Bolsa, mercados y cotizaciones

Rollán: El decreto del juego no supondrá el apocalipsis para el sector

Madrid, 12 mar (EFE).- El vicepresidente del Gobierno regional, Pedro Rollán, ha señalado este martes que el decreto de regulación del sector del juego que el Ejecutivo madrileño prevé aprobar en las próximas semanas, no supondrá el "apocalipsis" para esta actividad.

En la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, Rollán ha respondido a las críticas del Consejo Empresarial del Juego (Cejuego) y de la Asociación Española de Empresarios de Salones de Juego y Recreativos (Anesar) sobre el decreto, que han tildado de "oportunista" y "electoralista" y han advertido de que podría provocar el cierre de más de 200 locales.

Rollán ha destacado que esto no obedece a "una cuestión electoralista", sino a "una profunda reflexión" que se ha efectuado desde la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda.

La distancia mínima de 100 metros entre los centros escolares y los salones de juego y las casas de apuestas, que pretende fijar la Comunidad de Madrid, no es "abusiva", sino que está en consonancia con lo que se está tramitando en otras "muchas" regiones españolas, ha apuntado el también portavoz del Ejecutivo autonómico.

Por ello, ha estimado que es "muy precipitado" por parte del sector adelantar el "apocalipsis", al tiempo que les ha instado a esperar a la aprobación y tramitación del decreto para determinar cuál es su impacto.

Para el Gobierno madrileño, ha subrayado, "hay un impacto que está por encima de cualquier otro", que es preservar "una serie de garantías mínimas para que los menores de edad no accedan" a los salones de juego y casas de apuestas.

Para ello, ha precisado, será necesario "un control presencial" y no servirá ningún medio telemático o cualquier otro tipo de recurso que se haya podido presentar desde el sector.

"Es importante no solamente respetar esas distancias mínimas, sino que los menores no puedan acceder" a estas instalaciones y "la única manera que da la confianza suficiente al Gobierno regional para que los menores de edad no accedan este tipo de establecimientos es con un control presencial", ha insistido.

Al ser preguntado por la propuesta de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (FAPA) Francisco Giner de los Ríos de establecer una distancia mínima de 800 metros entre los centros educativos y los salones de juego y las casas de apuestas, Rollán ha opinado que esa distancia es "muy abultada" e imposibilitaría la instalación de estas empresas en el casco urbano de la ciudad, teniendo en cuenta el número de colegios que hay en Madrid.

El también consejero de Presidencia ha indicado que, con una distancia de 800 metros, habría que irse "casi a los Picos de Europa" para contar con un establecimiento de estas características.

Ha recalcado que hay "un término medio" entre 100 y 800 metros y será serán los técnicos de la Consejería de Economía los que determinen, analicen y estudien cuál es la distancia más adecuada.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin