Todos

Conte dice que Italia no es un problema y contribuirá al crecimiento de Europa

Roma, 8 nov (EFE).- El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, afirmó hoy que "no existen motivos para cuestionar" las estimaciones de crecimiento y déficit para 2019 que ha realizado su Gobierno y dijo que "Italia no es un problema para la Eurozona y Unión Europea, sino que contribuirá al crecimiento de todo el continente".

Conte se expresó así después de que la Comisión Europea (CE) estimara hoy que el déficit público en Italia alcanzará el 2,9 % del producto interior bruto (PIB) en 2019 y el 3,1 % en 2020, y el crecimiento será del 1,2 % en 2019.

La Comisión rebajó así las proyecciones de Roma, que prevé un déficit del 2,4 % del PIB para 2019 y del 2,1 % en 2020, y un crecimiento del 1,5 % en 2019.

El primer ministro italiano opinó que las previsiones de la CE "infravaloran el impacto positivo de los presupuestos" italianos y de las reformas estructurales que el Ejecutivo, formado por el antisistema Movimiento Cinco Estrellas y la ultraderechista Liga, quiere implementar para fomentar el crecimiento.

"Seguimos adelante con nuestras estimaciones en las cuentas públicas sobre el crecimiento que aumentará y sobre la deuda y el déficit que disminuirán", argumentó.

A su juicio, "no existen motivos para cuestionar la validez y sostenibilidad" de las previsiones italianas y un escenario en el que se supere el déficit por encima del 2,4 % del PIB para 2019 o se rebaje el crecimiento desde el 1,5 % "es absolutamente improbable".

"El déficit disminuirá con el crecimiento y esto nos permitirá reducir la relación entre la deuda pública y el PIB al 130% en el próximo año y hasta el 126,7% en 2021", apuntó.

"Italia no es en absoluto un problema para la Eurozona y Unión Europea, sino que contribuirá al crecimiento de todo el continente", zanjó.

El ministro de Economía de Italia, Giovanni Tria, aseguró en un comunicado que las previsiones de la CE son fruto de un "análisis poco atento y parcial" del borrador de los Presupuestos.

Lamentó estas previsiones a pesar de la "marcha de las cuentas públicas italianas y de otras informaciones y aclaraciones proporcionadas por Italia", pero matizó que estas no influirán en el diálogo con Bruselas.

La CE rechazó a finales de octubre el borrador presupuestario presentado por Italia por considerar que incumplía el ajuste estructural exigido por Bruselas y dio de plazo hasta el 13 de noviembre para enviarle un nuevo documento.

El Ejecutivo italiano aún no ha dado una respuesta a esta petición.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin