Motor

BMW M4 CS: llega la versión más radical y aligerada con 550 CV bajo el capó

  • A diferencia de la pasada edición CSL limitada a 1.000 unidades que era biplaza, esta dispone de cuatro plazas

El nuevo M4 CS recuerda al CLS en apariencia y prestaciones, sin embargo, la mayor diferencia reside en su interior: pasa de 2 a 4 asientos y está pensado tanto para carretera como para circuito, te contamos todas las características que lo hacen único en su especie.

BMW ha liberado a la bestia, a través de fotos presenta al mundo su nuevo M4 CS pensado tanto para circuito como para carretera, con un chasis aligerado que sumado a un motor de 550 CV solo puede resultar en una cosa: diversión al volante.

El motor de seis cilindros y ocho velocidades se une en armonía con un cárter más rígido, una culata aligerada y un cigüeñal forjado para exprimir los 550CVa 6.250 rpm y los 650 Nm del par motor (de las 2.750 a las 5.950 rpm) y transmitirlos a las cuatro ruedas a través de la tracción M xDrive, pudiendo además modificar la transmisión M Steptronic según las necesidades del usuario al volante.

Sus especificaciones en cuanto a aceleración y velocidad asustan, pero para bien, pasa de 0-100 km/h en solo 3,4 segundos y de 0-200 km/h en 11,1 segundos, teniendo una velocidad máxima limitada electrónicamente a 302 km/h. Como modos de conducción, el conductor puede desconectar el control de estabilidad y bloquear la propulsión del eje trasero, sin embargo, también se puede optar por la tracción a las cuatro ruedas reservando mayor protagonismo a las ruedas traseras.

Gracias a la utilización de plástico reforzado con fibra de carbono perceptible tanto en interior como en exterior, se permite aligerar el peso total en 20 kg. Con elementos en polímero reforzado como el capó, las carcasas de los retrovisores o el alerón trasero además de los asientos entre otros, se logra esta reducción significativa en el M4 CS.

Entre las mejoras que caracterizan a esta nueva edición especial del M4, encontramos algunos como los ajustes de sonido en el motor que se asemejan más a los modelos de competición, donde los escapes dobles a cada lado son de punta redonda cromada y recubrimiento en negro mate. Los frenos M Compound llegan de serie, sin embargo también tiene disponibles los frenos cerámicos de carbono M, pudiendo personalizar el color de las pinzas, y las llantas de aleación ligera forjadas M son de 19 pulgadas delante y 20 detrás.

En cuanto a las diferencias de diseño las superficies en fibra de carbono expuesta así como la parrilla sin marco y con líneas de contorno en rojo brillante como delimitación, además de los iconos de los faros en amarillo como los modelos de carrera, otorgan al M4 CS una presencia y aspecto deportivo máximo.

En el interior el volante M en alcántara junto a los asientos de carbono M presiden un habitáculo donde la pantalla BMW Curved Display, se convierte en protagonista del salpicadero con dos pantallas separadas por un marco negro donde la del piloto es de 12,3 pulgadas y la central de 14,9. Además, el botón M situado junto al botón de arranque/ parada y la palanca de cambios permite acceder a los ajustes de motor, dirección y frenos además del sistema M Drive Professional (Equipado de serie) con opciones como el Drift Analyser o el M Laptimer para hacer registro de las vueltas a pista en circuito.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud