Motor

Un Daimler del siglo XIX

  • Está valorado en 300.000 euros

Hay coches muy exclusivos, vehículos fabricados en series muy limitadas o modelos casi únicos. Pero todavía hay un concepto aún más exclusivo en el mundo del automóvil, los vehículos de colección, coches históricos con un largo pedigrí en competición o en su vida real. Esa sí es exclusividad, son coches únicos que llegan con su historia bajo el capó.

Un buen ejemplo lo tenemos en la última subasta de la compañía británica Bonhams. En ella, los interesados pueden adquirir el modelo de Daimler más antiguo de los que se mantienen vivos.

Es un vehículo fabricado en 1897 y que todavía funciona perfectamente. Se trata del Daimler Twin-Cylinder 4HP Tonneau de 1897, que fue el segundo automóvil fabricado en la planta de Daimler en Coventry.

Se le mostró en primicia al entonces Príncipe de Gales, que posteriormente sería nombrado Rey como Eduardo VIII. Pero no le pareció una compra interesante. Fue entonces cuando su primer propietario se hizo con este vehículo, el Coronel Arthur Mulliner, de la familia de los legendarios carroceros británicos.

Su primo Henry (H. J.) era ya entonces muy famoso por crear impresionantes carrocerías a medida para los vehículos de las marcas británicas Rolls-Royce y Bentley. Juntos, la pareja de los primos Mulliner participó en la carrera inaugural del Automóvil Club de Gran Bretaña en el Pall Mall de Londres con este coche.

Este Daimler está vestido con una carrocería Mulliner Tonneau hecha a medida. No se conoce la historia completa del coche desde que lo compró el Coronel, pero sí hay un dato histórico importante: el automóvil se devolvió a la fábrica alrededor de 1900 para actualizarlo, incluida una nueva dirección de timón y la suspensión delantera. Y se cree que fue entonces cuando los carroceros de Mulliner instalaron dicha carrocería.

Puesto de conducción sin volante en el Daimler más antiguo que se conserva

Este Daimler es un participante habitual de la carrera de vehículos clásicos más famosa de Reino Unido, la conocida como London to Brighton que organiza el Veteran Car Runs. Se trata del evento automovilístico más antiguo del mundo. El debut de este Daimler fue en la Carrera de Conmemoración de 1897, un año después de la Carrera de Emancipación que celebró el aumento del límite de velocidad de 4 mph a 14 mph. Después de eso ha participado en más de 50 ediciones de esta reunión London to Brighton.

Este vehículo tan especial fue cambiando de manos hasta que en 1952 llegó a ser propiedad de un coleccionista quien supervisó una restauración total del automóvil, antes de conducirlo a Brighton en la carrera de ese año. Dos décadas más tarde, este Daimler fue el que dirigió la caravana Drive Into Europe, en Bruselas, para celebrar la entrada del Reino Unido en el Mercado Común.

Este Daimler Twin-Cylinder de 1897 se ha mantenido como propiedad de la misma familia, ha ido pasando de padres a hijos, durante 72 años. Y ahora es cuando por primera vez en este tiempo han decidido ponerlo a la venta en este subasta.

Lo más curioso es que este coche, con una increíble historia en sus ruedas y con el título del segundo vehículo fabricado por Daimler en su historia -el más antiguo que se mantiene vivo-, tiene un valor estimado de entre 225.000 y 275.000 libras esterlinas. Desde luego, no corre mucho, no es muy confortable, pero es la historia del automóvil en estado puro. Y todo por unos 300.000 euros, menos de lo que cuesta un coche de serie como el Ferrari Purosangue, por ejemplo.

Otro de los vehículos disponibles es el Peugeot Tipo 15 8HP Twin-Cylinder Double Phaeton fabricado en 1898, cuyo precio supera los 350.000 euros. Fue un coche muy avanzado para su época. El modelo de Peugeot ofrecía transmisión de cuatro velocidades más marcha atrás, además de una forma bastante primitiva de control de crucero.

Peugeot Tipo 15 8HP Twin-Cyllinder

Esta unidad fue objeto de una completa restauración por parte del especialista Smallbone and Sons en la década de 1990. Posteriormente participó en el centenario de Veteran Car Run y ha participado en varias ediciones de la London to Brigton.

Además de estos dos impresionantes vehículos, con más de 120 años de edad, en la subasta se ofrecen otros modelos centenarios. Uno de ellos es el Lancia Theta Sports Tourer de 1917, con un valor estimado de más de 150.000 euros. Es una de las 19 unidades supervivientes del modelo, que fue originalmente importado como un chasis por el Ministerio de Guerra del Reino Unido. Muchos de estos vehículos se utilizaron para montar cañones antiaéreos. Esta unidad fue restaurada en la década de los noventa.

También se ofrece un Stanley EX de 1907, cuya principal novedad es que es un vehículo con motor de vapor y cuyo precio es de 110.000 euros. Fabricados por los gemelos estadounidenses Stanley, estos vehículos fueron considerados los principales vaporizadores. Contaban con una reputación de rendimiento, diseño de alta tecnología y destreza en ingeniería. Esta unidad fue propiedad de una misma familia durante 87 años, pasando por tres generaciones, y fue objeto de una importante restauración en la década de 1990.

Igualmente se ofrece un Humber Olympia Tandem Forecar de 1903, un extraño vehículo, precursor de las motos con sidecar, que funciona perfectamente cuyo precio es de unos 35.000 euros. Este es uno de los más antiguos que se mantienen vivos de la marca que antes de pasarse a las motos era un fabricante de bicicletas. Es uno de los Humber más antiguos y fue restaurado en el año 2000.

Humber Olympia, el precursor de las motos con sidecar

Subastas de Bonhams

La firma británica se ha convertido en uno de los grandes especialistas en lo que a coches clásicos se refiere. Tienen una gran experiencia en este mundillo del motor, cada año organizan más de diez grandes subastas.

Son buenos especialistas en las operaciones con Aston Martin, Bugatti o Ferrari y las principales marcas de lujo. Pero también se mueven en coches muy antiguos, previos al siglo XX, como los que se subastan ahora.

En una subasta previa de Bonhams celebrada en marzo, un impresionante Hispano Suiza H6B Torpedo de 1921, eso sí, pendiente de una profunda restauración, superó la barrera de los 400.000 euros, una cifra similar a la conseguida por un Panhard & Levassor de 1902 se adjudicó por 379.000 euros.

Y en 2021 se pagó la cifra de 2,24 millones de euros por un Bugatti EB 110 Super Sport, fabricado en 1994. Su precio está solo en función de su exclusividad.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments