Motor

Conducimos el Renault Austral, un SUV híbrido muy interesante

  • Contará con cuatro mecánicas híbridas de gasolina de 140 a 200 CV
  • La gama comienza a partir de 30.900 euros, disponible en noviembre
  • Fabricado en España, releva al veterano Kadjar

Mucho más moderno y tecnológico, el nuevo Renault Austral –sustituto del Kadjar- cuenta con una nueva plataforma, motores híbridos de hasta 200 CV de potencia y una agilidad sorprendente.

Uno de los segmentos de mercado más importantes en España, el de los vehículos SUV compactos, se ve enriquecido con la llegada del nuevo Renault Austral, un moderno SUV de tracción delantera, que se ve apoyado por un sistema híbrido eléctrico autorrecargable, sin necesidad de conexión a la red eléctrica. Aunque no cuenta con sistema de tracción a las cuatro ruedas, dispone de una altura libre al suelo de 18 cm, lo que le permite ciertas aptitudes para circular fuera de carretera.

Fácil de conducir y muy ligero, el Renault Austral se convierte en un duro rival en el segmento.

Estrena plataforma CMF-CD, la misma que emplea el Nissan Qashqai, con 2.667 mm de distancia entre ejes, aunque está previsto que el Austral cuente más adelante con una gama de tres carrocerías: esta SUV de 4,50m de largo, 1,84 de ancho y 1,64 de alto; otra carrocería más larga con capacidad para siete ocupantes, y otra coupé de aspecto más deportivo.

Esto le permite incorporar diferentes niveles de electrificación, aunque inicialmente contará con motores de gasolina de cuatro cilindros, de 1.3 litros microhíbridos con sistema de 12 voltios y potencias de 140 y 160 CV y también contempla un sistema híbrido con un motor térmico 1.2 de tres cilindros, de 130 CV, asociado a motores eléctricos de 50 kW y 25 kW y a una batería de 2 kWh de capacidad, con lo que la potencia total conjunta alcanza los 160 o 200 CV.

Con solo 4,50 m de longitud, ofrece amplias cotas interiores y buen maletero.

Muy moderno

El interior del Austral sigue las pautas iniciadas con la versión 100% eléctrica del Mégane, es decir, un interior espacioso en el que destaca la posición de la palanca de cambios, situada en la caña de la dirección, que libera mucho espacio en la consola central. Cuenta una pantalla digital de alta resolución en el cuadro de instrumentos, configurable, además de otra central de 12 pulgadas para la navegación con Google Maps, manejo del sistema de sonido y otras informaciones relevantes.

Puesto de conducción amplio y cómodo, con buena instrumentación.

En materia de seguridad y asistencia a la conducción, destaca por la cantidad de funcionalidades disponibles, con hasta 32 dispositivos de ayuda a la conducción, actualizables a través de la nube.

Los mandos e instrumentos son ya conocidos de otros modelos de la marca, pero ofrecen buen tacto y precisión; cuenta con mucho espacio para dejar cosas y el manejo en general es muy intuitivo.

Interior práctico y espacioso en el Renault Austral.

Una de las ventajas de este modelo es que permite que la segunda fila de asientos sea deslizante hasta 16 cm, con lo que el maletero puede variar entre 500 y 575 litros, dependiendo de la posición de los asientos traseros, aunque si plegamos los respaldos traseros se puede llegar hasta un total de 1.455 litros. Es cierto que no hay mucha altura hasta la bandeja, si bien dispone de un doble fondo con hueco para llevar algunos objetos de poco uso.

Todos híbridos

A diferencia de su antecesor, la gama inicial contempla cuatro opciones mecánicas hibridadas de gasolina. Arranca con el Mild Hybrid de 140 CV con cambio manual de seis marchas o con cambio automático de siete relaciones. Se encuentra asociado a un motor/generador eléctrico de 12 voltios y a una pequeña batería de apoyo de 150 Wh.

El suelo del maletero no queda completamente plano al abatir los respaldos traseros.

La variante Mild Hybrid 160 anuncia 158 CV de potencia y sólo estará disponible con caja automática de siete marchas a mediados del próximo año. Homologa un consumo medio de 6,2 l/100 km y sus prestaciones son superiores, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos.

Por su parte, la versión E-Tech Full Hybrid 200 se posiciona como la más potente de la gama, con 200 CV de potencia. Emplea un motor de gasolina tricilíndrico 1.2 turbo de 130 CV, y promete 200 CV gracias al apoyo de otro eléctrico de 50 CV, así como un segundo motor eléctrico de otros 25 CV en el eje trasero que también ayuda a mover las ruedas posteriores hasta 5º en sentido contrario al giro de las delanteras. Este dispositivo, denominado "4Control" permite facilitar las maniobras y aumentar la agilidad en carretera. Se pueden elegir hasta trece niveles de actuación de giro de las ruedas posteriores a través de la pantalla de configuración en el modo Perso.

Llantas de 20 pulgadas con neumáticos de perfil bajo en las versiones tope de gama.

El sistema híbrido con propulsión asistida permite arrancar en modo eléctrico y puede sumarse el otro motor –arranque/generador- en algunas situaciones. Incluso puede moverse en modo exclusivamente eléctrico en desplazamientos urbanos o en carretera durante pequeños intervalos de tiempo sin que arranque el motor de combustión. La batería se recarga de forma rápida en cuanto se produce una deceleración o bien cuando actuamos sobre las levas del volante, que disponen de cuatro niveles de regeneración, aunque no cuenta con modo B que permita un mayor nivel de frenada regenerativa.

El selector de marcha, en la columna de dirección, resulta cómodo y no resta espacio en la consola.

Tiene también un cambio automático multimodo con 15 leyes de funcionamiento, y anuncia brillantes prestaciones, con un 0 a 100 km/h en 8,4 segundos, mientras que las cifras de consumo homologadas se mantienen en solo 4,6 l/100 km, es decir, 1,5 l/100 menos que las versiones menos potentes de la gama.

Potente y ágil

Solo hemos tenido la oportunidad de probar la variante E-Tech Full Hybrid en acabado tope Iconic y con paquete Esprit Alpine, con dirección 4Control Advanced, opcional, por 1.240 euros. Esta opción implica la incorporación de una suspensión trasera multibrazo muy eficaz y una dirección más rápida, con 2,2 vueltas de volante.

Cuando se circula a partir de 60 km/h las ruedas posteriores no giran en dirección contraria a las delanteras, sino en el mismo sentido, para facilitar la trayectoria en curvas o realizar rápidos cambios de carril. Este sistema tiene una configuración específica para los modos de conducción Eco, Sport, Perso y Comfort, si bien por defecto siempre arranca en modo Comfort con menos grado de giro.

Espectacular capacidad de giro, con un diámetro de apenas 10 metros.

El buen trabajo de las suspensiones proporciona un grado de confort muy elevado en cualquier tipo de trazado y contribuye a generar confianza, si bien es cierto que el giro de las ruedas posteriores requiere un breve periodo de adaptación hasta que nos acostumbramos a ese elevado nivel de agilidad, muy superior al de otros modelos de su categoría.

Se muestra muy suave en su funcionamiento, aunque hay situaciones en las que no tenemos control sobre la actuación del motor y el cambio, pues se produce un escalonamiento de la entrega de potencia sobre la que no podemos actuar, ya que el uso de las levas no ejerce sobre la caja de cambios sino sobre el sistema de regeneración eléctrica.

Una gama muy completa

La gama arranca en 30.900 euros de la versión Mild Hybrid 140 Equilibre, a la que habría que sumar 2.000 euros más si optamos por la caja de cambios automática. En un acabado superior, Techno, alcanza los 33.400 euros con caja manual y 1.000 euros más con cambio automático. Para el Mild Hybrid 160, que solo está disponible con cambio automático en acabado Techno Esprit Alpine, el precio alcanza los 37.400 euros.

Si optamos por la variante E-Tech Full Hybrid 200 tenemos disponibles cuatro niveles de acabado: Techno, que cuesta 39.600 euros; Techno Esprit Alpine, 40.600 euros; Iconic, 42.600 euros, e Iconic Esprit Alpine, 43.600 euros, como tope de gama. Para esta versión está disponible un plan de financiación multiopción de 299 euros mensuales a 36 meses o 60.000 km con una entrada inicial de 10.682 euros.

Como opciones disponibles, además de las pinturas metalizadas o especiales y los packs, se ofrece el sistema 4Control, por 1.240 euros, el equipo de sonido Harman Kardon, por 702 euros, el parabrisas calefactable eléctrico, por 140 euros o el cargador inalámbrico para el teléfono, por 124 euros adicionales.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

David
A Favor
En Contra

"promete 200 CV gracias al apoyo de otro eléctrico de 50 CV, así como un segundo motor eléctrico de otros 25 CV en el eje trasero"

esto se dice en la noticia, no es cierto, el segundo motor electrico no esta en el eje trasero, esta al lado del motor de combustion y entrega la potencia tambien en el eje delantero.

Puntuación 0
#1