mundo. No van a darnos las soluciones a las insuficiencias y carencias como las que describen los informes que periódicamente ponen la alarma sobre el nivel general de nuestros estudiantes.

Pero dicho esto, no tendría sentido si no añadiera que las soluciones debemos aportarlas el conjunto de la sociedad y, especialmente, los que de una u otra forma estamos implicados directamente en las tareas docentes. Necesitamos un cambio de modelo en profundidad. Ahora tenemos la gran oportunidad de llevarlo a cabo? con la ayuda de las nuevas tecnologías, aprovechando toda su potencialidad. Y es que, en definitiva, las nuevas tecnologías son el mejor pretexto de cambio y la mejor excusa para llevar a cabo un proyecto de innovación pedagógica en la escuela.

Cambio de modelo

El summit ItWorldEdu (ITWE 2008), celebrado recientemente en Barcelona, y que reunió por primera vez en España, en un mismo espacio de diálogo, a los sectores de las Nuevas Tecnologías y la Educación, puso de manifiesto, entre otras cosas, que las nuevas generaciones de niños y adolescentes de nuestro actual sistema educativo exigen un nuevo modelo de enseñanza-aprendizaje que esté a la altura de las necesidades reales de nuestra sociedad.

Debemos ser conscientes de que no es un cambio sencillo, porque no debemos caer en el error de suponer que bastará con llegar un día al aula, cambiar la pizarra de tiza por la pizarra digital interactiva y ya está, todo solucionado. No. El cambio necesario es mucho más profundo. Los jóvenes nos están pidiendo que nosotros, los adultos, seamos los que nos pongamos el chip y les demos también la oportunidad a ellos para participar en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Las tecnologías, aparte de ser potentes herramientas digitales, son y se presentan también como nuevos lenguajes de comunicación y relación, así como nuevos espacios de interacción social. Estas herramientas tecnológicas, estos nuevos lenguajes y estos nuevos espacios emergentes de interacción social son los más propios a esta generación de niños y adolescentes del siglo XXI. Y me temo que los profesores, formados en el siglo XX, ahí se han quedado, además, en un sistema que sigue teniendo sus raíces en el siglo XIX. Menuda paradoja.

Herramientas tecnológicas

Por eso, nos parece importante, de entrada, cambiar los modelos de formación y actualización profesional de los docentes. En las conclusiones del ITWE, se incide en algo esencial, de principio, para afrontar con éxito los cambios: estos modelos formativos deben estar más basados en el acompañamiento y la tutorización. Estamos de acuerdo en que esto permite centrar mucho más la atención, no en las herramientas tecnológicas, sino en los procesos metodológicos de cambio e innovación.

En España se han llevado a cabo experiencias -pocas, pero muy interesantes- en la aplicación de las Nuevas Tecnologías en la enseñanza. No me refiero a la instalación de aulas informáticas en los colegios. Eso, si me apuran, puede ser incluso anecdótico a estas alturas. Es mucho más que eso, es la verdadera inclusión de las TIC en todos los procesos de aprendizaje, en los que el alumno puede construir, comunicar, conectar, colaborar y compartir socialmente el conocimiento.

Nuestros estudiantes, desde los de parvulario hasta los universitarios pertenecen a generaciones que han nacido en la era digital y tienen una demostrada habilidad en el manejo de las herramientas tecnológicas. Y, casi lo más importante, esas herramientas aportan un alto nivel de motivación.

En nuestras manos está proporcionar un entorno en el que puedan desarrollar de manera efectiva toda esa potencialidad. Un entorno que requiere innovación pedagógica en profundidad, un cambio inteligente en el sistema que aproveche los instrumentos tecnológicos que hoy tenemos a nuestro alcance. Sin nuestra intervención nada será posible. Y eso ha sido así desde nuestros orígenes. Dos palos son sólo dos palos si nadie los frota para hacer fuego. Hoy, un ordenador es chatarra si no está conectado en red y nadie introduce información, la procesa, la emite y la recibe.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Eugeni
A Favor
En Contra

El mejor pretexto para cambiar el sistema educativo no debería ser otra cosa que la mirada interrogativa de nuestros hijos quando vuelven a casa y nos dicen que no les interessa, no les seduce, no les ilusiona... de todo lo demas.. de acuerdo... la tecnología abre espacio de juego... descubre nuevas posibilidades

Puntuación -1
#1
í€ngel Pérez
A Favor
En Contra

És un MITO !!!

La gran mayoria de los nativos digitales de mis aulas sólo saben usar el messenger y, con suerte, el facebook, muchas veces de forma temeraria y peligrosa para su privacidad e incluso integridad física y mental. Hacen búsquedas y se quedan con los dos o tres primeros impactos de 12.456.987 que les han salido (buena búsqueda, creen: han encontrado muchos) Como tienen una cultura bí sica mínima y por ende, poco criterio, se quedan con la web y respuesta más surealista.

Otro recurso que dominan es el "rincon del vago".

Seamos realistas !!!

Hay un gran potencial en las TIC-TAC, pero no volvamos a dar bandazos pera is a parar a ninguna parte.

Serenidad y objetividad, por favor.

Puntuación 1
#2